Pamplona se forra a multas: se multiplican las sanciones de tráfico, especialmente en Landaben

En el mes de marzo se han interpuesto 3.553 multas en el radar de entrada y salida al polígono Landaben ubicado junto a Koxka, más de la mitad de multas que se pusieron en todo 2021 en Pamplona
Pamplona se forra a multas: se multiplican las sanciones de tráfico, especialmente en Landaben

El consistorio de Pamplona ha recaudado en el primer trimestre de 2022 más multas que en todo el año anterior por exceso de velocidad. Así, si en todo 2021 se expedieron alrededor de 7.000 multas, solo en el primer trimestre de este año el Ayuntamiento de Pamplona ha puesto 10.526 multas por exceso de velocidad, según los datos que ha publicado este viernes Diario de Navarra. Una cifra que choca debido a que la nueva reglamentación de la DGT por la que se regula el tráfico urbano a 30 km/h y 50 km/h lleva en vigor desde mayo del año pasado, sin embargo es precisamente en este trimestre cuando ha dado el salto en la cantidad de multas, y por ende, en la recaudación.

De estos datos, destaca el de marzo, que acumula 5.512 denuncias, la mitad del trimestre, y de esas multas, casi la mitad de ellas provienen del radar instalado en la entrada y salida de Landaben, junto a la fábrica de Koxka, donde se han registrado 2.641 y 912 multas a la entrada y salida del polígono solo en el mes de marzo.

En total, son 3.553 multas registradas solo en la entrada y salida a Landaben solo en el mes de marzo, más de la mitad de las sanciones expedidas en 2021.

Algunos afectados se enteraron por el BOE

Y estos son los datos del primer trimestre, aunque con el fin de las restricciones por la Covid-19, y un mayor número de viajes en primavera, las multas pueden aumentar en los próximos meses. La situación es tal, que sólo el pasado viernes el BOE publicó un listado con más de 1.100 sancionados a partir del mes de marzo a los que el consistorio de Pamplona no había podido notificar. 

La sofisticación en los radares motiva un mayor número de multas

Los motivos de este aumento casi exponencial de las multas no es porque la mayor parte de los ciudadanos incumplan más las normas (que además han cambiado este año) sino que se debe a la sofisticación de los nuevos radares instalados en las salidas de Pamplona, en puntos como la carretera de Sarriguren, la Avenida de Navarra a la altura de la gasolinera de Esquíroz, en la Avenida de Aróstegui, junto a Inquinasa y en Landaben, junto a Koxka. Estos nuevos radares hacen las tomas en ambos sentidos, tanto en el que se circula como en el contrario. 

Sin avisos de cambios de localidad: mayor confusión y multas 

Además hay otro hecho y es la ausencia de avisos en la entrada y salida del término municipal de Pamplona, algo que ya ha sido denunciado por las autoescuelas. El asunto es que los conductores no saben si están circulando por una vía interurbana o urbana, con límites de velocidad diferente, por lo que se pueden cometer infracciones. La velocidad máxima en estos tramos interurbanos es de 90 km/h mientras que las vías urbanas de Pamplona tienen limitaciones a 50 ó 30 kms/h según sus capacidad. Estas multas no son baladíes, ya que conllevan una sanción de 600 euros y la retirada de seis puntos en el carné de conducir. 

Pamplona se forra a multas: se multiplican las sanciones de tráfico, especialmente en Landaben
Comentarios