Finalizan las obras de la carretera entre Esparza de Galar y Salinas de Pamplona

l alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y José Ignacio Martínez de Morentín, gerente de Obras Especiales Edificación.
El alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y José Ignacio Martínez de Morentín, gerente de Obras Especiales Edificación.
Las obras han permitido duplicar la anchura de la calzada y suprimir el 48% de sus curvas para mejorar la seguridad de esta vía de elevado uso agrícola, peatonal y ciclista
Finalizan las obras de la carretera entre Esparza de Galar y Salinas de Pamplona

El Gobierno de Navarra, a través de su dirección general de Obras Públicas e Infraestructuras ha finalizado los trabajos de ampliación de la carretera entre Esparza de Galar y Salinas de Pamplona (NA-6008), que han permitido duplicar la anchura de la calzada y suprimir el 48% de sus curvas para mejorar la seguridad de esta vía de elevado uso agrícola, peatonal y ciclista.

 

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui, han visitado el resultado de los trabajos, que han sido financiados por Cohesión Territorial con más de 500.000 euros y por el Ayuntamiento de Galar con más de 900.000 euros. En la visita han participado también el director general de Obras Públicas e Infraestructruras, Pedro López, y el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo.

La obra, adjudicada a la empresa Obras Especiales Edificación e Infraestructuras SAU, ha consistido en ensanchar la plataforma existente y mejorar su trazado en algunos tramos donde no se disponía de suficiente visibilidad por los cambios de rasante. La zona de actuación ha comprendido 2,4 kilómetros, desde el punto kilométrico 3+440, en la intersección con la NA-6000, hasta el pk 1+000, donde comienza el núcleo urbano de Salinas de Pamplona.

La carretera NA-6008 presentaba una calzada con menos de 4 metros de anchura, sin bermas a ambos lados de los estrechos arcenes y con cunetas profundas en algunos puntos. Ello provocaba que la circulación no fuese segura ni cómoda para el tráfico rodado, fundamentalmente vehículos agrícolas y turismos, ni tampoco para motoristas, ciclistas y peatones que hacen uso de la vía y resultan los usuarios más vulnerables, según ha informado el Gobierno foral.

Además, el proyecto ha permitido reducir de 23 a 12 el número de curvas del trazado, mejorar sustancialmente las dos curvas existentes en el paso sobre el barranco de Racazai y renovar la intersección con la carretera de Echavacoiz a Campanas (NA-6000), que presentaba "un importante riesgo de accidentalidad por su ubicación en un trazado de curva con cambio de rasante".

AMPLIACIÓN DE CALZADA Y SUPRESIÓN DEL 48% DE LAS CURVAS

La nueva calzada cuenta con una anchura aproximada de 8 metros. Dispone de dos carriles de 2,5 metros de anchura, arcenes de 1 metros a cada lado y bermas con una anchura mínima de 0,75 metros. De esta manera se facilita el paso simultáneo de dos vehículos, "asegurando tanto la circulación de los vehículos como de los usuarios más vulnerables, ciclistas y peatones".

El nuevo trazado se ha ajustado lo máximo posible al ya existente con el objeto de realizar el mayor aprovechamiento de la plataforma anterior. Para ello se ha tenido en cuenta la topografía de la zona, los servicios existentes, los caminos, así como el mantenimiento del tráfico de la carretera.

De las 23 curvas que existían en la vía se han reducido a 12, lo que supone una disminución del 48%. Además, se han mejorado otras curvas existentes. Es el caso del trazado sobre el barranco Racazai, que presentaba dos curvas con radios muy pequeños que obligaban a los usuarios a realizar giros complicados. Por ello ha sido necesario ampliar la estructura sobre el barranco con módulos de marco prefabricado en una longitud de unos 20 metros para encajar así el nuevo trazado con un radio más amplio en estas dos curvas.

MEJORA DE LA SEGURIDAD EN LA INTERSECCIÓN CON LA NA-6000

Además del ensanche y mejora de la carretera, el proyecto ha incluido la renovación de la intersección de esta vía con la carretera de Echavacoiz a Campanas (NA-6000), en las inmediaciones de los accesos a Esparza de Galar. El antiguo cruce de ambas carreteras presentaba un importante riesgo de accidentalidad por su ubicación próxima a una curva cerrada con un radio de 57 metros, en una zona de pendiente del 6,9% de elevación y sin carriles para las incorporaciones y salidas.

Para el acondicionamiento de esta zona se ha proyectado una intersección con un radio mínimo de 12 metros, de forma que se mejore la visibilidad de los vehículos en las distintas maniobras de incorporación y salida entre ambas carreteras. Para ello se ha desplazado la antigua conexión, en dirección Campanas, aprovechando una plataforma existente y se han construido carriles independientes para el encauzamiento de los distintos movimientos. Asimismo, la rasante se ha ajustado teniendo en cuenta la ampliación de la plataforma, las variantes del trazado y la construcción de nuevos peraltes sobre la plataforma existente, ha detallado el Ejecutivo.

 

 

Finalizan las obras de la carretera entre Esparza de Galar y Salinas de Pamplona
Comentarios