La Federación de Coros de Navarra reúne a más de una docena de entidades corales de la zona media y Ribera de Navarra

De izda a dcha. Pedro Lacabe; Manolo Magaña Gomara;  David Echeverria; José María Lafuente: Maite Cuartero; Carlos Gorricho;  Begoña Prat; Javier Bartos;  José Antonio Sola Burgos; e Iñaki Jarauta

El presidente de la FCNAE, Carlos Gorricho insiste a las instituciones en la necesidad de "seguir apoyando y lograr dinamizar la actividad coral y musical, también en las zonas rurales y pueblos más pequeños de toda la geografía de Navarra y recuerda que los jóvenes son el futuro de las agrupaciones corales"

 

La Federación de Coros de Navarra reúne a más de una docena de entidades corales de la zona media y Ribera de Navarra

La directiva de la Federación de Coros de Navarra ha reunido este sábado por la mañana en Tudela a los directores de doce entidades corales de la Zona Media y la Ribera de Navarra, y al Orfeón Adrianés, de San Adrián (Tierra Estella) para escuchar de primera mano las inquietudes, sugerencias y necesidades de sus corales asociadas en estos tiempos tan difíciles de pandemia.

En concreto han acudido a la reunión los directores o directoras de los siguientes grupos corales: Coro Cais Cantum, de Cascante; la Coral San Bartolomé, de Ribaforada; la Coral Virgen de la Paz, de Cintruénigo; el coro de Tudela Joaquín Gaztambide, y el Coro Fernando Remacha, ambos de Tudela; el Coro Juvenil Griseras, de Tudela; el coro Virgen del Villar, de Corella; la Coral Virgen de Nieva, de Valtierra; la Coral de la Escuela de Música de Peralta; la Coral Juvenil Irama E.M, y la Coral Infantil EM, ambas de Marcilla; la Coral Nuestra Señora de las Nieves, de Falces; y el Orfeón Adrianés, de San Adrián. 

“La actividad coral se ha crucificado como una de las actividades ‘peligrosas’ durante la pandemia”

Begoña Prat, directora de la Coral Virgen de Nieva de Valtierra ha afirmado que con la pandemia “el coro ha sufrido mucho, nos hemos quedado con el 50% de las voces; un parón tan largo unido al miedo ha sido una debacle”. Ahora, dice tratan de “conseguir animar a gente nueva para que venga a la coral, lograr nuevas incorporaciones de gente más joven que pueda darle estabilidad y futuro al grupo”. Por este motivo, ha añadido Prat, han realizado un vídeo dirigido a la gente de Valtierra. “Queremos remover las conciencias y hacer que pique el gusanillo, parece que ha calado entre la gente y sólo esperamos que obtenga los resultados cuanto antes”. “Lo cierto es que el fin de la coral supondría el fin de unas tradiciones y de momentos que forman parte de la cultura, folklore, de la identidad de Valtierra y hemos querido remover todo eso a ver si la gente se anima”. 

La directora de la Coral Virgen de la Nieva ha afirmado que por este motivo cree que es el “momento de volver a movilizar la dinamización de actividades corales, entre todos, y con el apoyo de la Federación”. “El desdoble sectorial de la FCNAE hacia la Ribera me parece una acertada decisión para activar y movilizar nuestra zona ahora que las necesidades han cambiado”. Prat también considera que las instituciones pueden hacer más y subraya que la “cultura en general ha sido la gran afectada por la pandemia, pero creo que la actividad coral y más la amateur, ha sido además la gran olvidada y la más damnificada”. “No se nos ha dado importancia, parecíamos inexistentes y creo que somos muy importantes” señala y precisa que “la actividad coral se ha llenado de miedo y crucificado como una de las actividades ‘peligrosas’ y eso ha contribuido mucho para llegar a la situación actual de los coros”.

 

“Es el momento de empezar a contactar para planificar actuaciones corales”

Pedro Lacabe, presidente y coralista del Orfeón Adrianés, y futuro miembro de la Junta directiva de la FCNAE ha afirmado que con su incorporación "pretende aportar toda su ilusión y su tiempo con la intención de ayudar y de llevar la cultura coral a todas las partes de Navarra".  Lacabe indica que “la realidad actual de muchos coros es muy dura después de dos años en los que prácticamente no se ha podido actuar y muchos de ellos ni siquiera ensayar". Opina, que, “aunque la FCNAE ha seguido trabajando durante este tiempo, ahora que parece que la pandemia está remitiendo, es el momento de empezar a contactar con los coros y entidades culturales para planificar actuaciones para que cuando regrese la normalidad, estar preparados para retomar la actividad".

En el caso de su agrupación coral. el Orfeón Adrianés, valora que “afortunadamente hemos podido seguir ensayando en locales más grandes y con todas las medidas de prevención aconsejadas por salud”. “También hemos podido actuar, con los protocolos establecidos en cada momento y para este 2022, ya tenemos algunas apalabradas ”.

“Una necesidad imperiosa de seguir apoyando a los grupos corales”

En este sentido, el presidente de la Federación de Coros de Navarra, Carlos Gorricho ha señalado que la intención es seguir manteniendo el vigor e impulso coral en Navarra, aunque reconoce que la realidad provocada por la pandemia de Covid-19 está siendo dura para las agrupaciones corales. 

Gorricho ha recordado que la Federación va a intentar durante este año seguir realizando conciertos en el máximo posible de pequeñas localidades rurales ya que “es una alegría hacerlos con los coros de la FCANE y además en actos abiertos a todos los ciudadanos y gratuitos porque es nuestra forma de hacer cultura social”. 

Por este motivo el presidente de la FCNAE, Carlos Gorricho ha animado a las instituciones navarras con competencias en cultura en la “necesidad imperiosa de seguir apoyando y lograr dinamizar la actividad coral y musical, también en las zonas rurales y pueblos más pequeños de toda la geografía de Navarra y recuerda que los jóvenes son el futuro de las agrupaciones corales para los que se hacen programas como Per agrum”. 

Una cita sectorial en Tudela

La Federación de Coros de Navarra es consciente de la compleja situación que viven algunas agrupaciones corales, pese a la mejoría de la pandemia en las últimas semanas y el fin de las restricciones, ya que en los dos últimos años su actividad se ha reducido casi a mínimos, ya que muchas de ellas apenas han podido actuar y ni siquiera ensayar por la Covid-19. También es una situación que no ha afectado a todas por igual, ya que algunas sí han podido realizar ensayos o actuaciones, muchas de ellas promovidas por la Federación de Coros con programas como Per Agrum, o los relativos al Camino de Santiago en el último año. 

El objetivo de encuentros como el celebrado hoy sábado por parte de la FCNAE es continuar planificando a futuro conjuntamente con las agrupaciones corales de Navarra para poder volver a la mayor normalidad posible en este 2022 siempre en función de la evolución de la pandemia y cuáles sean las normas sanitarias, así como si se van recuperando la mayor parte de actividades culturales o festivas. 

Un tercer objetivo de la cita en Tudela es reforzar la colaboración entre las entidades corales federadas de la zona media, y Ribera de Navarra y también visibilizar el papel de la Federación como nexo de unión entre las diferentes agrupaciones corales, conocer sus inquietudes y poder ayudarles en la medida de las posibilidades de la FCNAE. 

La Federación de Coros de Navarra reúne a más de una docena de entidades corales de la zona media y Ribera de Navarra