Euskaltzaindia recoge 86.000 puntos cartográficos de la base de datos de toponimia de Navarra

Foto: Euskaltzaindia
Foto: Euskaltzaindia
Este trabajo puede ser de gran utilidad para todas aquellas personas interesadas en la geografía o en la toponimia, y puede consultarse en la web de la Academia, en la sección Onomastika (Leku-izenak)
Euskaltzaindia recoge 86.000 puntos cartográficos de la base de datos de toponimia de Navarra

La Real Academia de la Lengua Vasca, Euskaltzaindia, ha recogido 86.000 puntos cartográficos de la base de datos de toponimia de Navarra y los ha incorporado a su corpus onomástico.

En la base de datos oficial de toponimia de Navarra, cada uno de esos nombres de lugar alimenta la cartografía oficial y sus localizaciones están recogidas de forma muy precisa, a través de coordenadas geográficas. Euskaltzaindia también cuenta con una base de datos, Euskal Corpus Onomastikoa (ECO), parte de la cual se puede consultar en la página web de la Academia (euskaltzaindia.eus), justamente en 'La Base de Datos Onomásticos' de la misma (Euskaltzaindiaren Onomastikaren Datutegia / EODA).

Ahora, esas coordenadas se han incorporado al corpus onomástico de Euskaltzaindia: en total, se trata de unos 86.000 puntos cartográficos precisos. En consecuencia, mediante un solo clic, la persona interesada podrá ver situado cada registro de lugar, en mapas y fotografías aéreas.

Este trabajo puede ser de gran utilidad para todas aquellas personas interesadas en la geografía o en la toponimia, y puede consultarse en la web de la Academia, en la sección Onomastika (Leku-izenak).

Patxi Galé, investigador y miembro de la Comisión de Onomástica de Euskaltzaindia, ha subrayado este martes la importancia del trabajo realizado: "Se trata de un paso muy importante de cara a alimentar el corpus onomástico de Euskaltzaindia, que repercutirá en aquellas personas que quieran consultar estos puntos cartográficos, y también será una herramienta de trabajo válida para quienes investigamos la toponimia vasca. El trabajo se ha realizado gracias al acuerdo de colaboración que Euskarabidea y Euskaltzaindia firmaron en 2020, y su objetivo principal es el de mostrar la localización exacta de los nombres de lugar. Además, el proyecto abre la puerta a otros planes de colaboración". Galé ha explicado también de forma minuciosa las claves de la cooperación entre el Gobierno de Navarra y Euskaltzaindia en este ámbito.

Mikel Arregi, director gerente del instituto Euskarabidea, también ha incidido en este aspecto, "porque con este trabajo quedan relacionados, al menos en buena medida, el corpus onomástico de Euskaltzaindia y la base de datos toponímicos de Navarra, en tanto en cuanto hacen referencia a los mismos topónimos". Arregi ha aprovechado la presentación para ensalzar el trabajo "gigantesco" que hizo el investigador navarro José María Jimeno Jurío entre los años 1992 y 1999. Con su dirección, el Gobierno de Navarra analizó la toponimia de la Comunidad Foral.

El corpus onomástico de Euskaltzaindia (Euskal Corpus Onomastikoa / ECO) tiene como objetivo sugerir cómo se deben escribir en euskera estos nombres de lugar. Por contra, en el visor del Gobierno de Navarra, destaca más el aspecto geográfico, ya que muestra los topónimos en cartografías de distinta escala y apariencia. Aún así, en los visores se recoge también información extra de los distintos topónimos. Teniendo en cuenta eso, "este tipo de avances son muy provechosos, porque facilitan el intercambio de información entre las dos bases de datos y abren puertas a nuevas oportunidades de colaboración", han explicado desde Euskaltzaindia.

Euskaltzaindia recoge 86.000 puntos cartográficos de la base de datos de toponimia de Navarra