Pamplona amplía las ayudas de rehabilitación energética y accesibilidad a todos los barrios

La Milagrosa será considerada como una zona de estatus especial en la nueva ordenanza reguladora de las ayudas
Pamplona amplía las ayudas de rehabilitación energética y accesibilidad a todos los barrios

El Ayuntamiento de Pamplona extenderá las ayudas a la rehabilitación de vivienda a todos los barrios de la ciudad, mediante la elaboración de una nueva ordenanza municipal, que incluirá un apartado específico para el barrio de Milagrosa y otro para el resto de la ciudad. La nueva ordenanza deberá ser aprobada en Pleno, si bien el objetivo es que esté lista para el próximo ejercicio.

En la actualidad, la ordenanza en vigor, que data de 2007, únicamente se circunscribe a la rehabilitación y renovación de edificios en el Casco Antiguo y las Ensanches, las dos zonas de la ciudad declaradas Áreas de Rehabilitación Preferente. No obstante, dada la antigüedad y carencias que presentan algunas zonas de la ciudad, el Consistorio se planteó a principios de año la posibilidad de ampliarla a barrios como la Milagrosa, Txantrea, Etxabakoitz, Rochapea o San Jorge. Con el objetivo de redactar una nueva regulación, más amplia y adaptada a la realidad actual, el Ayuntamiento abrió a consulta previa el borrador a principios de año. En ella participaron el Colegio de Arquitectos, la Plataforma Edificación Passivhaus y el estudio de arquitectura BOA Arquitectos.

Persiguiendo el objetivo general de actualizar el parque edificado de la ciudad con criterios de sostenibilidad y de accesibilidad, se pretende que la nueva ordenanza reguladora de las ayudas municipales a la rehabilitación pueda aplicarse a edificios de viviendas de una antigüedad determinada, prestando especial relevancia a aquellos conjuntos residenciales recogidos en Proyectos de Intervención Global (PIG).

La nueva ordenanza prevé, con este objetivo, incorporar el barrio de Milagrosa a las zonas de estatus especial, que ahora ostentan el Casco Antiguo, los Ensanches y las zonas vulnerables. Esta decisión se justifica en que, en el momento en que se apruebe el Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) del barrio, se podrá solicitar al Gobierno de Navarra que declare la zona como Área de Rehabilitación Preferente.

La Oficina de Rehabilitación será la encargada de tramitar los expedientes de ayudas. No obstante, se prevé adoptar las medidas necesarias para que el exceso de peticiones que no pueda absorber la ORVE será asumido por Pamplona Centro Histórico.

Incremento de ayudas a la rehabilitación

Además de ampliar el radio de acción, el objetivo es que la ordenanza de ayudas a la rehabilitación permita también sufragar actuaciones de rehabilitación en los inmuebles de Pamplona, especialmente las relacionadas con la mejora de la eficiencia energética de los edificios y de su accesibilidad. Para ello, el Ayuntamiento prevé incluir en los presupuestos de 2023 una partida adicional de 6 millones de euros para subvencionar las obras de rehabilitación de edificios que cumplan los criterios de la ordenanza. A estas ayudas está previsto que puedan acogerse los edificios que estén en obras actualmente.

 

Pamplona amplía las ayudas de rehabilitación energética y accesibilidad a todos los barrios
Comentarios