Pamplona y la Cendea de Galar "intercambian terrenos" para facilitar futuros desarrollos urbanísticos

Terrenos afectados en Pamplona y la Cendea de Galar
Terrenos afectados en Pamplona y la Cendea de Galar
La alteración de sus términos municipales busca facilitar posibles futuros desarrollos urbanísticos, como los de la Meseta de Donapea o el Garitón de Ripalda, con terrenos que en la actualidad pertenecen a ambas localidades.
Pamplona y la Cendea de Galar "intercambian terrenos" para facilitar futuros desarrollos urbanísticos

El Ayuntamiento de Pamplona y el Ayuntamiento de la Cendea de Galar han iniciado conversaciones con objeto de dar un impulso conjunto a la alteración de sus términos municipales. Se busca, entre otros aspectos, facilitar posibles futuros desarrollos urbanísticos, como los de la Meseta de Donapea o el Garitón de Ripalda, con terrenos que en la actualidad pertenecen a ambas localidades.

A salvo de lo que finalmente pueda llegar a pactarse en el documento que resulte tramitable, Pamplona, en principio, asumirá 544.000 metros cuadrados ahora pertenecientes a la Cendea de Galar que permitiría completar el nuevo desarrollo urbanístico en Azpilagaña Sur, en el entorno de la prolongación de la calle Sadar, la avenida de Zaragoza y la variante PA-31. Además, recibirá los terrenos ubicados en la llamada Meseta de Donapea, al otro lado de la variante hasta la carretera NA – 6001. La mayor parte de esta superficie estaba integrada en el PSIS anulado por los tribunales de justicia en 2018, que planificaba el desarrollo de este ámbito.

La Cendea de Galar, por su parte, compensará esa modificación del término municipal con otros 544.000 metros cuadrados, pero en dos zonas. Una de ellas, de unos 417.000 metros cuadrados, se sitúa en unos terrenos al sur del CIP Donapea y de la carretera de Esquíroz, y la otra, de unos 128.000 metros cuadrados pertenece al PSIS de la UPNA y está ubicada en los actuales terrenos del Garitón de Ripalda, entre la trasera de El Sadar y la PA – 32.

La propuesta que comienza a trabajarse se basa en elementos físicos preexistentes y en motivos de conveniencia tanto económica como administrativa, con el objetivo de que cualquier futuro desarrollo urbanístico en las zonas afectadas de la Meseta de Donapea y del Garitón de Ripalda sea coherente y proporcionado, tanto a la realidad física de la zona como a la realidad administrativa y funcional de la futura gestión en este ámbito territorial. La propuesta está consensuada por los servicios técnico-jurídicos de ambos ayuntamientos y tiene como objetivo la ordenación y protección del territorio y su paisaje, preservando sus valores, en la zona limítrofe de ambos territorios municipal, manteniendo en todo caso la necesaria coherencia en el tratamiento del territorio en su continuidad.

Los trabajos de redacción de la documentación técnica común para la alteración de los términos municipales los llevará a cabo el Ayuntamiento de Pamplona mediante la coordinación de los servicios técnicos de ambos consistorios y será aprobada por ambas entidades locales en Pleno para su remisión posterior a la Dirección General de Administración Local para su tramitación. A tal fin, se elaborarán los planos de los términos municipales que van a ser objeto de la alteración, así como los nuevos límites o línea divisoria entre los municipios de Pamplona y la Cendea de Galar.

Pamplona y la Cendea de Galar "intercambian terrenos" para facilitar futuros desarrollos urbanísticos
Comentarios