Las funciones del Big Data y su evolución

Foto: Pexels.
Foto: Pexels.
Las funciones del Big Data y su evolución

A pesar de que pasa desapercibido para la mayoría de los usuarios, el Big Data se ha convertido en uno de los pilares básicos de nuestra sociedad. A grandes rasgos, podemos definirlo como un conjunto masivo de información que es recopilada por instituciones y compañías, la cual les sirve para realizar distintos estudios y extraer diferentes conclusiones. Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, este concepto ha evolucionado de forma considerable, por lo que cada vez resulta más útil, tal y como veremos a continuación.

El uso del Big Data

Los resultados de los estudios del Big Data sirven a todo tipo de empresas, dado que revelan las preferencias de los individuos de varios sectores de la sociedad. Su utilidad se puede entender fácilmente si prestamos atención a cómo se usan en la industria textil, ya que sirven para guiar a las compañías. Por ejemplo, si se estudian las prendas disponibles en una tienda de Zara localizada en España y en otra ubicada de Japón, percibiremos notables diferencias que tienen que ver con estudios del Big Data. 

Asimismo, la situación es idéntica en otras industrias como la del entretenimiento. Por lo tanto, en un casino en línea español, podemos encontrar tragaperras temáticas como Andy y Lucas, dado que son artistas con notable fama en el país, y por ende interesan al público objetivo. En cambio, es probable que en otros portales extranjeros se publiciten títulos con otras temáticas. Lo mismo sucede con cualquier casa de apuestas que tenga una plataforma operativa en España. Dado que en este país el deporte más apreciado es el fútbol, éste ocupa un lugar destacado, mientras que otros como el boxeo tienen menos protagonismo. 

La evolución del Big Data

El Big Data no tiene un punto de inicio definido, ya que el ser humano se ha dedicado a recopilar información sobre su entorno y los individuos que le rodean desde hace miles de años. No obstante, la recopilación masiva de datos comenzó a ser habitual en el siglo pasado, sobre todo después de la II Guerra Mundial. En la década de los sesenta se inventaron sistemas como Shoebox, aunque no fue hasta los años noventa que surgieron herramientas más avanzadas, como la base de datos de Windows.

Así pues, hoy en día existe un sinfín de modos de recopilar información de los usuarios a través de internet. En consecuencia, cada vez se idean más cursos e instituciones que se dedican al aprendizaje del Big Data, tal y como el Instituto de Ciencia de los Datos e Inteligencia Artificial de la Universidad de Navarra. Según su director, Jesús López Fidalgo, los profesionales del Big Data son una minoría, por lo que el instituto tiene como objetivo crear más individuos competentes que ayuden a la sociedad con su labor. 

Por consiguiente, se puede concluir que todos los datos que exponemos en la red y en otros medios pueden llegar a ser parte del Big Data, que con su imparable desarrollo, cada día brinda resultados más certeros sobre nuestras necesidades, hábitos y preferencias a las empresas. 

Las funciones del Big Data y su evolución
Comentarios