Estudiantes de la Universidad de Navarra realizan un estudio sobre las personas sin hogar en Pamplona

voluntariadopersonasinhogar2
voluntariadopersonasinhogar2
El próximo lunes 150 alumnos participarán en un “voluntariado exprés” en el que llevarán algo caliente a estas personas y les entrevistarán para conocer sus necesidades
Estudiantes de la Universidad de Navarra realizan un estudio sobre las personas sin hogar en Pamplona

Alumnos de la Universidad de Navarra están llevando a cabo un estudio para conocer las necesidades de las personas sin hogar en Pamplona. El proyecto forma parte de la asignatura de Demografía, que cursan los alumnos de 3º de Governance de la Facultad de Económicas. Se trata de una asignatura con el sello de Aprendizaje Servicio, un modelo de docencia que combina los saberes propios de cada ámbito con el vínculo con el entorno y la responsabilidad social. 

Los 40 alumnos de la asignatura pretenden humanizar el estudio estadístico de las poblaciones al hacer un recuento de necesidades de personas sin hogar. El profesor de la asignatura, Guillem Ripoll, ha planteado el problema del sinhogarismo y la importancia de conocer la situación y necesidades de estas personas a los alumnos.

Antes de comenzar el proyecto, el profesor contactó con cuatro asociaciones que trabajan el sinhogarismo en Pamplona: Xilema, París 365, Cáritas y Bocatas Navarra, y estableció un contacto más estrecho con las tres primeras: “En las conversaciones que mantuve con ellos corroboramos la necesidad de hacer un estudio de estas características y lo planteé como el proyecto de la asignatura”.

   Para llevar a cabo el estudio, los alumnos han hecho un cuestionario. Este lunes, 8 de noviembre, 150 alumnos irán por las calles de Pamplona para poder entrevistar con este cuestionario a las personas sin hogar. 

Sesión formativa con la fundación Xilema

Con el objetivo de abarcar el mayor número posible de barrios han gestionado un “voluntariado exprés” con Tantaka, el banco de tiempo solidario de la Universidad. Además de ayudar con el recuento, los que colaboren también llevarán algo caliente y una conversación a esas personas. Antes de empezar, todos los voluntarios han participado en una sesión formativa con la fundación Xilema.     

Guillem Ripoll afirma que “este tipo de iniciativas permite a los alumnos trabajar en un proyecto real y con problemas que se salen de la teoría. A parte de llevarse las habilidades, se quedan con una experiencia inolvidable. Van a pasar bastante tiempo acercándose a un problema social, que es relevante, y esto les hará más humanos”. 

 

Estudiantes de la Universidad de Navarra realizan un estudio sobre las personas sin hogar en Pamplona
Comentarios