Pamplona presenta un Presupuesto de 259 millones para 2023

Ahora entrarán en fase de negociación para tratar de buscar el consenso para su aprobación por el Pleno, aunque Maya ha afirmado que "tiene pinta" de que no se va a alcanzar

Pamplona presenta un Presupuesto de 259 millones para 2023

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este miércoles el proyecto de Presupuestos del Consistorio para 2023, que asciende a 259 millones de euros y que pone el foco en la protección social, la sostenibilidad y el empleo.

Así lo han dado a conocer este miércoles el alcalde, Enrique Maya, y la concejala de Servicios Generales, María Echávarri, que han presentado en rueda de prensa las principales líneas del proyecto de Presupuestos. Ahora entrarán en fase de negociación para tratar de buscar el consenso para su aprobación por el Pleno, si bien, en respuesta a los periodistas, Maya ha afirmado que "tiene pinta" de que no se va a alcanzar dicho consenso.

Con un volumen inversor de 36,9 millones de euros, la ciudad plantea este Presupuesto "como un motor para el impulso de la actividad económica, el empleo y el desarrollo sostenible, así como generador de protección social a los colectivos más vulnerables".

Los presupuestos contienen inversiones en rehabilitación urbana, movilidad y seguridad vial, y sostenibilidad. Además, apuestan por el enfoque social en el desarrollo urbanístico, con proyectos de reurbanización y regeneración del espacio urbano, el apoyo a la rehabilitación urbana y las inversiones vinculadas a servicios públicos educativos deportivos, culturales, sanitarios y sociales.

El alcalde ha destacado que estos Presupuestos "se basan en una serie de criterios como son la congelación de impuestos y tarifas", si bien se recupera la tasa por instalación de terrazas, que permaneció en suspenso durante la pandemia. Asimismo, se mantiene la gratuidad del servicio de escuelas infantiles y se prioriza "el mantenimiento de la protección social a los colectivos vulnerables".

Por otro lado, ha criticado los efectos de la supresión de la Carta de Capitalidad, que ha calificado como un "evidente castigo a Pamplona por razones exclusivamente políticas" ya que "no hay ni un solo informe ni expediente que justifique" dicha eliminación, que va a suponer una pérdida de ingresos de casi 17 millones de euros. "No vamos a recuperar el nivel de ingresos con esta distribución, los ciudadanos van a tener que pagar de su bolsillo aquello que el Gobierno nos deja de dar. Que no nos engañen más", ha reivindicado.

Por su parte, Echávarri ha explicado que otro "condicionante externo" es el incremento de los costes relacionados con la prestación de servicios municipales, como las retribuciones del personal interno y externo, pensiones, y, sobre todo, los costes energéticos. Al igual que en el ejercicio anterior, en la elaboración del proyecto de presupuestos también se ha tenido en cuenta a congelación de tipos y tarifas municipales, "pese al incremento del IPC para no incrementar la presión fiscal que ya sufre la ciudadanía".

De los 259 millones de euros de gasto previsto, un total de 214,8 millones se corresponden con gastos de funcionamiento (frente a 205 de las previsiones del proyecto de 2022): 105,9 son gastos de personal; 82,5 millones son compras de bienes y servicios (gastos de las áreas municipales) y 26,4 corresponden a transferencias corrientes. La carga financiera de intereses y amortizaciones de préstamos supone 7 millones, 0,4 de activos financieros y 36,9 millones de euros de inversiones (propias y transferencias de capital).

Pamplona presenta un Presupuesto de 259 millones para 2023
Comentarios