Opinión

"PCE: un siglo de historia y un futuro con partido"

Artículo de opinión por David Armendáriz, Isabel Burbano y Paco Jiménez. Militantes del PCE-EPK

Foto: Hoz y el martillo, símbolo del PCE
Foto: Hoz y el martillo, símbolo del PCE
"PCE: un siglo de historia y un futuro con partido"

El Partido Comunista de España celebra su centenario. Ha llovido mucho desde aquel 14 de  noviembre de 1921, nada más y nada menos que todo un siglo de historia y de lucha. 

El PCE surgió tras la unión de los dos partidos comunistas existentes en España, creados al  calor de la Internacional Comunista, y herederos de la gran Revolución Soviética de Octubre de  1917. 

En abril de 1920 gracias al impulso de la Federación de Juventudes Socialistas se crea el Partido  Comunista Español. Un año después se funda el Partido Comunista Obrero Español por un  grupo de militantes socialistas favorable a la adhesión a la Internacional Comunista. Finalmente  del 7 al 14 de noviembre de 1921 se celebró en Madrid la Conferencia de fusión de los dos  partidos comunistas, y de aquella unión nació el PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA, que  celebró su I Congreso el 15 de Marzo de 1922. El principal objetivo del recién creado PCE era  el frente único de la clase obrera. 

En septiembre de 1923 se produce el golpe de estado de Miguel Primo de Rivera iniciando una  dictadura de más de seis años. En los inicios de la dictadura, el PCE insistió en el frente único  de la clase obrera para derrotar la dictadura y a la oligarquía que lo sustentaba. Sin embargo,  fue rápidamente ilegalizado, sus sedes y locales clausurados, la prensa obrera cerrada, y  muchos militantes comunistas fueron arrestados y encarcelados, otros tuvieron que exiliarse. 

Hubo que esperar hasta la proclamación de la II República para que se saliera de la  clandestinidad y se retomara la actividad política. 

Fue entonces cuando se celebró el IV Congreso del PCE en marzo de 1932, un hecho de gran  importancia en la historia del partido. Una nueva dirección tomó las riendas de la organización,  con José Díaz a la cabeza como Secretario General, acompañado por Dolores Ibárruri, nuestra  Pasionaria, y de muchos otros militantes de la talla de Vicente Uribe (ministro entre 1936 y 1939),  Trifón Medrano, Jesús Larrañaga y tantos otros, que tuvieron un papel muy destacado durante  el periodo republicano y especialmente en la guerra contra el fascismo, y la posterior lucha  antifranquista, muchos de ellos dejando su propia vida.  

Se consiguió el primer diputado comunista en las generales de noviembre de 1933, Cayetano  Bolívar. De un diputado se pasó a 17 en las elecciones que dieron la victoria al Frente Popular  en febrero de 1936. Dentro del Congreso los diputados comunistas siempre se mostraron como  fieles y dignos representantes de la clase trabajadora. 

Durante la República el PCE siempre buscó la unidad y suma de fuerzas, se luchó duramente  en la Revolución de Asturias del 34. Y aunque por número de afiliados era un partido pequeño,  tuvo un papel decisivo en la construcción del Frente Popular, único camino para cortar el paso  al fascismo que estaba a las puertas del poder. 

Llegó el golpe militar fascista del 18 de julio del 36. Desde el primer momento desde el PCE se  hizo un trabajo incansable por defender la democracia republicana. 

El PCE se mostró como la fuerza política más eficaz para organizar y aglutinar los esfuerzos de  la lucha antifascista durante la guerra civil. Tenemos el ejemplo de la defensa de Madrid, la  creación del 5º Regimiento, el trabajo y disciplina en los frentes de guerra y en la retaguardia, la  difusión cultural, y el sacrificio constante de las miles de comunistas que dieron su vida por  defender la República hasta el último momento. 

Tras la derrota, la lucha continuó. Muchos militantes del PCE combatieron en la II Guerra Mundial  contra los nazis y fueron pieza clave para organizar la resistencia francesa y la liberación de  París. 

Durante los primeros años de franquismo se centró el esfuerzo en organizar a las fuerzas  antifranquistas tanto en el exterior como en el interior. En 1944 tuvo lugar el audaz e insólito  intento de invasión por el Valle de Arán, liderado por el comunista pamplonés Jesús Monzón.  

En pleno franquismo, bajo la clandestinidad más dura, se organizaron núcleos comunistas en  centros de trabajo, universidades, municipios, etc. En ese momento se pusieron los cimientos para el nacimiento de Comisiones Obreras, haciendo un enorme trabajo en las luchas sindicales,  con Marcelino Camacho y Josefina Samper como figuras más emblemáticas. 

En definitiva, el PCE fue sin una de las organizaciones políticas que más luchó durante los 40 años de sanguinaria y brutal dictadura, para derrocar a Franco y devolver la democracia a este  país. Miles de comunistas pagaron esa entrega con la cárcel, torturas, exilio, y con su propia  vida. 

Una vez fallecido el asesino dictador Franco, el PCE siguió en la clandestinidad, hasta que en  abril de 1977 por fin fue legalizado. Desde entonces el PCE ha continuado la batalla por construir  un país mejor para la clase trabajadora, para alcanzar una Tercera República, una mejor  democracia, más libertades, justicia e igualdad. La defensa y mejora de lo público, la educación,  la sanidad, los servicios sociales, las pensiones, la dependencia, etc.  

Luego llegaron las luchas anti OTAN y derivado de ello y gracias a la firmeza en la idea de la  unidad y la suma de fuerzas surgió Izquierda Unida. Después se dio la batalla contra el Tratado  de Maastricht y la agenda neoliberal que se estaba imponiendo en Europa, como decía Julio Anguita, "la Europa de los Mercaderes”. 

Luego llegó la implosión de la especulación capitalista y con ella la crisis iniciada en 2008, el  PCE estuvo en las calles para que la crisis no la pagasen los mismos de siempre, para oponerse  a los recortes sociales. Estuvimos en la defensa de los derechos laborales, sindicales y sociales.  También en el 15M, el movimiento feminista, y en todos aquellos espacios de lucha  anticapitalista y antifascista. 

Se apostó una vez más por la unidad de la izquierda con Unidas Podemos. Y actualmente se  trabaja para conseguir un espacio político más extenso y abierto para construir un Frente Amplio con todas las fuerzas de izquierda y progresistas de este país. Porque la unión hace la fuerza. 

En definitiva un partido que tiene 100 años de vida con un pasado para estar orgullosos y  orgullosas, ya que el PCE es el partido político que más ha trabajado durante estos últimos 100  años por la libertad y la democracia en este país, y por mejorar la vida de los trabajadores y  trabajadoras. 

Pero además de tener un digno pasado, el PCE somos un Partido de futuro. Seguiremos día a  día al pie del cañón por transformar la sociedad y construir un país mejor para la mayoría  trabajadora. Porque bajo el modelo capitalista no puede haber futuro para la mayoría de la  sociedad. 

¡Por otros 100 años más! ¡Viva la lucha de la clase obrera! 

Artículo de opinión por David Armendáriz, Isabel Burbano y Paco Jiménez. Militantes del PCE-EPK

 

"PCE: un siglo de historia y un futuro con partido"
Comentarios