Casi la mitad de los municipios de Navarra pierden líneas de teléfono fijo por el apagón del cobre

Foto: despliegue de Adamo
Foto: despliegue de Adamo

10.000 familias rurales de la Comunidad Foral podrían ser afectadas por el cierre de la red, que deja también sin servicio de Internet a los usuarios de ADSL

Casi la mitad de los municipios de Navarra pierden líneas de teléfono fijo por el apagón del cobre

Hasta 133 de los 272 municipios navarros sufren -o sufrirán próximamente- pérdidas de líneas fijas de teléfono. En caso de contar con ella, también se quedarán sin conexión a Internet de ADSL. Este menoscabo acabará siendo parcial -con más o menos vecinos perjudicados- o total, incluso, en determinados pueblos. De esta manera, la inmensa mayoría de esas desconexiones será una realidad a lo largo de este año.

Así se desprende de diversas cifras procedentes de la Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones y del Instituto Nacional de Estadística recogidas por Adamo, operador especializado en el ámbito rural. 

Los pueblos, los peor parados

Este corte de conectividad, que afecta especialmente a las localidades de menor tamaño, se debe al apagón de la red de cobre sobre el que la propia CNMC lleva tiempo realizando comunicaciones. Como consecuencia, aquellos que carezcan ahora de fibra óptica y no migren a ella se quedarán sin teléfono fijo y sin Internet.

Alternativa para 10.000 familias rurales

En esos 133 municipios residen, al menos, 10.000 familias damnificadas por este apagón, una parte de las cuales se encuentra ahora en serio riesgo de aislamiento. 

La buena noticia para ellas es que tienen cobertura de Adamo, por lo que la compañía pone a disposición de esos hogares su vasta red de fibra óptica, especialmente enfocada al ámbito rural.

Soluciones específicas para cada tipo de familia

En este contexto tan delicado, Adamo, de entrada, permite conservar el número de teléfono, el cual puede llegar a tener hasta 100 años y ser un vínculo entre parientes lejanos o de importancia para pequeños negocios. Pero, además, el operador ofrece opciones para distintos perfiles.

 

Los 133 municipios afectados

Abáigar, Abárzuza/Abartzuza, Abaurregaina/Abaurrea Alta, Abaurrepea/Abaurrea Baja, Adiós, Aibar/Oibar, Allín/Allin, Allo, Ancín/Antzin, Andosilla, Añorbe, Anue, Aoiz/Agoitz, Aranguren, Arellano, Arguedas, Aribe, Armañanzas, Arróniz, Auritz/Burguete, Barásoain, Barbarin, Bargota, Basaburua, Baztan, Bera, Bertizarana, Burgui/Burgi, Cadreita, Caparroso, Cárcar, Carcastillo, Cáseda, Cintruénigo, Cirauqui/Zirauki, Zizur, Corella, Dicastillo, Doneztebe/Santesteban, El Busto, Elgorriaga, Enériz/Eneritz, Erro, Esparza de Salazar/Espartza Zaraitzu, Espronceda, Esteribar, Etxalar, Ezcabarte, Ezcároz/Ezkaroze, Fitero, Funes, Fustiñana, Gallipienzo/Galipentzu, Garaioa, Garde, Garínoain, Garralda, Igúzquiza, Imotz, Irurtzun, Isaba/Izaba, Ituren, Iza/Itza, Izalzu/Itzaltzu, Jaurrieta, Juslapeña, Lantz, Larraun, Lazagurría, Legarda, Legaria, Leitza, Lekunberri, Lerín, Lesaka, Lezaun, Liédena, Lodosa, Lónguida/Longida, Los Arcos, Lumbier, Luquin, Mañeru, Marcilla, Mélida, Mendavia, Monreal/Elo, Morentin, Murieta, Murillo el Cuende, Murillo el Fruto, Muruzábal, Obanos, Ochagavía/Otsagabia, Oco, Odieta, Olaibar, Olóriz/Oloritz, Oronz/Orontze, Oroz-Betelu/Orotz-Betelu, Oteiza, Peralta/Azkoien, Piedramillera, Puente la Reina/Gares, Romanzado, Roncal/Erronkari, Sangüesa/Zangoza, Sansol, Santacara, Sartaguda, Sesma, Sunbilla, Tiebas-Muruarte de Reta, Tirapu, Torralba del Río, Torres del Río, Ucar, Uharte Arakil, Ultzama, Unzué/Untzue, Urdiain, Urraul Bajo, Urroz-Villa, Urzainqui/Urzainki, Uterga, Uztárroz/Uztarroze, Valle de Egüés/Eguesibar, Valle de Yerri/Deierri, Viana, Vidángoz/Bidankoze, Villamayor de Monjardín, Villatuerta y Yesa.