El 5,9% de las conversaciones en las calles de Navarra son en euskera y el 91%, en castellano

Ana Ollo ha afirmado que "desde 1989 el uso del euskera en Navarra no ha variado de forma significativa" y ha señalado que en 2021 está 0,8 puntos por debajo del dato de 2016.
El 5,9% de las conversaciones en las calles de Navarra son en euskera y el 91%, en castellano

El 5,9% de las conversaciones que se producen en las calles de Navarra son en euskera, mientras que el 91% son en castellano y el 3,1%, en otras lenguas, según los resultados del informe elaborado por Soziolinguistika Klusterra en 29 municipios navarros sobre el uso de las lenguas en la calle correspondiente al año 2021.

La consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha comparecido este martes en el Parlamento foral para presentar los resultados de este informe. Soziolinguistika Klusterra es una entidad formada por organizaciones públicas y privadas, así como particulares. En 2021, el Gobierno foral firmó un convenio de colaboración anual que incluye la elaboración de este estudio, que pretende conocer cuánto se usa el euskera en la calle. El estudio comenzó a realizarse en 1989 y se ha repetido cada cuatro o cinco años. Los datos se recogen mediante la observación directa en la calle.

Ana Ollo ha afirmado que "desde 1989 el uso del euskera en Navarra no ha variado de forma significativa" y ha señalado que en 2021 está 0,8 puntos por debajo del dato de 2016. En el caso de Pamplona, el uso el año pasado es de 0,2 puntos por debajo de la cifra de 2016.

Por grupos de edad, los niños son los que más lo usan, un 8,9%. "Los restantes grupos de edad presentan un uso inferior, un 4,8% en población juvenil, un 5,8% en personas adultas y un 3,2% personas mayores", ha explicado Ollo.

La consejera ha afirmado que "el uso del euskera en los niños es un dato positivo porque puede considerarse señal de recuperación social del euskera". "El dato negativo es el uso de la población juvenil, grupo en el que el conocimiento y el uso tienen una distorsión mayor. La evolución reciente del uso refleja una tendencia positiva en la población infantil, con aumento del 0,3%, y un leve retroceso en los demás grupos de edad", ha afirmado. Además, el uso es más frecuente en mujeres que en hombres.

La consejera ha precisado que "el conocimiento y el uso social de las lenguas son fenómenos diferentes y no son asimilables" y ha explicado que mientras el 14% de la población navarra conoce el euskera, es un 5,9% el que lo usa. "Los vascohablantes son todos al menos bilingües por lo que pueden elegir en qué lengua comunicarse, pero el uso del euskera exige que el interlocutor también sea vascohablante", ha explicado.

"En un contexto social plurilingüe el conocimiento no determina el uso de las lenguas. El uso de las lenguas no es un fenómeno individual como sí lo es el conocimiento", ha afirmado.

Ollo ha señalado que en 30 años Navarra ha ganado 140.000 habitantes y este aumento de la población se debe principalmente al saldo migratorio. "Este crecimiento demográfico afecta a situaciones de recuperación de lenguas no hegemónicas, como es nuestro caso", ha afirmado, para señalar que hay "una sociedad más diversa en la calle, más turistas que nunca en la calle, los hábitos de consumo y ocio han cambiado notablemente, han cambiado los hábitos de comunicación en la calle, muchos de lo que recorren la calle conversan por teléfono con interlocutores que están lejos". "El uso de la calle es significativo pero no incluye toda la dimensión del uso social de la lengua", ha afirmado.

En resumen, Ana Ollo ha valorado que "el euskera haya mantenido su presencia en las calles de Navarra durante 30 años, los espacios públicos se han transformado notablemente pero el euskera ha mantenido su cuota de comunicación". "El uso del euskera tiene luces y sombras. El uso de los niños se ve con optimismo y tiene una tendencia positiva, el uso de la juventud es motivo de preocupación y nos muestra la necesidad de seguir ofreciendo programas, oportunidades y recursos dirigidos a ese grupo de edad", ha afirmado.

En el turno de intervención de los grupos, el portavoz de Navarra Suma, Iñaki Iriarte, ha señalado que se aprecia especialmente entre la juventud que "son muchas las personas que han aprendido en el modelo D y luego no emplean el euskera en la calle". "¿Por qué los vascohablantes no emplean más la lengua? La sensación que tengo es que eso sucede porque a través del modelo D se obtiene un nivel que no es suficientemente bueno para poder intervenir con facilidad en las conversaciones y porque cuando hay una pequeña densidad de hablantes resulta imposible servirse con frecuencia y fluidez de la lengua", ha señalado. Además, ha planteado que "da la sensación de que aumentar sin más el esfuerzo en las políticas lingüística no lleva a un aumento automático del uso de la lengua". "No digo que no deban existir o no sirvan para nada", ha precisado.

La portavoz del PSN, Inma Jurío, ha afirmado que de la tendencia que reflejan estos estudios "se deduce que las políticas públicas están siendo positivas en el mantenimiento del euskera en la calle". "Creo que vamos en el buen camino, con políticas públicas en una Comunidad en la que consideramos el euskera una lengua propia y los poderes públicos tienen la obligación de realizar políticas dirigidas a la promoción y protección de la lengua, pero las tienen que realizar desde el concepto de voluntariedad y libertad de las personas de adherirse al conocimiento del euskera y teniendo en cuenta la realidad sociolingüística de cada territorio".

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que "una de las conclusiones principales del informe es que en un contexto de envejecimiento de la sociedad, el uso del euskera se rejuvenece y lo hace en un contexto de más dificultad, más urbano". "Antes el uso era entre personas mayores y en contextos más pequeños, y ahora ese uso se rejuvenece y lo hace en entornos que generan una mayor dificultad para su uso, en entornos urbanos. El uso del euskera es de un 6% de una población que acredita un 14% de uso. Son casi un 50% los que, conociéndolo, lo usan. Esta es la línea por la que debemos seguir", ha señalado.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha explicado que ve "algunos elementos preocupantes" en los resultados del informe, "lo digo claramente", si bien ha dicho que "hay algunas vías para la esperanza". "En Navarra, en gran medida, todas las conversaciones podrían realizarse en castellano, y sin embargo eso no ocurre con el euskera. Se puede tener una visión en cierta medida positiva, puesto que en la medida en que el conocimiento es limitado también limita el empleo. El hecho de que un contertulio no sea vascohablante es una gran limitación. Es un factor muy significativo", ha afirmado.

El 5,9% de las conversaciones en las calles de Navarra son en euskera y el 91%, en castellano
Comentarios