El delegado de Cruz Roja Navarra Antonio Carabante se incorpora en Hungría al operativo de emergencia por la guerra en Ucrania

Será coordinador de logística en la recepción de ayuda humanitaria de la Federación Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja

El delegado de Cruz Roja Navarra Antonio Carabante se incorpora en Hungría al operativo de emergencia por la guerra en Ucrania

El delegado navarro Antonio Carabante Rodríguez (Pamplona, 1962) se ha incorporado al operativo que la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) tiene desplegado ante la guerra en Ucrania, en los países de la región.

Según han informado desde Cruz Roja Navarra, Carabante ha viajado hasta Budapest (Hungría) para colaborar en la coordinación logística de la recepción de ayuda humanitaria y su posterior distribución entre la población de Ucrania desplazada a este país vecino.

El delegado de Cruz Roja Navarra, voluntario desde 1977, actualmente se encontraba en misión en Haití desde el pasado mes de agosto, tras el terremoto que sufrió el país.

Además, Cruz Roja Española ha desplegado personal perteneciente a su Unidad de Respuesta en Emergencias de Salud (ERU, por sus siglas en inglés) en apoyo a la Cruz Roja Húngara para reforzar la respuesta en la zona fronteriza, y para evaluar las necesidades en materia sanitaria que presenta la zona de Úzhgorod, localidad ucraniana cercana a la frontera eslovaca.

Este personal desplegado por Cruz Roja se suma a las delegadas y delegados que ya están operando, dentro de la estructura de la Federación Internacional de la Cruz Roja, en Moldavia, Polonia, Ucrania y Hungría desde hace varias semanas con temas de logística o gestión del voluntariado.

En Polonia, junto a la Cruz Roja polaca, se están empezando a plantear proyectos con objetivos de empleabilidad o medios de vida para la población afectada.

LA RESPUESTA INTERNACIONAL DE CRUZ ROJA ESPAÑOLA

Cruz Roja Española ha desplegado a 16 personas para participar en la respuesta coordinada del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Entre las tareas que realizan, se encuentran las logísticas, las de coordinación, la gestión de voluntariado, la coordinación de distribuciones, la protección e inclusión de género, además de las sanitarias a través de su ERU (Unidad de Respuesta en Emergencias) de Salud. Se encuentran en Ucrania, Polonia, Hungría y Moldavia.

En remoto desde el país también participa más personal: un equipo para el soporte del desarrollo de un software para la gestión de voluntariado convergente internacional, y otro equipo SIMS Officer, con el soporte al equipo de Gestión de la Información.

Además, se ha realizado ya el envío de 16.000 toldos plásticos, más de 5.000 kits de cocina, cerca de 10.000 mantas y 13.500 esterillas, y se ha dado apoyo directo a la Cruz Roja Ucraniana y la Cruz roja Danesa, en la región de Chernivtsi, suroeste de Ucrania y frontera con Rumanía.

Todo ello ha permitido ya que se hayan movilizado más de 1.200 toneladas de ayuda humanitaria, y se hayan atendido a más de 120.000 personas, de las cuales, 3.800 reciben apoyo psicosocial.

El delegado de Cruz Roja Navarra Antonio Carabante se incorpora en Hungría al operativo de emergencia por la guerra en Ucrania
Comentarios