Apoteosis en El Sadar (1-0)

Apoteosis en El Sadar (1-0)

Manu Sánchez anotó el tanto de la victoria en el tiempo de descuento y desató la locura en el primer partido con el 100% de aforo en el feudo rojillo

foto por José Ángel Ayerra

El Club Atlético Osasuna consiguió ganar en casa por primera vez en esta temporada frente al Rayo Vallecano (1-0), en el día en que El Sadar pudo acoger otra vez, después de más de año y medio, a todos sus aficionados. En la primera mitad, el encuentro se mantuvo intenso e igualado y los defensas disiparon las pocas ocasiones que hubo. En la segunda parte, el partido tuvo un ritmo más lento y ningún equipo supo crear peligro, pero un gol de Manu Sánchez en el descuento, su primero con la camiseta rojilla, dio la victoria al conjunto de Jagoba Arrasate y desató la locura total en las gradas del feudo navarro.

En la primera parte ambos equipos salieron con la intensidad alta al césped de El Sadar. Ni rojillos ni vallecanos consiguieron hacerse con el control del partido, los duelos en medio campo se sucedieron y, aunque Osasuna logró llegar al área rival, las ocasiones de gol apenas aparecieron. Las mejores opciones de ataque para los rojillos vinieron gracias a acciones individuales de Kike G., que logró plantarse dos veces con el balón en el área rival, pero Dimitrievski y sus defensas consiguieron mitigar el peligro. La otra gran ocasión para Osasuna estuvo en las botas de un sobresaliente Torró, que consiguió conectar un disparo a un balón que se había quedado muerto en el área tras un saque de banda de Manu Sánchez. Sin embargo, Dimitrievski volvió a salvar al Rayo, que no creó ningún peligro en el área de S. Herrera durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras la reanudación, ningún equipo supo hacerse con el control del partido, pero el orden y la seguridad que caracterizaron a las defensas en la primera mitad no estuvo tan presente después. El choque se convirtió en un partido de ida y vuelta, y aunque ambos equipos tuvieron presencia en el área rival, los defensas ganaron a los delanteros. En la ocasión más clara de los rojillos, Torró volvió a ser el protagonista tras controlar con el pecho un rechace de la defensa del Rayo en la frontal del área y estrellar un derechazo en un defensa vallecano que evitó el gol.

Manu Sánchez desató la fiesta en El Sadar

Según pasaron los minutos, el Rayo conseguió ralentizar el partido ante un Osasuna que buscó el gol y se mostró algo superior. Parecía que el partido se iba a quedar en tablas hasta que, en el descuento, en una jugada combinativa de Osasuna, Cote puso un brillante centro medido a la frontal del área pequeña para que Manu Sánchez se tirase en plancha y batiese a Dimitrievski. Un gol que dio a Osasuna su primera victoria de la temporada en casa, que es el primero para el lateral madrileño con la camiseta de Osasuna y que hizo que la grada rojilla explotase de alegría.

Después de esta victoria, Osasuna acumula catorce puntos en el casillero tras ocho partidos disputados, situándose en la quinta posición, a falta de que concluya la jornada. El próximo compromiso de los rojillos, el equipo de Jagoba Arrasate se enfrentará al Villarreal en el Estadio de la Cerámica el domingo a las 18:30 horas.

Apoteosis en El Sadar (1-0)
Comentarios