María Teresa Lafuente: “Lo que más me gusta del Ogiberri San Miguel es poder improvisar cada día, nos adaptamos a cada cliente con nuestra variedad de productos”

Teresa Lafuente, en el exterior de Ogiberri San Miguel
Teresa Lafuente, en el exterior de Ogiberri San Miguel
María Teresa Lafuente: “Lo que más me gusta del Ogiberri San Miguel es poder improvisar cada día, nos adaptamos a cada cliente con nuestra variedad de productos”

La panadería de María Teresa es un buen ejemplo de cómo adaptarse a los nuevos tiempos sin perder la seña de identidad de lo tradicional. Su increíble variedad y calidad de productos caseros como las pastas de canela, gourmet y sin azúcar, además de su búsqueda por la innovación, hacen que este Ogiberri sea excepcional 

“Txikito pero apañado”, como diría la canción. El pequeño Ogiberri, situado en la calle San Miguel de Pamplona, justo enfrente de la Iglesia de San Nicolás es característico en Pamplona por ofrecer unos increíbles productos para llevar, tiene ya un recorrido de ocho años. María Teresa Lafuente, su responsable achaca su éxito al “mimo y trato exquisito al cliente”, además de la ya de por sí buena localización del local. “Hay mucha variedad de productos porque también tenemos mucha variedad de clientes. Es un Ogiberri de paso, pero con solera” dice. 

Lejos de ser un impedimento el contar con poco espacio para tomar un café sentado, su diversidad es un punto fuerte.  “Lo que más me gusta es poder improvisar cada día, no estás  acostumbrado a una clientela fija ni sabes lo que se va a llevar cada persona. Nos adaptamos a cada cliente“, explica María Teresa.

Todos los productos que se comercializan en este negocio, como los espectaculares hojaldres, pasteles o panes de masa madre, de Ogiberri  son caseros. “Envasamos algunos artículos pero todo aquí es artesano”. Dado que la panadera prescinde de conservantes y añadidos “los productos tienen una fecha de consumición corta”.

María Teresa no sólo ha apostado por el género artesanal durante estos años, sino que, además, ha sabido armonizar con los cambios en la forma de comprar de los clientes. Es por ello que Ogiberri San Miguel trabaja con productos no sólo para llevar, sino también de encargo. “Puedes llamar por teléfono y hacer el pedido e incluso pagar con el móvil mediante un Bizum”, comenta María Teresa. 

Tortillas de patata para llevar

Asimismo, se ofrecen todo tipo de productos. “Uno de los que más éxito está teniendo son las tortillas de patata caseras, de la Tortilla del Aizberri, que se pueden comprar por pinchos en el día (si quedan) o completas, bien el día anterior por encargo. Si lo prefieres, ofrecemos también pinchos cada día sin necesidad de llamar antes”.  

Esta amplia variedad también incluye, por ejemplo, pastelería y bollería sin azúcar y sin gluten. “Empezamos a ofertar esta modalidad ya que mucha gente lo necesita”.  Se venden, además, helados para llevar de Häagen Dazs, masas de pizza fresca con masa madre, o zumos ecológicos, y productos de primera necesidad como leche o huevos camperos, entre otras muchas cosas. 

En Ogiberri San Miguel recogen encargos de tartas, mousse limón, pastelería y bollería, o para llevar en celebraciones con dulces y salados como unos espectaculares croissants rellenos de queso emmental, argentinos o las empanadas caseras de atún o verduritas e incluso hot dog y sandwich mixto.

Venden unas increíbles pastas de canela y phoskitos caseros que están triunfando, o unas tostadas brioche y mediasnoches, así como pan de hamburguesa. No faltan tampoco productos de aquí y que siempre gustan como el hojaldre Eguzkilore, la pantxineta, el pastel vasco o las tortas de txantxigorri y novedades como el bizcocho de zanahoria. 

Navidades dulces

Junto a ello, para estas Navidades ofrecen bonitas cajas de bombones y rocas de Navarra como posible regalo o para quedar bien si se hace una visita especial. 

Teniendo tan próxima la Navidad, este Ogiberri ya han traído los espectaculares turrones artesanos de Rafa Gorrotxategi que además no contienen gluten con especialidades nuevas como turrón de chocolate cappucino, turrón de yema, turrón con mandarina y yuzu o  el turrón de chocolate ruby (rosado). Además, con la llegada del frío, la panadera sugiere el mejor plan alternativo, de esos tan necesarios en la situación actual: “puedes recoger aquí tu chocolate con churros o lazos para llevar y dar un paseo por la ciudad”

Para quienes prefieran acercarse hasta el centro en coche y siguiendo su estela de innovación, María Teresa ha empezado a ofrecer también servicio de parking. “Disponemos de un servicio de parking gratis para nuestros clientes. Por cada diez euros de compra entregamos un ticket de media hora de parking  de Baluarte”.

Pensando también en las cenas y comidas de Navidad, el Ogiberri comercializa “cositas delicatesen”, como afirma María Teresa, como determinados tipos de conserva o arroz cultivado de diferentes maneras. “También molemos el café aquí y lo comercializamos en cápsulas”.

Embutidos de León

Además del catálogo de productos cercanos y típicos de la región, “traemos productos de León como chorizo picante o dulce, salchichón y cecina de vaca. Son espectaculares y están muy demandados para la Navidad”.

Con esta filosofía de poder ofrecer “un poquito de todo”, de manera muy cercana y natural, y a pesar de que este verano no haya sido el mejor para los negocios, el Ogiberri San Miguel se ha convertido en un local conocido y de referencia en la ciudad de Pamplona.

El horario de Ogiberri San Miguel es de lunes a viernes, de 7.00 a 20.00 horas. Los sábados abren de 8.00 a 14.30 horas, y de 17.30 a 20.30, y los domingo y festivos, de 8.00 a 14.30 horas. En dos días excepcionales, el 25 de diciembre y el 1 de enero también se atiende por la mañana, de 10.00 a 14.00 horas. 

María Teresa Lafuente: “Lo que más me gusta del Ogiberri San Miguel es poder improvisar cada día, nos adaptamos a cada cliente con nuestra variedad de productos”
Comentarios