Creación sonora experimental y videodanza se fusionan en la instalación ‘Sonidos del cuerpo’ que podrá verse en la Ciudadela

Foto: un detalle de la instalación en la Ciudadela de Pamplona
Foto: un detalle de la instalación en la Ciudadela de Pamplona

La instalación, que se podrá visitar hasta el 8 de enero, crea un espacio para la observación meditativa

Creación sonora experimental y videodanza se fusionan en la instalación ‘Sonidos del cuerpo’ que podrá verse en la Ciudadela

‘Sonidos del cuerpo’ es la propuesta que el Horno de la Ciudadela acogerá hasta el próximo 8 de enero. Se trata de una creación de Ghislaine Verano, que contiene una instalación audiovisual enfocada en los sonidos que genera el cuerpo, y que se activa mediante una propuesta performativa. Se crea un espacio para la observación meditativa, en el que se incluye videodanza y creación sonora experimental.

Este viernes por la tarde tendrá lugar la performance con la que se abrirá la muestra y, a partir de entonces, quedará expuesta. A modo de ritual, cinco intérpretes llevarán al movimiento distintos sonidos del cuerpo, jugando con el espacio e invitando al público a cambiar su punto de perspectiva. Se realizarán más activaciones performáticas durante el tiempo que la instalación esté abierta en el Horno. La performance está adaptada a personas sordas.

En la performance-ritual que activa la instalación participan cinco bailarines y bailarinas, Carmen Larraz, Martin Los Arcos, Stefano Mattiello, Inés Aubert Boadilla e Irina Tcymbal, con la creación sonora de Hilario Rodeiro y los vídeos de Santi Echeverría. También han participado en el proceso de creación y desarrollo de este proyecto el investigador sonoro Xabier Erkizia, el videocreador Miguel Eraso, la actriz Kitti Arozena, otros bailarines y bailarinas como Asier Gonzalez y Harritxu de Atxa o Ilazki Martirena como encargada de vestuario. 

El director de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Jorge Urdánoz, y la creadora de ‘Sonidos del cuerpo’, Ghislaine Verano, han presentado esta mañana esta nueva propuesta artística y cultural. Este proyecto ha sido apoyado para su creación y producción por el Gobierno de Navarra, Centro Huarte, La Faktoria, Azala Centro de Creación y DNA 2021.        

Espacio de observación y atención

Esta creación deriva de un proyecto que Ghislaine Verano lleva años desarrollando sobre el cuidado y el respeto, en el que ha sentido la necesidad de trabajar la observación profunda, la atención pausada, que da lugar a un mundo que se amplifica y llena de detalles. Ha enfocado esa observación en los sentidos y, en este caso, en el auditivo, de una forma más amplia, sabiendo que los sonidos afectan incluso aunque no se es consciente de que están. Es un espacio para el cuidado y la pausa, que no siempre son cómodas.

En la instalación performativa, se han seleccionado cinco sonidos que el cuerpo realiza de forma automática. Uno de ellos es controlable, además de automático, y otro de ellos no todas las personas lo oyen. A nivel sonoro, lo que se muestra en ‘Sonidos del Cuerpo’ es una amplificación de sonidos reales que generan otro mundo y la relación entre dos microcosmos, como son el cuerpo humano y el cuerpo urbano. Como un funcionamiento casi idéntico, se generan sonidos tan semejantes como distintos y muy fácilmente relacionables.

A nivel físico, la investigación se ha centrado en encontrar qué le sucede al cuerpo con esta amplificación de sonidos. Para ello se han buscado movimientos, fórmulas coreográficas no aprendidas, buscando extirpar de los bailarines y bailarinas ese cuerpo estereotipado para ofrecer algo más auténtico.

 

Creación sonora experimental y videodanza se fusionan en la instalación ‘Sonidos del cuerpo’ que podrá verse en la Ciudadela
Comentarios