Novak Djokovic, ¿héroe o villano?

Fotomontaje
Fotomontaje

Desde la Federación navarra de tenis han querido pulsar la opinión del “tenis foral” sobre este tema con la opinión de un grupo en el que se insertan, entre otros, jugadores y jugadoras, técnicos y técnicas y algún que otro “ilustre veterano”

Novak Djokovic, ¿héroe o villano?

Entre el 17 y el 30 de enero se va a disputar en las pistas de Melbourne Park, el primer torneo del Gran Slam de esta temporada: el Abierto de Australia, un torneo marcado de nuevo por la pandemia y que da el pistoletazo de salida a la nueva temporada tenística.

Este año, por si su atractivo no fuera suficiente por la enorme calidad de todos los tenistas presentes en sus cuadros, se ha añadido una cuestión extradeportiva que ahora mismo está en boca de todos: la situación del Número 1 del Ranking de la ATP, Novak Djokovic.

El fenomenal jugador serbio mantiene una peculiar relación con las vacunas, tanto que si se ha vacunado o no, es un secreto comparable a la fórmula de la Coca Cola o la llegada del hombre a la luna.

“Nole” llegó a Australia tras recibir una exención médica. Pero, las autoridades fronterizas de ese país le negaron la entrada por el error en el visado, que no cumple con los requisitos necesarios para la exención de la vacunación contra la Covid. Por lo cual, su deportación parecía prácticamente un hecho, pero su caterva de abogados logró pararla y estaba entrenando con vistas a participar en el torneo y como si nada hubiera pasado.

Hoy nos hemos enterado que el “caso Nole” ha dado otro giro pues el tenista serbio se enfrenta de nuevo a una posible deportación en Australia tras la decisión del ministro Alex Hawke de retirarle su visado por motivos de salud.

Nosotros hemos querido pulsar la opinión del “tenis foral” sobre este tema y requerimos la opinión de un grupo en el que se insertan, entre otros, jugadores y jugadoras, técnicos y técnicas y algún que otro “ilustre veterano”.

Comenzamos este repaso con las palabras de Antonio Prat Barasoain, Presidente de la Federación Navarra de Tenis

"Djokovic es actualmente el tenista número uno del Mundo y posiblemente, al menos así lo consideran muchos, uno de los mejores de la historia, me encantaría como a la mayoría de aficionados al tenis, verle jugar el próximo Open de Australia. Dicho esto, es muy difícil justificar una excepción a Djokovic para entrar en Australia sin “pasaporte Covid”, con la que está cayendo.

No voy a entrar a valorar si la normativa de un país es o no la adecuada. Ya me cuesta en mi casa y mi entorno decidir qué es mejor en cada momento en esta situación tan compleja.

Djokovic ha tomado una decisión: presentar un certificado que le exime de vacunación. Las autoridades australianas no lo han considerado suficiente para entregarle el visado de entrada sin certificado de vacunación. Los países están tomando medidas excepcionales para intentar controlar una pandemia devastadora. Solamente desde ciertas posiciones políticas, “anti-vacunas” o muy hooligans de Djokovic -todas ellas seguramente con muchas razones y argumentos- se entiende la exigencia de visado para Novak. Es Djokovic quien ha tomado la decisión de no vacunarse, de no entrar por la puerta grande a Australia y de posiblemente, privarnos de su tenis".

María Garai (Directora de la Escuela de Tenis del club Tenis Pamplona)

"Sobre este tema pienso igual que Rafa Nadal. Las normas son para todos las mismas y si no te vacunas y la norma de un país que ha sido ejemplar con este tema, es que tienes que vacunarte… tú decides. Si no lo quieres hacer, pues no entras. 

Hay que ser más humilde y bajar al mundo de los humanos. Nadie es imprescindible en esta vida incluido Novak Djokovic. Si no juega entrará otro en su lugar. Solamente depende de él. Además su padre y su madre están actuando muy mal. No le ayudan haciendo tanto 'circo'."

Lucía Ibarrola Asenjo (Número 1 del Ránking Navarro Femenino)

"Todavía sin saber si le van a permitir participar o no, creo que con la ausencia de Djokovic del Open de Australia saldríamos todos perdiendo.  Personalmente, Novak es uno de mis jugadores favoritos y me daría mucha pena que no pudiese defender el título. Si no le dan la razón, me parece correcto que no pueda participar en el torneo, aun siendo el número 1 del mundo y con toda la expectación que levanta. Las normas son iguales para todos. Además, en ese caso, su negativa a vacunarse sería más grave porque es un ídolo mundial para millones de personas con una enorme influencia y el mensaje que transmite, en mi opinión, no es el correcto.Sin embargo, si su motivo de exención para la vacunación es aceptado y le permiten participar, me veré muy contenta y disfrutaré muchísimo viéndole jugar."

José Mª Sexmilo (Entrenador de Tenis)

"Creo que se está hablando demasiado de un tema que no admite discusión y que debía haberse solucionado en el minuto uno. Es más, me parece que sobra en las páginas deportivas porque es un tema político y social, si bien el protagonista es un deportista de élite. Djokovic ya sabe lo que hay y el tema no admite discusión: o te vacunas o tienes cerradas las puertas en muchos ámbitos del mundo, entre ellos las competiciones de tenis del calibre del Open de Australia.

Lo que tampoco admite discusión es que cada uno puede hacer lo que quiera: vacunarse o no. El serbio ha elegido una opción y debe ceñirse a las consecuencias que eso puede acarrear. Ahora bien, si como parece, este hombre entiende que por ser quien es puede hacer lo que le dé la gana, pues se encuentra con lo que se encuentra.

Djokovic y todos los tenistas que juegan el Circuito saben que éste tiene limitaciones. Por ejemplo, deben saber algunas características del país donde juegan porque hay expresiones que pueden ser objeto de sanción si se dicen en la pista, y se arriesgan a que les metan un warning y una sanción económica. Como deben saber que los logos publicitarios de la ropa de competición no puede exceder unas medidas reflejadas en los reglamentos nacionales e internacionales, y que si exceden y el jugador se niega a cambiarse, el Juez Árbitro puede y debe descalificarle. Y, por ejemplo, saben que a Wimbledon hay que acudir a participar con indumentaria blanca, porque sin ese requisito no se puede salir a ninguna de las pistas de competición. Éstas son cosas que las conocen todos y que nadie discute.

Conclusión: que este tipo admita todo lo anterior y que no quiera admitir que no puede jugar por no estar vacunado, con el riesgo que comporta para el resto de jugadores, me parece de lo más estúpido e insolidario. Luego está lo del circo que han organizado en su casa de Serbia, pero eso ya es otro tema…".

Idoia Garai

"Simplemente expresar lo que comenta todo el mundo. Djokovic, como buen profesional, sabe de antemano todas las normas y condiciones de todos los torneos. Si no las ha querido cumplir, que se atenga a las consecuencias. Novak ya sabe lo que tiene que hacer para poder jugar y no lo ha hecho. Una pena".

Leyre Ahechu (jugadora de 16 años, número 3 del ranking navarro absoluto femenino)

"Para mí, Djokovic es libre de tomar sus propias decisiones y si no se quiere vacunar, no se le puede obligar. Sin embargo, en mi opinión, tiene que ser consecuente y aceptar que las normas son iguales para todos. Yo pienso que no se le debería dejar jugar.

En mi vida, el tenis ocupa un lugar muy importante pero en la situación actual de pandemia mundial, creo que la vida de las personas está por encima del tenis. Yo, como dice Rafa Nadal, me fío de los médicos y científicos y si dicen que lo mejor es vacunarse, por el bien de todos, pues confío en ellos. 

Por último, Djokovic es un ídolo para muchos jóvenes que jugamos al tenis y tiene más responsabilidad que una persona cualquiera, y pienso que su decisión personal de no vacunarse, no solo le afecta a él, ya que puede influir a estos jóvenes para no vacunarse".

Jon Lertxundi (Entrenador nacional y Director de la Escuela de Tenis de la AD San Juan)

"Independientemente de cómo termine el asunto, me parece bochornoso el “caso Djokovic” por parte del jugador. Djokovic tiene la libertad como todos de vacunarse o no (eso está claro y fuera de toda duda) pero tiene que saber que su decisión acarrea una serie de consecuencias y aquí en mi opinión no lo está haciendo bien. Con la situación global que hay en estos momentos con la pandemia creo que debería “sensibilizarse” con la situación y dar ejemplo como personaje público que es (esto no implica que deba vacunarse, pero si aceptar las consecuencias de su decisión).

Por otra parte las autoridades australianas no han hilado muy fino que digamos. Por una parte la Organización del Open de Australia lógicamente quiere contar con el número 1 del mundo (Federer lesionado, Nadal volviendo de una lesión). Para el prestigio del torneo, sponsors, televisión, etc… El torneo es mucho más atractivo con Djokovic que sin él, pero no se puede saltar las leyes del país por mucho que quieran que juegue, y aquí está el lío, la organización le da el visto bueno, pero no el gobierno de Australia (hay que recordad que en Melbourne llevan 2 años sin poder recibir visitas de familiares por la Covid).

Luego está el padre de Djokovic, comparándolo con Jesucristo… Termine como termine el asunto, creo que el gran perjudicado es el propio Djokovic, tiene que ser consciente que es el número 1 del mundo, pero eso no le debería otorgar ningún plus como persona".

Kintxo Ancín (jugador del Club Tenis Pamplona)

"Lo único que espero es que estén aplicando exactamente las mismas condiciones para Djokovic que para cualquier otro ciudadano. Y en cualquier caso, sí me sorprende que sus asesores y la propia Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), no hubieran tenido claros previamente los requisitos y la comprobación de que se cumplían, antes de viajar y montar este esperpento mediático".

Iker Aguirre (Entrenador nacional miembro del Staff de Ipartenis)

"Tal y como está el tema, es difícil opinar y no quedar retratado unos días después. Estamos leyendo todo tipo de burradas, llevando el debate a la culpabilidad de las personas que deciden no vacunarse. Unos lo culpan y otros lo idolatran, a mí no me pillan ni en un lado ni en el otro.  Mi opinión es que el odio te hace estúpido, y esto es lo que están generando algunas personas que se atreven a escribir sobre este tema. 

¿Se puede jugar el Open de Australia sin estar vacunado? ¿De quién depende esta decisión? De Novak Djokovic seguro que no.  Todavía quedan muchas cosas por aclarar, veremos qué pasa finalmente. Ni el Open de Australia ni el Gobierno Australiano han sabido resolver esta situación sin pasar por los tribunales, esto es quizás lo más vergonzoso del asunto. Política y Deporte, en un mismo contexto, siempre han demostrado ser un fracaso. 

Si Djokovic cumple con los requisitos y no ha engañado a nadie, todos mis respetos. De lo contrario, que tenga las consecuencias justas por incumplir las normas.  Seguiré respetando a este jugador por hacer lo que hace en beneficio de nuestro deporte, pero será difícil justificar su postura en este caso".

Alberto Sanz (jugador del Club Tenis Pamplona)

"Caso Novak: malo para todos… Me gustaría plasmar dos ideas. La primera es que lo que está sucediendo es malo para todas las partes, para el jugador, para su entorno (qué poco está ayudando), para el torneo, el país, el tenis profesional y los aficionados.  La segunda es que Novak no es tan malo como nos lo quieren pintar, no parece ser tan perfecto como Rafa y Roger, tiene pinta de ser más humano que ellos fuera de la pista y tener debilidades. Dentro de la cancha la cosa no es igual.

El jugador tiene ahora un problema y una nueva legión de aficionados que ya no lo quieren o que le quieren aún menos. El torneo está generando noticias de las que no le benefician y está en medio de la polémica.  Australia estaba muy tranquila con sus medidas hasta que ha saltado este caso, mala imagen y encima, haga lo que haga, casi va a estar mal. Ha habido tantos permisos y cancelaciones que no es serio. El tenis profesional vive de la competición, de acercarnos a héroes y heroínas para que nos muestren su talento con la raqueta, esto son chismes y problemas… malo…Y en último lugar los aficionados, los que queremos verles disfrutar jugando y sacando su mejor tenis y esto no hace más que desmotivarnos. Ojalá termine pronto, en mi opinión termine como termine ya lo hará de mala manera. Estas cosas hay que solucionar antes. ¿De quién es la culpa? No lo sé, ya he dicho que no he leído a fondo.

Djokovic no es Nadal ni Federer. Y no pasa nada. En España ha caído mal desde hace años porque no gustaba su humor imitando a Rafa. Además empezó a ganarle. Mala mezcla. No sé si fue antes el huevo o la gallina.  Como he dicho esta situación perjudica al tenista. No estoy en su entorno para decir qué ha pasado. Pero trato de saber qué haría yo y creo que me habría vuelto loco. Había llegado su momento de pasar como un misil a Rafa y Roger en los Grand Slam. Podía acercarse a las leyendas del tenis femenino como Graft (22 Grand Slams), Williams (23) y  Court (24). Lo iba a hacer, y entonces empieza la pandemia. Pero consigue recuperar el ritmo e iba camino del Golden Slam, pero entonces se le tuerce y todo se va al garete. ¿Le pudo la presión y le penalizó hablar? No lo sé, pero desde lejos creo que fue determinante. Iba a ser el mejor en la carrera masculina y ahora todo está en el aire. El caso Djokovic lo empaña todo, además, esto le perseguirá siempre. Para terminar aviso para los “anti – Novak”, me temo que volverá a raquetazo limpio con ganas de venganza y de ser el mejor de los chicos. Ojalá me equivoque y sea Rafa el que gane la carrera".

Álvaro Fernández (jugador del Club Tenis Pamplona)

"Por lo que he podido leer todos los jugadores sabían desde el mes de noviembre que para poder entrar en Australia debían tener administradas las vacunas o una exención médica, que en teoría la tenía Djokovic al ser positivo por Covid el pasado día 16 de diciembre.  

No entiendo porque razón lo detienen si en “teoría” estaba todo correcto. 

Ahora parece que están investigando si es cierto el positivo del día 16, hay fotos en redes sociales los días 17 y 18, y luego que también puso que no había viajado a ningún país los 14 días previos y hay imágenes en Marbella… 

Vamos, que algo falla… esperemos que se resuelva pronto de una manera o de otra, pero que sean claros. 

Nadie está por encima de nadie por más que se llame Djokovic, y que las normas aunque él no las comparta, hay que cumplirlas".

Novak Djokovic, ¿héroe o villano?