"No puedo creer que Educación no pueda darnos alguna solución": la queja de una madre ante el Defensor del Pueblo

Archivo - Un padre lleva a su hija al colegio - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo
Archivo - Un padre lleva a su hija al colegio - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo

La madre pide que su hija menor pueda salir del centro donde su hermana padeció bullying o y que ambas hijas puedan estudiar en un mismo colegio, señalando que no tiene por qué ser necesariamente aquel en que ha sido admitida la mayor

"No puedo creer que Educación no pueda darnos alguna solución": la queja de una madre ante el Defensor del Pueblo

La institución del Defensor del Pueblo ha emitido una resolución ante el Departamento de Educación ante el caso de una menor que pedía que se escolarizar a sus dos hijas en el mismo colegio de Pamplona, después de haber tenido que cambiar a una de ellas de centro debido a una situación de acoso escolar. 

Debido a la saturación de plazas en esas edades, la madre considera actualmente "imposible" que pueda mover a una de sus hijas-la que permanece en el centro educativo donde presuntamente se cometió la situación de acoso- hasta el nuevo centro donde estudia la otra hija. 

En su escrito, la madre recuerda que se ha personado en muchos colegios de Pamplona y reitera que no está pidiendo que entre en  un centro concreto con su hermana sino " salir de un centro en el que mi hija ha sido agredida y acosada, en el que nos han ignorado y no han hecho nada para impedirlo. Nos conformamos con cualquier colegio de la zona, creo que no estamos pidiendo tanto", ha insistido.

"Estamos ya agotados, sé que no se puede comparar, pero esto es como obligar a una persona maltratada a seguir con su maltratador, por favor, solo pedimos poder salir de ese centro, poder pasar página y poner nuestros esfuerzos en superar todo esto. No puedo creer que no puedan darnos alguna solución”, finaliza la madre en su escrito ante la institución que dirige Francisco Javier Enériz. 

En su respuesta, el Defensor del Pueblo estima que en caso citado "concurren suficientes elementos como para adoptar medidas singulares, posibilitando que las dos hijas de la interesada puedan acudir a un mismo colegio, distinto del de origen en el que se habría producido el bullying" y añade que  "la familia, en la gestión del cambio de centro, ha seguido los pasos que se le habrían indicado desde la unidad de escolarización, procurando, en primer lugar, el cambio de la menor directamente afectada y, más tarde, tras conocer su destino, el de su herman"-

Por otro lado, sobre la insuficiencia de plazas derivada de la ratio establecida para los grupos de infantil y primaria, el Defensor recuerda que ya en otros casos había recomendado que "la fijación de ratios máximas de alumnos, orientada a procurar la calidad educativa, es conforme a Derecho, pero que también puede serlo una cierta flexibilización de tales ratios, admitiéndose modulaciones en casos muy específicos que respondan a motivos justificados (por razones de conciliación familiar y de proximidad, por agrupación de hermanos escolarizados en distintos centros, por razones de escolarización de menores llegados a una determinada localidad, por razones relacionadas con el cambio de centro de menores que han podido sufrir episodios de acoso escolar, u otros)".

Por todo ello, el Defensor reitera que "ante una situación excepcional como la del caso, es admisible que se admita la solicitud de la familia, incluso aunque la misma no corresponda a las reglas ordinarias del proceso de escolarización".

"No puedo creer que Educación no pueda darnos alguna solución": la queja de una madre ante el Defensor del Pueblo
Comentarios