El Archivo de Navarra dedica su microexposición de diciembre al centenario del 'Desastre de Annual'

Foto: Mapa de 1912
Foto: Mapa de 1912
Un enfrentamiento armado ocurrido en 1921 entre las tropas españolas y las tribus rifeñas en las cercanías de la localidad de Annual, en aquel entonces parte del Protectorado Español de Marruecos
El Archivo de Navarra dedica su microexposición de diciembre al centenario del 'Desastre de Annual'

Cuando se cumple el centenario de la Batalla de Annual, librada en 1921 en el entonces Protectorado Español de Marruecos, el Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición del mes de diciembre a exponer al público algunos de los documentos que conserva sobre aquellos acontecimientos. En concreto se muestra un mapa de las posiciones de España en Marruecos según el tratado de 1912, testimonios sobre pensiones asignadas a las familias de varios navarros desaparecidos en la campaña de Marruecos o el padrón militar del reemplazo del ejército de 1921.

La microexposición “Centenario de la Batalla de Annual (1946)” es una muestra de pequeño formato, de acceso libre y gratuito, que permanecerá abierta en la galería baja del Archivo de Navarra todos los días del mes de diciembre de 10:00h. a 14:00h. y de 17:00h. a 20:00h.

Batalla de Annual

Se conoce con el nombre de batalla o ‘desastre’ de Annual al enfrentamiento armado ocurrido en 1921 entre las tropas españolas y los combatientes de las tribus rifeñas en las cercanías de la localidad de Annual, en aquel entonces integrante del Protectorado Español de Marruecos. La batalla, saldada con una grave derrota de las fuerzas españolas, tuvo un enorme eco en la vida política y social del país.

La batalla de Annual tuvo lugar en el marco de las acciones de ocupación del territorio de la región del Rif que, junto a la de Yebala y de acuerdo a las provisiones del tratado hispano-francés de 27 de noviembre de 1912, pasaba a administración española para constituir la llamada Zona Norte del Protectorado Español de Marruecos.

Precisamente, la microexposición abre con un vistoso mapa de este sector septentrional del Marruecos Español en el que, además del territorio de la mencionada Zona Norte, también aparecen representados los 5 territorios españoles en África conocidos tradicionalmente como Plazas de Soberanía (a saber, Ceuta, Melilla, las Islas Chafarinas, las Islas Alhucemas y el Peñón de Vélez de la Gomera). Estos cinco territorios, como parte integrante histórica del territorio nacional, no formaban parte del Protectorado y, según se aprecia en el mapa, estaban ya por entonces comunicados entre sí por cable de telégrafo submarino.

Tras el acuerdo hispanofrancés, el gobierno español inició la ocupación efectiva del territorio a partir de las posiciones de Ceuta y Melilla. Las operaciones, interrumpidas por el estallido de la I Guerra Mundial, ganaron intensidad entre 1920 y 1921 en el sector oriental del Protectorado donde el general Fernández Silvestre logró avanzar por el interior del territorio hasta cruzar el río Amekrán.

Sin embargo, los medios y las líneas de suministros de su avance eran frágiles y a comienzos de verano el ataque de las fuerzas rifeñas hizo desmoronarse las posiciones españoles en los puntos fortificados de Monte Abarrán, Igueriben y Annual, éste último atacado el 22 de julio. La derrota en esta última posición fue seguida además por el sangriento asesinato de los supervivientes que, en su repliegue hacia Melilla, se habían refugiado en el fuerte de Monte Arruit, producido al incumplir las fuerzas rifeñas el acuerdo de respetar la vida de los españoles que entregaran las armas. 

Impacto de la batalla en Navarra

El impacto que ocasionó en todo el país la derrota de Annual alcanzó también a Navarra, donde la Diputación Foral y Provincial de Navarra adoptó un acuerdo ofreciendo al Gobierno de la Nación la cantidad de 100.000 pesetas para las necesidades de la campaña de África, al mismo tiempo que se comprometía a pagar pensiones a los soldados navarros heridos en la campaña, así como a los familiares de los que fallecieran. En este sentido, entre otros, se exhibe la documentación relativa al cobro por parte de Santos Pérez Barrena, vecino de Larraona, de la pensión concedida por la desaparición de su hijo Agapito en “los sucesos de julio de 1921” en África.

Estas pensiones tenían como lógico fin el mitigar la grave situación que las heridas o el fallecimiento de soldados ocasionaban en una sociedad mayoritariamente agraria y en la que la población masculina estaba sujeta a nivel general a la prestación del servicio militar a través de los distintos reemplazos anuales. La muestra se cierra de hecho con el padrón militar del reemplazo de 1921, documento de gestión destinado a anotar los datos de la clasificación de los mozos sujetos al servicio militar.

El Archivo de Navarra dedica su microexposición de diciembre al centenario del 'Desastre de Annual'
Comentarios