Abultada derrota en Tudela para el Xota (5-1)

Foto: Xota
Foto: Xota
Dura derrota que el equipo debe dejar atrás para centrarse el próximo martes en el compromiso de Copa del Rey frente al O’Parrulo
Abultada derrota en Tudela para el Xota (5-1)

olorosa derrota de Osasuna Magna en el debi navarro frente al Aspil Jumpers. El CD Xota cuajó una gran primera mitad a pesar de que los locales lograron adelantarse en el marcador. Raúl Rocha, de penalti, puso el empate al descanso y ya en la segunda mitrad fue la mayor pegada tudelana la que acabó decantando el partido. Dos goles encajados a última hora cuando los verdes jugaban de cinco ocasionaron que el marcador fuese demasiado abultado para lo visto sobre la pista.

Con un gran ambiente de fútbol sala regional, los de Irurtzun saltaron a la cancha dispuestos a no cometer errores que desnivelasen el partido. Muy serios en defensa, los de Imanol Arregui aguantaron el arreón inicial de los locales, para poco a poco ir ganando metros y crear acciones de peligro. Así, a los cuatro minutos Jhonatan Linhares estuvo cerca de conectar un balón profundo al segundo palo que no llegó por poco. Después era Asier el que despejó un balón ajustado al palo ante la fuerte presión rival que buscaba robar y acabar con tiro exterior.

La ocasión más clara llegó en el nueve de partido cuando Raúl Rocha empalmó un balón desde la frontal y la pelota pegó en el poste. A balón parado los de Arregui llevaron siempre mucho peligro. Sin embargo, era en el minuto 13 cuando Alexandre Pintinho establecía el 1-0 en el marcador. Tras el gol encajado Linhares dispuso de una nueva estrategia cuyo disparo también rozó la madera. Estaba mejor Osasuna Magna a pesar del marcador adverso y finalmente Raúl Rocha haría justicia. Un balón por la izquierda conducido por Dani acabó en un claro penalti por mano dentro del área y el jugador brasileño hizo el 1-1 alcanzado el minuto 18. Con ese marcador se llegó al descanso.

Al paso por vestuarios los primeros minutos fueron de poder a poder. En una de esas idas y venidas era Linhares el que conducía desde pista propia y acababa situándose frente a Marcao. El portero del Ribera Navarra taponó el disparo. De esa acción se pasaría al 2-1 anotado por Davd. Sin embargo, el equipo no se descompuso y Roberto Martil rozó el empate con un potente disparo que, de nuevo el meta local, taponaba con el pecho. También Ion Cerviño probó al guardameta, que ahora con una estirada desbarataba las intenciones irurtzundarras.

Lo intentaba Osasuna Magna, pero no lograba anotar, hasta que en una posesión del Ribera Navarra la defensa se hundió demasiado y el propio Marcao en salida de balón fusilaba a Asier para colocar el 3-1. Ese gol, por cómo se produjo, hizo daño al equipo, que a partir de ahí no iba a ser capaz de generar peligro real a su rival, más allá de circulaciones de banda a banda con un Aspil Jumpers acomodado en defensa.

Fue entonces cuando el técnico de Osasuna Magna apostó por el portero jugador. Restaban seis minutos y el Xota quería meterse de nuevo en el partido. Pese a ello, en dos lanzamientos lejanos el Ribera Navarra acabó sentenciando por mediación de Nacho Gómez y Terry.

Dura derrota que el equipo debe dejar atrás para centrarse el próximo martes en el compromiso de Copa del Rey frente al O’Parrulo.

Abultada derrota en Tudela para el Xota (5-1)