Bares del Casco Antiguo convocan una protesta simbólica para este jueves por la tarde

Bares del Casco Antiguo convocan una protesta simbólica para este jueves por la tarde

Será a las 18.30 horas cuando bajen la persiana para protestar por los incidentes del jueves pasado y la agresión al encargado del bar Dom Lluis de la calle San Nicolás al día siguiente

Bares del Casco Antiguo de Pamplona realizarán mañana jueves a partir de las 18.30 una protesta simbólica cerrando las persianas de sus establecimientos por los últimos acontecimientos ocurridos en el barrio durante el pasado fin de semana.

En concreto, será a las 18.30 horas cuando muchos establecimientos hosteleros echen la persiana durante un rato a modo de protesta por los disturbios del jueves pasado y la agresión al encargado del bar Dom Lluis el pasado viernes. También dos camareros del Bar La Granja de la calle Estafeta se quedaron encerrados el pasado jueves, en un episodio todavía sin aclarar.

Igualmente, Convivir en lo Viejo ha anunciado que realizará una concentración el próximo jueves 16 de septiembre en la plaza del Ayuntamiento bajo el lema "por un casco viejo para vivir, sin ruidos, sin ocupación de sus calles y sus plazas y sin amenazas".

Precisamente en las últimas horas, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y los concejales delegados de Comercio, Ana Elizalde, y Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, se reunieron con representantes de los hosteleros de la capital para transmitirles su apoyo al sector, compartir con ellos su preocupación ante la oleada creciente de violencia que se está produciendo en las últimas semanas en momentos puntuales en las calles del centro de la capital y analizar las medidas a adoptar.

Desde el Consistorio, se les ha trasmitido la disposición por seguir trabajando para hacer frente a esta situación con la formación, entre otras medidas, de una mesa de trabajo en la que estarán presentes todos los agentes implicados en este problema.

Los representantes municipales y los de los hosteleros han puesto en común en este encuentro su preocupación por los incidentes violentos que en las últimas semanas están tenido lugar fundamentalmente en las noches de los jueves y de los fines de semana en las calles del centro de la capital, que están dañando a uno de los sectores a los que más está afectando la crisis sanitaria, y que además sigue sufriendo las restricciones y efectos negativos derivados de la pandemia.

Desde el Ayuntamiento se les ha confirmado que ya se han empezado a tomar medidas para afrontar la situación generada, con un refuerzo de los efectivos de Policía Municipal en los momentos y lugares en los que se suelen producir estas masificaciones y altercados violentos.

Hosteleros y representantes municipales han coincidido en que este problema no se puede abordar únicamente desde la perspectiva policial, y, en este sentido, el alcalde Enrique Maya les ha adelantado que desde el Consistorio ya se está trabajando en la constitución, próximamente, de una mesa de trabajo que pueda abordar el problema desde diferentes perspectivas de cara a encontrar las soluciones más adecuadas. Se trata de un equipo al que se invitará a participar a todos los agentes implicados, como vecinos de la zona, los propios hosteleros o el colectivo de personas jóvenes, a través de su presencia en asociaciones o agrupaciones, así como las universidades y los cuerpos policiales junto con el propio Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra.

Además, se ha analizado la necesidad de una normativa foral anti-botellón y la eliminación de las actuales restricciones que afectan a la hostelería a consecuencia del Covid.

Bares del Casco Antiguo convocan una protesta simbólica para este jueves por la tarde
Comentarios