Opinión

El Sindicato Médico de Navarra contesta a una circular de LAB

"Usar la demagogia para descalificar y desinformar es un modo de funcionamiento del sindicato LAB. No es cierto que por el gasto en Productividad Variable se haya dejado de pagar la nómina a algunos compañeros", rebaten desde el Sindicato Médico

Alberto Pérez Martínez, secretario general del Sindicato Médico de Navarra - EUROPA PRESS
Alberto Pérez Martínez, secretario general del Sindicato Médico de Navarra - EUROPA PRESS
El Sindicato Médico de Navarra contesta a una circular de LAB

 
La circular remitida el 5 de noviembre por el sindicato LAB, a través del correo corporativo al que acceden con el permiso de la actual Administración y que sin embargo ha negado en múltiples ocasiones al SMN, califica a los facultativos del SNS-O de insolidarios y peseteros por exigir unas retribuciones justas.
 
El motivo que aduce LAB para arremeter contra los facultativos es el enorme gasto en productividad variable, afirmando que se ha pactado al margen de las mesas de negociación y que no se distribuye de forma equitativa. También afirma que el gasto desmesurado en productividad variable ha sido la causa de que no se hayan podido pagar algunas nóminas en el mes de noviembre. 
 
La Productividad Variable es un concepto por el que se retribuye al personal del SNS-O. En el caso de los facultativos, de por sí ya están sobrecargados, es para pagar la prolongación de su jornada laboral al no poderse cubrir las plazas vacantes que existen en la actualidad; y de esta forma poder atender a la población navarra. 
 
La mayoría de los facultativos no son partidarios de hacer productividad variable, y así lo han manifestado a través del SMN (sindicato mayoritario en el SNS-O). Lo que desde hace años el SMN viene reclamando es que las retribuciones de los facultativos sean competitivas con las de otras CCAA, para poder atraer médicos y así completar las plantillas para una mejor atención de la población.
 
Todos sabemos que un sistema sanitario basado en la Productividad Variable es caro, no deseable para la sostenibilidad del sistema y extenuante para los profesionales. Sin embargo lo que no es aceptable de ninguna manera es trabajar gratis, tal como pretender LAB, o trabajar horas extras y que la retribución se reparta igualitariamente. Es decir que los facultativos trabajen más pero sean todos los que reciban la compensación económica. 
 
Recordar que la Productividad COVID se pactó de forma urgente para hacer frente a una pandemia que produjo un colapso sanitario, y se estableció para todos los estamentos. En esta situación en la que faltaba personal médico (no así el de enfermería, auxiliares, administrativos y celadores) los facultativos tuvieron que duplicar o triplicar las jornadas de trabajo para dar respuesta a la demanda de la población y no dejar de atender a nadie. 
 
Nos preguntamos ¿Dónde estaba LAB en esos momentos, mientras los médicos dábamos lo mejor sacrificando los descansos y la atención a nuestras familias?. A lo largo de toda la pandemia no ha habido ni una palabra de aliento ni de agradecimiento al trabajo y dedicación a los facultativos por parte de LAB.
 
En la actualidad continuamos con un déficit de médicos, de hecho cada vez hay menos, y salvo que se mejoren nuestras condiciones laborales y nuestras retribuciones solo tenemos dos opciones. La primera es seguir pagando Productividad Variable a todos aquellos que voluntariamente acepten aumentar su jornada laboral con la sobrecarga que supone; la segunda y más drástica sería dejar de realizar horas extras eliminando así la retribución extraordinaria y ver qué pasa con la atención sanitaria. ¿Hacemos la prueba?
 
Usar la demagogia para descalificar y desinformar es un modo de funcionamiento del sindicato LAB. No es cierto que por el gasto en Productividad Variable se haya dejado de pagar la nómina a algunos compañeros. La verdadera razón ha sido un fallo de previsión por parte de la Dirección de Profesionales del Hospital Universitario de Navarra, tal como han comunicado públicamente sus gestores. La intoxicación informativa de LAB es una forma de desprestigiar a todo el colectivo médico y que se basa en datos sesgados y manipulados cuyo único fin es desprestigiar y maltratar al facultativo. 

Firmantes:

Alberto Pérez Martínez, secretario general del SMN y Aurelia Mena Mur, presidenta del SMN

El Sindicato Médico de Navarra contesta a una circular de LAB
Comentarios