La tranquilidad de contratar un seguro de alquiler frente al impago

Foto: Cedida
Foto: Cedida

Los desahucios por el impago de alquiler siguen al alza en nuestro país. Al inicio de la pandemia, crecieron casi en un 14 %. Hay ciertas comunidades autónomas, donde los riesgos son mayores, como Madrid o Cataluña. Si bien es cierto, que este seguro no es una novedad en el mercado inmobiliario, cada vez son más los propietarios que lo contratan para protegerse


 
La tranquilidad de contratar un seguro de alquiler frente al impago

En los últimos años, hay ciertos aspectos como la crisis sanitaria y energética, la inflación o la guerra entre Rusia y Ucrania, que han afectado a la economía mundial. Esto también se traslada al mercado inmobiliario, donde contratar un seguro de impago de alquiler puede ser la mejor garantía para los propietarios de viviendas y locales. En caso de que un arrendatario no pueda hacer frente a las cuotas es la una forma de recuperar este dinero.

La morosidad en el alquiler de viviendas o locales comerciales se ha disparado en los últimos años y el porcentaje es cada vez más elevado. Por lo tanto, para evitar que un propietario se vea perjudicado, ya sea por impago, actos de vandalismo o tener que hacer frente a gastos jurídicos, lo más conveniente es contar con un seguro de alquiler por el número de ventajas que ofrece.

Razones para contratar un seguro de impago de alquiler

Los desahucios por el impago de alquiler siguen al alza en nuestro país. Al inicio de la pandemia, crecieron casi en un 14 %. Hay ciertas comunidades autónomas, donde los riesgos son mayores, como Madrid o Cataluña. Si bien es cierto, que este seguro no es una novedad en el mercado inmobiliario, cada vez son más los propietarios que lo contratan para protegerse.

Esta cobertura respalda a un arrendatario en determinadas circunstancias que, en muchos casos, no se pueden prever. Esto quiere decir que la situación económica actual está sujeta a muchas variables y una gran incertidumbre, por lo tanto, las finanzas personales pueden verse perjudicadas de un momento a otro. 

Si se quieren evitar riesgos, esta opción es la más acertada. De hecho, hay un gran número de personas que tienen alguna vivienda alquilada, por dicha razón, hay que buscar las garantías para hacer frente al impago, si se produjera.

Por otro lado, si el arrendador tiene que adoptar medidas legales, como el desahucio, tiene la seguridad de contar con asistencia jurídica. La parte legal es bastante tediosa, incluso se puede alargar en el tiempo. Además, contratar un abogado implica más gastos, que se podrían evitar con la contratación de este seguro.

Cabe indicar que hay varios motivos por los que un inquilino deja de pagar la renta y deja de cumplir con sus responsabilidades. Por este motivo, es conveniente informarse sobre esta póliza que, junto con la fianza y el aval bancario, serán de gran ayuda para hacer frente a esta problemática. Una de las preguntas que se hacen muchos arrendadores es cómo saber si el arrendatario es fiable, en este caso, enumeramos algunos aspectos a tener en cuenta.

  • El inquilino no debe aparecer en la lista de morosos, porque si hay un historial de impagos podría repetirse la situación.
  • Por otro lado, el importe del alquiler debe ser inferior al 45 % de los ingresos del arrendatario.
  • Si el arrendador es un trabajador autónomo, deberá demostrar su solvencia y presentar los últimos trimestres.

En conclusión, en caso de dudas, lo mejor es contar con los profesionales de Plan de Protección de Alquiler para obtener más información sobre este tema.

La tranquilidad de contratar un seguro de alquiler frente al impago