Maldonado destaca que el cargador universal permitirá reducir el precio de los dispositivos

Se prevé que en otoño de 2024 el cargador común sea una realidad en la UE. La nueva normativa afectará a toda una serie de dispositivos electrónicos portátiles de tamaño pequeño y mediano, como móviles, tablets, cámaras digitales, cascos y auriculares, altavoces portátiles y videoconsolas portátiles

Maldonado destaca que el cargador universal permitirá reducir el precio de los dispositivos

El pleno del Parlamento Europeo ha dado luz verde definitiva a una nueva ley por la que todos los teléfonos móviles, tabletas y otros dispositivos en la Unión Europea deberán utilizar un mismo tipo de puerto de carga, el conector USB-C, una novedad que la eurodiputada navarra del PSOE, Adriana Maldonado, ha acogido con "satisfacción" y ha asegurado que, así, "el precio de los dispositivos disminuirá y nos evitaremos tener un cajón lleno de cables inutilizados, reduciendo así las emisiones que conlleva la producción de estos cargadores".

Se prevé que en otoño de 2024 el cargador común sea una realidad en la UE. La nueva normativa afectará a toda una serie de dispositivos electrónicos portátiles de tamaño pequeño y mediano, como móviles, tablets, cámaras digitales, cascos y auriculares, altavoces portátiles y videoconsolas portátiles. Pero también a relojes inteligentes, rastreadores de salud portátiles, dispositivos de cuidado personal, equipos deportivos y de iluminación y juguetes electrónicos.

Según han explicado desde el grupo socialista en el Parlamento Europeo, el objetivo es triple: hacer que estos productos sean más sostenibles, reducir los residuos electrónicos y facilitar la vida a los consumidores y consumidoras.

Maldonado, miembro de la Comisión de Protección del Consumidor de la Eurocámara, ha afirmado que "con un único conector contribuiremos a poner fin a la aglomeración de cargadores y a las 11.000 toneladas anuales de residuos que se generan en Europa".

Según la eurodiputada, este puerto de carga común "hará que ahorremos 250 millones de euros anuales en compras innecesarias de cargadores, lo cual va a suponer un gran cambio en beneficio de los consumidores y consumidoras". En este sentido, ha destacado que "desde el Parlamento Europeo llevamos desde 2009 reclamando un cargador universal único, porque no podemos permitirnos que cada dispositivo electrónico que compramos tenga un cargador diferente".

Por otro lado, la directiva aumenta los requisitos de información que el consumidor debe disponer sobre potencia o rendimiento de carga, y la posibilidad de poder comprar el dispositivo sin necesidad de adquirir el cargador, lo que puede suponer una reducción del precio del producto. Asimismo, el texto contempla la carga inalámbrica y pide a la Comisión Europea que presente una estrategia para finales de 2026 que permita una interoperabilidad mínima de cualquier nueva solución de carga. El objetivo es evitar una nueva fragmentación en el mercado, continuar reduciendo el desperdicio ambiental, garantizar la comodidad del consumidor y evitar los llamados efectos de "bloqueo" creados por las soluciones de carga patentadas.

Maldonado destaca que el cargador universal permitirá reducir el precio de los dispositivos
Comentarios