Un cartel de Indalecio Sobrino destacando un "torilero" anunciará la Feria del Toro de 2024 para estos Sanfermines

Foto: El artista cántabro, en la puerta de toriles con el cartel de la Feria del Toro de este 2024
Foto: El artista cántabro, Indalecio Sobrino, en la puerta de toriles con el cartel de la Feria del Toro de este 2024
"He querido representar una ciudad, una feria y una fiesta", ha explicado el autor
Un cartel de Indalecio Sobrino destacando un "torilero" anunciará la Feria del Toro de 2024 para estos Sanfermines

Un cartel del prestigioso pintor cántabro, Indalecio Sobrino Junco con la figura en primer plano de un 'torilero', anunciará la Feria del Toro 2024, en estos Sanfermines.

Como es habitual la Casa de Misericordia ha aprovechado la celebración del cuarto peldaño de la escalera sanferminera para celebrar la rueda de prensa de presentación del cartel de este año. En el evento, en la Plaza de Toros de Pamplona, ha participado el autor, que ha agradecido el encargo y ha afirmado que la feria de los Sanfermines es la feria del Toro por antonomasia, y ha explicado que su pasión por la figura humana le ha llevado a destacar al 'torilero' que "tiene un perfil muy singular".  "El torilero permanece inmutable hasta que el matador le dice 'echadme es', porque es el primero de iniciar ese rito tan maravilloso como es la fiesta de los toros", han dicho Indalecio Sobrino que recuerda que también la vestimenta tiene bastante de "rito litúrgico". "He querido representar una ciudad, una feria y una fiesta", ha explicado el pintor. 

Biografía de Indalecio Sobrino Junco

Nació en 1940 en el seno del Hotel México de Santander donde permaneció la mayor parte de su vida con el intervalo de los años que estudió en Bilbao Ciencias Económicas, mas preocupado por las artes que por las ciencias. El hecho de vivir en un hotel que en aquellos años albergaba a la gente del mundo de la tauromaquia, el teatro, el circo, la pintura o la música, fue perfilando sus aficiones que después se transformarían en motivo argumental de su obra creativa. Así como activo participante en tertulias o charlas sobre cualquiera de esos temas.

Aunque ha desarrollado como hotelero labores empresariales que le llevaron a presidir la Asociación de Hostelería de Cantabria durante ocho años, su dedicación fundamental estuvo siempre centrada en sus trabajos pictóricos. Discípulo del pintor Pablo Sansegundo que le abrió las puertas de un sólido oficio, en su obra siempre ha tenido un especial protagonismo la figura humana constituyendo el motivo principal. Así, sus cuadros están plagados de gentes de todo tipo, ya sean personajes habituales en nuestras calles o músicos y bailarines del mundo del jazz, el retrato y el recurso al desnudo como gran desafío del tratamiento del color en la representación del cuerpo humano, la danza basada en las coreografías del Ballet de Alvin Ailey, el mundo del cine, sus series sobre la tauromaquia, con el complemento de los retratos de las principales figuras de una época.

De sus diversos viajes fundamentalmente a Nueva Orleans o Nueva York en busca de los origenes de la música afroamericana que le apasiona nos trae el retrato de antros de diversa índole con los músicos de Jazz enfrascados en su improvisada creatividad; paseantes urbanos mientras reposan en un banco absortos en sus pensamientos, o recurrentes libreros de viejo que plasma en su proceso de metamorfosis con los vetustos ejemplares que les rodean, constituyen la base de numerosas exposiciones individuales, casi siempre con carácter monográfico que ha presentado en la mayoría de las capitales españolas, así como en Francia, Inglaterra o Nueva York, donde se le planteó el desafío de tener que retratar la multifacética personalidad del cineasta Woody Allen. Cono consecuencia, su obra se haya muy dispersamente representada en numerosas colecciones particulares y museos.

Lector irredimible, ha querido aportar su granito de arena al mundo del libro, fruto de ello es la publicación de una tauromaquia basada en la recuperación de sus ilustraciones y artículos de prensa, así como Aquellos tipos de aquel Santander, una galería iconográfica y literaria de esos personajes que por uno u otro motivo acaban formando parte del paisaje popular de la ciudad. Su última obra donde, como en las anteriores, es el autor de imágenes y texto, Aquellos años de cine, supone una inmersión en el pasado, tratando de revivir a través de la letra y la imagen unos tiempos cinematográficos, desconocidos para muchos, de grato recuerdo para otros y que muestro mundo ha relegado para siempre.

En la actualidad, con el reposo y serenidad que confiere el paso de los años, sus pinceles se afanan sobre el lienzo en conseguir plasmar el misterio y espiritualidad que rige la vida monastica y transmite esa envolvente luz del silencio, título de su última exposición en los claustros catedralicios de Palencia, en su séptimo centenario, y Santander.

Camino Oslé, de la Junta de la Casa Misericordia ha querido destacar que Indalecio Sobrino es uno de los artistas más destacados de Cantabria.

La Feria del Toro 2024

El retorno de un hierro salmantino en las corridas de toros como es el de Domingo Hernández Martín, anunciándose por primera vez en solitario, es la principal novedad de un elenco ganadero donde repiten ganaderías clásicas en los sanfermines.

En el ciclo que tendrá lugar en julio de este 2024 volverán a lidiarse en Pamplona los toros de Jandilla, cuyos ejemplares resultaron ganadores del premio “Feria del Toro 2023”, así como los astados de Victoriano del Río que con el toro “Forajido” lograran el premio Carriquiri de la feria 2023.

Completan la nómina de ganaderías que lidiarán toros a pie, los hierros de Fuente YmbroMiuraLa PalmosillaCebada Gago y José Escolar, habituales de la feria sanferminera.

La ganadería elegida para el festejo de rejones vuelve a ser la de “El Capea – Carmen Lorenzo” y las reses de la novillada volverán a ser de la ganadería navarra de “Pincha”.