NA+, satisfecha de que sus exigencias supongan la suspensión del contrato de la planta de residuos en Imárcoain

Según UPN, la construcción supondría un coste de 105 millones, lo que  ya ha supuesto un incremento de las tasas un 24% 

NA+, satisfecha de que sus exigencias supongan la suspensión del contrato de la planta de residuos en Imárcoain

Navarra Suma ha mostrado esta mañana su satisfacción por la suspensión del  contrato de la planta de residuos en Imarcoain a consecuencia de las exigencias  realizadas por la coalición durante todo este tiempo. “Llevamos años denunciando la arbitrariedad de la ubicación de la planta. Además,  por fin han aceptado las consecuencias de la sentencia que declaraba nula la modificación del PSIS para la ampliación de la Ciudad del  Transporte”, ha asegurado la concejala María Caballero. 

Caballero ha recordado que en el Consejo de la Sociedad de Servicios de la  Comarca de Pamplona (SCPSA) del día 29 de marzo manifestó reiteradamente  que la “continuación del contrato era ilegal y suponía un dispendio de  dinero público inasumible en este momento, en el que hay otras  necesidades perentorias”. En este sentido, ha reiterado que NA+ y la Junta  de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona, institución propietaria del 50% de  la MCP, han mantenido su oposición a esta ubicación de la nueva planta desde  el principio.  

Tras advertirlo en el Consejo de SCPSA y en el Parlamento, el día 30 de marzo,  la coalición presentó un escrito para solicitar al presidente de la Mancomunidad  adoptar “medidas para evitar el gasto inútil de los caudales públicos, dando las  órdenes necesarias que conlleven la inmediata suspensión de los siguientes  contratos, y la consecuente prohibición de efectuar cualquier otro abono de caudales públicos a las empresas que se relacionan”; así como, que les fuesen  “comunicadas las inmediatas órdenes de suspensión de la ejecución de ambos  contratos” y, por último, que comunicasen “los pagos efectuados desde el día 11  de enero de 2022 a las empresas mencionadas en el apartado primero y en  ejecución de los contratos también referenciados”. 

“Presentar la solicitud formal de paralización era el único medio  para evitar los ingentes perjuicios que se derivan para los  ciudadanos de Pamplona y su Comarca por la obcecación de Bildu y  sus socios en seguir gastando dinero público en un pozo sin fondo.  Comprobar que ha sido determinante para que el presidente adopte  el acuerdo de suspensión nos satisface y nos tranquiliza”, ha  sentenciado.  

NA+ dice que hay "despilfarros millonarios"

Por su parte, el concejal Juanjo Echeverría ha detallado que la “obsesión de  Bildu tiene un coste total de 105 millones de euros, lo que ya ha  supuesto un incremento de las tasas un 24% en los últimos cuatro  años. Además, según los propios documentos de la MCP,  aumentarán un 60% en un futuro”. 

Asimismo, ha recordado el “despilfarro millonario” que ha supuesto el  “empecinamiento” de la MCP en seguir con la redacción y ejecución del  proyecto tras la compra del terreno a Gobierno de Navarra por 9 millones de  euros, a los que se suman los 2 millones del IVA. “Aquí el único que gana es  el Gobierno de Navarra que, además, recibe mensualmente los  100.000 euros de la sanción que supone el vertido en Góngora”, ha  insistido. 

En este sentido, Echeverría ha recordado las dos sentencias (421/2021 y  426/2021 de la Sala de lo Contencioso administrativo del Tribunal Superior de  Justicia de Navarra), que afirmaban que el procedimiento desarrollado había  sido completamente arbitrario, que se había ocultado la participación pública e  incluso al propio Tribunal la finalidad de la modificación del PSIS, que no era otra que la instalación de la planta de residuos. Como colofón, el plan era  completamente nulo de pleno derecho.  

“Están haciendo las cosas mal y solo intentan lanzar balones fuera  cuando saben que la ubicación de la planta no puede ser esa. La MCP está empeñada en buscar culpables ante sus propios errores”, ha  mantenido, recordando el despilfarro de 9 millones de euros que está  suponiendo el nuevo sistema de apertura de los contenedores, que solo supone  un perjuicio en el día a día la ciudadanía de la Comarca y en su intimidad.  

“La planta de residuos es el eje de su estrategia en materia de  residuos, fundada en mentiras y en el control a la ciudadanía, que ha  comenzado por el uso de estas tarjetas”, han denunciado, haciendo  referencia además a las quejas de los vecinos en toda la Comarca de Pamplona. 

Por último, Echeverría ha explicado que desde el grupo de Navarra Suma en la  Mancomunidad van a “exigir al presidente de la MCP que dé cuenta de los daños y perjuicios causados a toda la ciudadanía de la Comarca  de Pamplona, derivados de esta operación fallida”.

 


 

NA+, satisfecha de que sus exigencias supongan la suspensión del contrato de la planta de residuos en Imárcoain
Comentarios