Mancomunidad suspende de forma temporal el contrato de la futura planta de residuos de Imárcoain

Foto: Una imagen del proyecto de residuos
Foto: Una imagen del proyecto de residuos

Se prevé levantar esta suspensión a finales de año

Mancomunidad suspende de forma temporal el contrato de la futura planta de residuos de Imárcoain

En el próximo Consejo de Administración de la Sociedad Pública dependiente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (SCPSA) se someterá a votación y se aprobará presumiblemente la suspensión temporal del contrato, entre SCPSA y la empresa contratista, de proyecto y construcción del centro de tratamiento de residuos a partir del 1 de junio, ha informado la Mancomunidad en una nota.

El motivo de esta suspensión deriva de las sentencias del TSJN del pasado mes de diciembre que anularon la modificación del plan sectorial de la Ciudad del Transporte de Nasuvinsa. Una vez acatado lo establecido en dichas sentencias, tanto Nasuvinsa como la Mancomunidad han reiniciado de nuevo los trámites necesarios para la aprobación de esta modificación del plan sectorial de la Ciudad del Transporte, así como del proyecto sectorial del propio Centro Ambiental, previendo que puedan estar concluidos a finales del presente año, ha añadido la entidad.

En ese sentido, en la misma propuesta de acuerdo se ha establecido que el levantamiento de la suspensión temporal se producirá en la fecha en la que el Gobierno de Navarra apruebe estos dos instrumentos urbanísticos, de forma que puedan iniciarse las obras tras los trámites oportunos.

El retraso en el inicio de las obras de todo este proceso es una posibilidad prevista en el contrato, puesto que la MCP ya incluyó en su día en los contratos una cláusula de suspensión para el caso de que no pudieran ejecutarse las obras en los plazos previstos por causas ajenas, ha explicado.

En todo momento, ha añadido, "se ha velado profundamente por la salvaguarda de los caudales públicos, pudiendo incluso recuperarse el dinero invertido en la compra de la parcela si por cualquier motivo no pudiera efectuarse finalmente la obra". Hasta la fecha se han desestimado todos los recursos interpuestos ante las diferentes gestiones efectuadas por la MCP en relación a la planta.

Según la Mancomunidad, el nuevo Centro Ambiental de la Comarca de Pamplona es "una infraestructura imprescindible para el tratamiento de los residuos urbanos generados en la propia mancomunidad siendo, además, una infraestructura de obligada implantación según la legislación europea, nacional y foral en materia de residuos".

La demora de su puesta en servicio, ha señalado, conlleva un nuevo retraso en el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de tratamiento de residuos. Por ello, desde la Mancomunidad se decidió en febrero de este año, una vez conocidas las sentencias, continuar con todo el proyecto "una vez se solventasen adecuadamente los defectos de procedimiento señalados en dichas sentencias respecto del proyecto sectorial de la Ciudad del Transporte".

La MCP ha señalado que las obras no se han iniciado y ha añadido que la entidad "tiene cláusulas de salvaguarda que le permiten paralizar el contrato y también recuperar el dinero invertido en la compra de la parcela en el caso extremo de que, por un motivo u otro, no pudiera finalmente construirse la planta".

Por todo ello, ha señalado que si finalmente las obras del centro de tratamiento no se llevasen a cabo, "ello no generaría coste para la entidad mancomunada, aunque es evidente el daño medioambiental causado por cualquier retraso en la puesta en marcha por fin de un tratamiento efectivo de los residuos urbanos".

Según ha detallado, ha remitido a todos los miembros del Consejo sendos informes jurídicos y técnicos, además de la propuesta de acuerdo de suspensión del contrato con la empresa contratista de la obra, la UTE FCC.

"Esta suspensión de carácter temporal es un acto obligado de acuerdo a los contratos del Centro Ambiental que no implica, en ningún caso, la anulación ni rescisión de dichos contratos", ha indicado, para señalar que se estima que las obras podrán comenzarse en la primavera de 2023, acumulando así un retraso real aproximado de 6 meses sobre lo inicialmente previsto.

Mancomunidad suspende de forma temporal el contrato de la futura planta de residuos de Imárcoain
Comentarios