Opinión

"Por unas escuelas infantiles de futuro"

Equipo de trabajadoras de la Escuela Infantil Printzearen Harresi 

"Por unas escuelas infantiles de futuro"

Las personas trabajadoras de las Escuelas Infantiles del Ayuntamiento de Pamplona estamos ocupadas y preocupadas por el futuro inmediato de nuestras escuelas. Parece que la situación actual puede empeorar, parece que pueden aumentar las ratios actuales. Aumentar las ratios significa aumentar el número de niños y niñas que tienen que convivir en una misma aula. Teniendo en cuenta las necesidades que tienen en estas edades, van a poder disponer de menos atención por parte de las educadoras. Creemos firmemente que si aumentan las ratios, todos y todas perdemos, el futuro pierde. Si aumentan las ratios, creemos que la atención y la respuesta que podemos dar a cada niño y niña, a cada familia no va a poder ser la misma. 

El proyecto de las Escuelas Infantiles de Pamplona, y el de Printzearen Harresi, en concreto, es un proyecto consolidado, sólido, reflexionado y que va mejorando con los años. Tiene una identidad propia, reconocible y reconocida. Es un proyecto que previene, pero también cura. Parte de que el 0-3 es la base para forjar una personalidad, una identidad sana, respetada y respetuosa. Acompañamos, en este proceso, a la infancia, a las familias, en definitiva, a toda una comunidad educativa. Para ello contamos con un equipo profesional de alta calidad, que ofrece calidad y calidez. Contamos con educadoras, auxiliares, cocineras, coordinador de talleres y tallerista, trabajadoras sociales, psicóloga, personal administrativo, enfermera ... Es una red de relaciones, todo un engranaje de encuentros en los que se busca crear espacios seguros, espacios de afectos que hacen que todas y cada una de las personas nos sintamos importantes y acogidas, ¡porque lo somos! 

En estos momentos de tanta incertidumbre que estamos viviendo en la sociedad, este proyecto tiene una gran certeza, la certeza que dan los años y el largo recorrido que llevamos trabajando, que ha servido y sigue sirviendo como ejemplo tanto para escuelas cercanas como para las no tan cercanas, para muchas escuelas de otras comunidades. 

¿Por qué y para qué? Porque en nuestro quehacer diario compartimos nuestras vidas desde la interculturalidad, protegiendo y respondiendo a las necesidades de las niñas y los niños. Circunstancias que sobre todo en esta época que vivimos actualmente es más necesario que nunca, atender y dar solución. Atender desde la tranquilidad y la individualidad de cada persona, de cada familia, Si NO PREVENIMOS CON NUESTRA INFANCIA, ¿QUÉ NOS QUEDA? Y para que se siga atendiendo y reforzando las dificultades y problemas que por motivos personales, sociales, migratorios, económicos y pandémicos el perfil de las familias ha cambiado estos dos últimos años. 

Los proyectos, no se empiezan por el tejado. Las leyes normalmente suelen diseñarse desde el tejado sin atender ni entender la realidad y cotidianidad de las escuelas. Están diseñadas sin tener en cuenta la atención individualizada que los niños y niñas necesitan. Nuestro proyecto, en cambio, está construido en unos fuertes cimientos. Un buen cimiento, que además de la arquitectura de las escuelas, va en sintonía con nuestro proyecto pedagógico y que lo reforzamos con la profesionalidad y el buen hacer del personal trabajador de todas las escuelas. Todas estamos unidas para no perder, ni dar un paso atrás, en este maravilloso proyecto forjado por el trabajo de cientos de trabajadoras. 

Queremos seguir sembrando futuro, gota a gota, con templanza, pero con fuerza. La fuerza de todas y todos. Cada día construimos y vivimos la escuela desde la esencia de cada niña y de cada niño y así queremos que siga siendo durante todos estos años. 

NO A LA SUBIDA DE RATIOS, POR UNAS ESCUELAS DE FUTURO.

 Firma en representación: Garikoitz Torregrosa Armendariz 

 

"Por unas escuelas infantiles de futuro"
Comentarios