La banda de rock alternativa de Pamplona, Varosha, debuta el viernes que viene con un concierto en el Garazi

Foto: Varosha
Foto: Varosha
Compuesta en febrero de 2021, esta banda Pamplonesa empezó como casi todas con dos amigos que buscaban completar los sonidos suficientes para crear melodías y compartirlas con el mundo. Su particularidad es que nacieron en plena pandemia
La banda de rock alternativa de Pamplona, Varosha, debuta el viernes que viene con un concierto en el Garazi

El 27 de mayo a las 20:00 debuta en el bar Garazi la banda de pop-rock alternativo Varosha. Compuesta en febrero de 2021, esta banda Pamplonesa empezó como casi todas con dos amigos que buscaban completar los sonidos suficientes para crear melodías y compartirlas con el mundo. Su particularidad es que nacieron en plena pandemia. Tiempos oscuros para la música (y para tantas cosas). Aun así, según ellos comentan «Varosha viene a poner una nota de frescura en la escena musical del pop-rock Pamplonés».

El repertorio que presentan en este conocido bar del casco antiguo está compuesto por trece canciones: once composiciones propias y dos versiones que han sido llevadas a su terreno. 

Es difícil encuadrar en un solo género las canciones de Varosha. Aun siendo vasto, el marco del pop-rock alternativo se queda corto para catalogar las composiciones originales de la banda. Entre sus canciones podemos encontrar temas que recuerdan la locura de los Beastie Boys y baladas dignas de The Cure.  También hay ritmos que hacen pensar en Dover en su momento álgido y temas pop con inicios armoniosos de piano, típicos del Indie de los 90. 

Si hablamos de las letras, la línea argumental es bastante clara: buscan contar historias. Sean en castellano o en inglés, «para expresar lo que uno siente sin limitaciones de ningún tipo» según ellos, los temas enlazan la cruda realidad del día a día con la ficción más excitante. Unas chicas que viajan engañadas y terminan trabajando en un tugurio de prostitución en la Italia profunda, un danés siniestro que disfruta con situaciones nada normales, el deseo por encontrar la normalidad en un mundo de locura que tiene el príncipe Hamlet, la triste experiencia de un pobre chico coreano enamorado de su ordenador… 

Las canciones-historias que forman este repertorio son una simbiosis íntima y connivente de música y letra. Esa es la baza fundamental de Varosha: experiencia musical unida a la necesidad de contar historias. El resultado son composiciones puras, limpias, sin contradicciones.

Si hablamos de sus componentes no es sorprendente encontrar esa misma simbiosis que hay en su música: dos grandes conocidos en la escena musical de Pamplona, un joven músico pamplonés que cambia de ritmos y de ambiente y un escritor nacido al borde de los Andes que lleva casi dos décadas afincado en Navarra componiendo en solitario. Ellos son: Eneko, Oskar, Miguel y Per.

Eneko del Castillo es el músico a cargo de los tambores. Ha pasado por diferentes bandas del underground de Iruña (Innerve, Yosemite Sam Band, The internacionals, Las Flores Matan, Sterlina...). Muy influenciado por la música de los 90, musicalmente se define como «víctima del grunge».

En los teclados, sintetizadores y saxofón está Oskar Mart. Es otro veterano de la escena del pop-rock Pamplonés. Militante en diversas bandas (Kupo, Tomania, Sterlina, Nakama Planet...) ha tocado diversos instrumentos: guitarra, bajo, teclados. Amante de lo clásico y lo moderno a partes iguales, su obsesión es buscar la fórmula perfecta para mezclar la música de bandas como Queen y Muse. «El silencio también es música» es una de sus frases preferidas y no le falta razón.

En las cuatro cuerdas de Varosha están la juventud y habilidad rítmica de Miguel Urdín. Después de pasar por bandas de punk-rock como Hippy Caníbal, se atreve con un cambio de registro. Los otros tres componentes de Varosha destacan que «parece que hubiera nacido para el rock alternativo» y él mismo se sorprende de lo bien que ha encajado el cambio. Se atreve con el funky y el soul, aunque esa vena punk es lo que más energía aporta en los temas de Varosha.

Finalmente en la voz, armónica y guitarra está Per Gaztelu. Más conocido por su faceta literaria y poética, este argentino radicado en Iruña aprovecha sus dotes líricas para transformarlas en música. Aporta melodías y letras que se suman a las composiciones de la banda y les dan un toque diferente. 

Actualmente están grabando su primer EP que estará compuesto por cuatro canciones de este repertorio que presentan a final de mes. Esperan que la grabación salga a la luz durante el verano de este mismo año. Según comentan «Varosha ha llegado para quedarse». Ya están concertando nuevas fechas para que podáis disfrutar esta idea fresca y auténtica que llega a la escena musical de Pamplona y su entorno. Estaremos atentos a sus próximos pasos musicales

La banda de rock alternativa de Pamplona, Varosha, debuta el viernes que viene con un concierto en el Garazi
Comentarios