Cruz Roja alerta que la salud mental es el otro conflicto de las personas ucranianas

Foto: Personal de Cruz Roja atiende a los refugiados de Ucrania
Foto: Personal de Cruz Roja atiende a los refugiados de Ucrania

 En Navarra, Cruz Roja está atendiendo a 112 personas procedentes de Ucrania correspondientes a 48 núcleos familiares

Cruz Roja alerta que la salud mental es el otro conflicto de las personas ucranianas

Bajo el lema "Por la paz interior: la salud mental, el otro conflicto de las personas ucranianas", Cruz Roja lanza una campaña para sensibilizar sobre las profundas heridas psicológicas que afectan a quienes han vivido la crisis en Ucrania. La Organización está comprometida desde el comienzo de la crisis con la atención psicológica integral reconociendo la importancia de la reconstrucción emocional en el proceso de recuperación. A través de servicios que abarcan desde talleres especializados hasta apoyo en todas las fases de integración, Cruz Roja busca mitigar el impacto del conflicto en la salud mental, brindando a las personas afectadas las herramientas necesarias para recuperar la paz interior y reconstruir sus vidas.

En el transcurso del año 2023, el servicio de atención psicológica del programa de Asilo de Cruz Roja Española ha desplegado esfuerzos sin precedentes al brindar apoyo emocional a 2.436 personas provenientes de Ucrania. Este valioso servicio se ha extendido a 573 hombres, 1,285 mujeres, 586 menores y 242 unidades familiares monomarentales. La diversidad de perfiles refleja la complejidad de las situaciones a las que se enfrentan, destacando la importancia de abordar de manera integral las necesidades psicológicas de estos grupos.

La campaña que se potencia en el marco del segundo aniversario del inicio del conflicto en Ucrania refleja el compromiso continuo de Cruz Roja con el bienestar integral de las comunidades afectadas y destaca la urgencia de abordar el conflicto no solo en términos físicos, sino también en el ámbito más íntimo de la salud mental, y en todo el mundo mediante la red de Sociedades Nacionales que conforman la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

En colaboración y coordinación con Administraciones Públicas y entidades privadas, el servicio de atención psicológica se ha comprometido a abordar diversas áreas, desde las dificultades de adaptación hasta la promoción de la salud y la preparación para la autonomía. Este enfoque holístico abarca la evaluación, diagnóstico y seguimiento psicológico, fortaleciendo así las competencias y habilidades psicosociales de las personas destinatarias.

Dentro del servicio de atención psicológica, Cruz Roja ofrece atención individual, grupal y familiar, complementada con diversos talleres que abarcan temas fundamentales como habilidades sociales, parentalidad positiva, salud sexual, educación emocional, duelo migratorio, empoderamiento y gestión de conflictos. Además, se realizan actividades específicas para niños y niñas en espacios seguros, permitiéndoles expresarse y construir redes de apoyo.

La atención de Cruz Roja Te Escucha

Además de la atención psicológica que ofrece el programa de Asilo de Cruz Roja, la Organización Humanitaria dispone de atención psicosocial y psicológica gratuita, confidencial y anónima a través de su servicio Cruz Roja Te Escucha. 

Todo este despliegue de prevención y atención de la salud mental de las personas refugiadas provenientes de Ucrania es imprescindible si se tiene en cuenta que los impactos psicológicos de conflictos como el actual en Ucrania son alarmantes según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima una prevalencia del 22.1% de trastornos mentales en poblaciones afectadas. Aplicando estas proyecciones a los refugiados ucranianos, se estima que más de 820.000 personas podrían enfrentar trastornos mentales, con más de 190.000 casos graves. A nivel interno, más de 1.5 millones de desplazados internos podrían presentar trastornos mentales, incluyendo a más de 350.000 con casos graves.

Antes del conflicto, el 12.4% de los adultos en Ucrania presentaban síntomas de depresión, con apenas el 3.2% recibiendo tratamiento. Se teme que estos números ya significativos aumenten debido a la exposición al conflicto. La prevalencia del trastorno de estrés postraumático, estimada en más del 30% entre adultos desplazados y el 22% entre menores, plantea desafíos adicionales que requieren atención inmediata.

Cruz Roja, comprometida con el bienestar psicológico de las personas afectadas, continúa trabajando incansablemente para brindar apoyo integral y contribuir a la reconstrucción emocional de aquellos que han visto truncadas sus vidas debido al conflicto armado ucraniano.

Dos años después 

Dos años después de que se intensificara el conflicto armado internacional entre Rusia y Ucrania, el costo humano es insuperable y no se vislumbra un final. Muchos no sólo han perdido a sus seres queridos, sus hogares, sus medios de vida y sus ahorros, sino que millones de personas ucranianas están luchando contra una deuda económica cada vez mayor. A finales de enero de 2024, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en colaboración con las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Ucrania, Rusia y otros lugares, había ayudado a 8.000 familias a recibir información sobre la suerte o el paradero de sus seres queridos desaparecidos o prisioneros de guerra. En los últimos dos años, el CICR ha recibido más de 115.000 llamadas telefónicas, solicitudes en línea, cartas o visitas en persona de familias de Rusia y Ucrania que buscaban a sus familiares desaparecidos.

Aunque algunas personas han podido empezar de nuevo, otras ven que sus necesidades sólo aumentan en un momento en que los programas humanitarios y gubernamentales se están reduciendo o terminando por completo. Incluso el llamamiento de emergencia de la Federación Internacional sólo ha recibido el 62% de la financiación solicitada, lo que deja un déficit importante de recursos para abordar las necesidades cada vez más graves de la población afectada en la actualidad.

Una encuesta encargada por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) desvela que más del 50% de las personas afectadas todavía tienen necesidades urgentes insatisfechas, como asistencia médica, alojamiento y empleo, y el costo psicosocial y de salud mental está aumentando.

En este contexto, el apoyo internacional a la crisis de Ucrania está disminuyendo con un grave riesgo para todas las personas que necesitan asistencia y en especial, para colectivos en situación de alta vulnerabilidad como son las personas mayores o con algún tipo de discapacidad. Por tanto, es muy importante que se mantenga el apoyo a todas las personas afectadas por la crisis tanto fuera como dentro de Ucrania tanto para abordar las necesidades humanitarias inmediatas como para responder al compromiso de recuperación a largo plazo.

Cruz Roja Española ha desplegado en este tiempo respuestas inmediatas y meticulosamente diseñadas para atender a las personas afectadas, integradas en el sistema de acogida de protección internacional. Así, se abordan una amplia gama de necesidades, desde aspectos sociales, jurídicos, psicológicos y psicosociales, hasta facilitar el aprendizaje del idioma y brindar orientación laboral. La intervención de Cruz Roja se extiende a lo largo de todas las fases del proceso de la integración, asegurando un acompañamiento constante hasta que las personas afectadas logran alcanzar la autonomía plena. Este enfoque global busca entender y atender las complejidades y desafíos a los que se enfrentan aquellos que buscan refugio, y refleja el compromiso de Cruz Roja con la reconstrucción integral de las vidas afectadas por la crisis ucraniana. En España se han atendido hasta diciembre 2023, 135.416 personas. En el ámbito Internacional, Cruz Roja Española sigue apoyando a la Cruz Roja Ucraniana y a la Cruz Roja Polaca en la integración socio laboral de personas desplazadas y refugiadas; por otro lado, trabajamos para fortalecer las capacidades de ambas sociedades nacionales en términos de gestión del voluntariado y equipos de respuesta de emergencia. A través de la red de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de la Federación Internacional ha permitido una respuesta verdaderamente global, garantizando que 18 millones de personas reciban apoyo en 58 países. Actualmente, en Navarra, Cruz Roja está atendiendo a 112 personas procedentes de Ucrania. correspondientes a 48 núcleos familiares. Durante el primer año del conflicto ésta cifra ascendió a 1.250 personas. 

Este artículo y esta campaña han sido producidos con el apoyo financiero de la Unión Europea. Su contenido es responsabilidad exclusiva de Cruz Roja Española, la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el Comité Internacional de Cruz Roja, y no refleja necesariamente las opiniones de la Unión Europea

Sobre Cruz Roja

Cruz Roja Española, que celebra este año su 160 aniversario, pertenece al mayor movimiento humanitario del mundo. Colabora con entidades públicas y privadas para que la ayuda y la dignidad lleguen a todas las personas en cualquier lugar, y en todo momento y circunstancia. Su misión es prevenir y aliviar el sufrimiento humano, proteger la vida y la salud y hacer respetar a las personas.

Sus más de 263.000 personas voluntarias dan respuesta en más de 6.500 municipios, lo que permite atender anualmente a más de 12,2 millones de personas en el ámbito nacional y tener más de 13,4 millones de personas como beneficiarias en el ámbito internacional. Todo ello con el apoyo de cerca de 1,4 millones de personas socias, empresas y alianzas en todos los sectores de la sociedad.

Cruz Roja Española continúa con su lucha contra todas las formas de vulnerabilidad adaptándose y anticipándose a los escenarios de futuro, abierta a la población general, incidiendo en la contribución firme y consistente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

Cruz Roja Española pertenece al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja presente en 191 países. Actuando siempre bajo sus siete Principios Fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.