BALONMANO FEMENINO

Las 'guerreras' del Beti Onak, recibidas con honores en el Palacio de Navarra

Foto: la presidenta, con el equipo y resto de autoridades.
Foto: la presidenta, con el equipo y resto de autoridades.

En su intervención, la Presidenta ha agradecido al equipo “devolver a Navarra a la élite del balonmano femenino, logro que se ha realizado sin perder un solo partido”

Las 'guerreras' del Beti Onak, recibidas con honores en el Palacio de Navarra

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha presidido esta tarde la recepción institucional del Gobierno de Navarra al Gurpea Beti Onak con la que el Ejecutivo foral  ha felicitado al equipo por su ascenso, por primera vez, a la máxima categoría del balonmano femenino, la Liga Guerreras Iberdrola, después de obtener la plaza en el play off disputado este pasado fin de semana en Lanzarote.

En su intervención, la presidenta ha agradecido al equipo “devolver a Navarra a la élite del balonmano femenino, logro que se ha realizado sin perder un solo partido”

Al acto, que ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, han acudido la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola; y el director gerente del Instituto Navarro del Deporte (IND), Miguel Pozueta. Por parte del Gurpea Beti Onak han acudido el presidente del Club Deportivo Beti Onak, Marino Oscoz; así como la directiva, las jugadoras y la plantilla técnica. Además, han participado el presidente de la Federación Navarra de Balonmano, Andrés Garde; y el gerente de la Fundación Miguel Induráin, Ernesto Modrego.

Tras la intervención de la presidenta Chivite, ha hablado la capitana del equipo, Olaia Luzuriaga, que ha mostrado “el orgullo de todo el equipo por llevar el balonmano navarro a lo más alto, y por ser un referente para niñas y niños de este maravilloso deporte. Seguiremos trabajando para seguir soñando”.

El acto ha finalizado con la entrega por parte de la presidenta de una placa de reconocimiento por el ascenso del equipo villavés. Por su parte, el equipo ha hecho entrega a María Chivite de una camiseta del club con su nombre.

Intervención de la presidenta

La presidenta Chivite ha destacado la calidad humana y deportiva de las jugadoras, a las que “toda Navarra os miramos con admiración pero además, las nuevas generaciones, las canteras, quienes tendrán que tomar el relevo en unos años, se fijan especialmente en vosotras porque sois un ejemplo a seguir”.

Por lo que respecta al deporte femenino, María Chivite ha subrayado que “hace tiempo ya que se reivindica y se visibiliza no por serlo, sino porque las mujeres deportistas navarras, en las distintas disciplinas, estáis demostrando capacidad, talento y trabajo”. En este sentido, ha resaltado también que “me siento especialmente orgullosa de que las mujeres estemos en todos los espacios, y el reto es que con los mismos derechos, oportunidades y reconocimiento. Es lo justo y seguiremos trabajando para que así sea”.

María Chivite también ha agradecido a la Federación Navarra de Balonmano por “apostar por el balonmano femenino y por la cantera”, así como a las empresas patrocinadoras que apoyan el proyecto y “que serán muy necesarias la próxima temporada”.

Invictas

El Gurpea Beti Onak femenino toma el relevo a dos históricos de la Comunidad Foral que han competido en la máxima categoría del balonmano estatal, el Itxako de Estella-Lizarra (hace 9 temporadas estaba en División de Honor femenina), y el Oberena de Pamplona / Iruña, que militó en la máxima categoría en los años finales del pasado siglo XX (temporadas de 1995 a 1998).

Además, las mujeres de Villava lo han hecho a lo grande, al haberse impuesto en dos de los tres partidos de la fase de ascenso y haber empatado el tercero. Los resultados con los que ha sellado su pase a la División de Oro, la Liga Guerreras Iberdrola, del balonmano femenino han tenido lugar este pasado fin de semana en Lanzarote, a más de 2.500 kilómetros de Villava.

El viernes ganaron al Cicar Lanzarote (20-25), el sábado al Viña Doña Berenguela Bolaños (24-18) y el domingo empataron ante el Grafometal La Rioja 23-23, tablas con las que sellaron el ascenso.

La gesta del ascenso la han cimentado en una temporada espectacular en la que han ganado 30 partidos de los 31 que han disputado, de ellos, 26 de la Liga regular. Curiosamente el último encuentro, con el que sellaban el trámite del ascenso, ha sido el único empate que han cedido en toda la temporada.

Su entrenador, Miguel Etxeberria, ha dirigido un grupo de mujeres que posee un gran futuro. La media de la plantilla supera ligeramente el listón de los 20 años. La base del éxito cosechado por el Gurpea Beti Onak ha estado en una defensa firme y un contraataque veloz.

Equipo referente

El Gobierno de Navarra, por medio de la Fundación Induráin, suscribió con la Federación Navarra de Balonmano, y el club Beti Onak un convenio para la estructuración del balonmano femenino en Navarra por el que el conjunto villavés se configura como el equipo referente de este proyecto con la misión de intentar alcanzar la máxima categoría.

El objetivo del mismo es, además del apoyo al equipo, el de ofrecer una trayectoria deportiva completa a las jugadoras navarras desde las categorías base, hasta la élite del balonmano. La iniciativa se enmarca en el apoyo al deporte femenino y la búsqueda de una igualdad efectiva por medio de la mejor preparación, en condiciones idóneas y con la ayuda de los mejores técnicos y técnicas para las jugadoras de balonmano.

 

Las 'guerreras' del Beti Onak, recibidas con honores en el Palacio de Navarra
Comentarios