Así ha sido la vuelta a las barras de los bares en el Casco Antiguo de Pamplona

Así ha sido la vuelta a las barras de los bares en el Casco Antiguo de Pamplona

Hosteleros de Navarra y clientes han acogido con "alegría" el fin de las restricciones desde este viernes en la Comunidad foral en horarios y aforos, lo que conlleva la vuelta al uso de las barras y las pistas de baile en las discotecas.

Desde la medianoche, los jóvenes de la Comunidad foral han podido disfrutar del uso normalizado de las discotecas y bares de copas, una normalidad que también ha llegado este viernes por la mañana a los bares y restaurantes de Navarra, donde se han eliminado las limitaciones de aforos y también se permite el consumo en barras.

Desde el bar Gaucho en el Casco Viejo de Pamplona, Maira, una de sus camareras, ha destacado en declaraciones a Europa Press que la vuelta a la normalidad "es algo que hemos estado esperando todos" y ha considerado que "va a ir bastante bien". "Hemos estado esperando esta normalidad y creo que tendremos más clientes, sobre todo en el vermú", ha comentado.

Desde el bar Río, de la calle San Nicolás, uno de sus socios también ha afirmado que están "muy contentos" y "un poco nerviosos" con el levantamiento de las restricciones, ya que llevan un año y medio con limitaciones y "dando órdenes a la gente". "Ahora volver a la normalidad nos apetece mucho. A ver qué tal responde la gente, pero sin duda responderá seguro", ha comentado.

Sobre estos meses de limitaciones, ha remarcado que "hemos trabajando todo el día limpiando, sirviendo en las mesas, dando órdenes al cliente... hemos acabado muy hartos". Y ha esperado que ahora puedan trabajar "mucho más" y tener más clientela porque "el palo que nos ha metido ha sido terrible". "Sin la barra no puedes hacer nada más que cubrir gastos y mantener a los empleados", ha manifestado.

También Cari Goicoechea, del bar La Mandarra de la Ramos, ha destacado que está "feliz como una perdiz" con la vuelta a "la famosa normalidad, que ya casi la tenemos olvidada". "Ahora tenía unos clientes que se preguntaban cómo era antes, qué pronto nos acostumbramos a las cosas", ha declarado.

Ha esperado Goicoechea que este fin de semana aumente el trabajo y la gente se anime a entrar a los bares al ver que "se puede salir, consumir, apoyar en la barra..." tras 18 meses "muy duros" para el sector de la hostelería. "Ahora estamos con el personal también a vueltas porque está la cosa bastante difícil", ha señalado.

Con "ganas" de volver a la barra se ha mostrado Javier, uno de los clientes que este mismo viernes ha hecho uso de ella, quien ha confiado en que "no vayamos para atrás". "Da alegría pensar que se puede acabar con esto o que al menos podamos vivir más tranquilos", ha expuesto.

Igualmente, como propietario de un comercio en el Casco Viejo, ha esperado que "esta situación de normalidad" en la hostelería "beneficie a todos", dado que "el comercio de por sí ya está bastante fastidiado y esto nos puede venir bien".

Así ha sido la vuelta a las barras de los bares en el Casco Antiguo de Pamplona
Comentarios