Desmantelan un grupo dedicado a la sustracción de cableado de cobre

Foto: GC
Foto: GC
Se logró recuperar  parte del material sustraído, más de 1,5 toneladas de cableado de cobre que transportaban en los vehículos después de cometer un robo en una planta fotovoltaica de Lérida
Desmantelan un grupo dedicado a la sustracción de cableado de cobre

La Guardia Civil de Navarra, en fechas recientes ha detenido a cinco personas de edades comprendidas entre los 33 y los 43 años, todas de nacionalidad extranjera y asentados en la localidad de Hospitalet de Llobregat (Barcelona). A este grupo criminal desmantelado, se les consideró como presuntos autores de robos con fuerza de cableado de cobre, cometidos en plantas fotovoltaicas en las provincias de Navarra, Lérida, Castellón y Zaragoza. Además, a este clan familiar se les investigó por pertenencia a grupo criminal.

Otras tres personas de 36, 43 y 50 años han sido investigadas por un supuesto delito de receptación de material robado, vinculados por la compra del cableado de cobre procedente de los robos cometidos por este grupo criminal.

Desarrollo de la investigación

Los investigadores iniciaron las pesquisas para la averiguación y esclarecimiento de los delitos de robo con fuerza que se estaban produciendo en la Comunidad Foral, y dado que se estaban produciendo con un mismo patrón delincuencial se dio comienzo a la operación denominada “NEOS PHOS”. Sospechando que se encontraba detrás un grupo criminal que operaba de forma muy organizada en diferentes provincias de la geografía española.

Dentro de las investigaciones realizadas por los agentes de la UOPJ de la Guardia Civil, y de los análisis delincuenciales que realizaron, pudieron ubicar a esta organización delictiva en la localidad Catalana de Hospitalet de Llobregat. Tratándose de un clan familiar de Europa del Este, perfectamente jerarquizado y coordinado en la ejecución de los delitos de robos con fuerza.

Dentro del operativo realizado por los agentes de la UOPJ de la Guardia Civil de Navarra, detectaron la presencia de los mismos en las proximidades de una planta fotovoltaica, por lo que de forma coordinada con agentes del servicio de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Barcelona, establecieron un dispositivo de control en el que lograron interceptar los vehículos ocupados por los detenidos. En uno de los vehículos transportaban 1,5 toneladas de cableado de cobre, el cual había sido robado horas antes en una planta fotovoltaica de Lérida. 

Entrada y registro

Una vez detenidos y localizado el lugar desde donde iniciaban los robos (Hospitalet de Llobregat), se realizó una entrada y registro, localizando en su interior pruebas de su implicación en los robos cometidos por las cinco personas detenidas, así como del destino final que le daban al material sustraído en varias plantas fotovoltaicas.

En el registro domiciliario se obtuvieron pruebas de que el material sustraído por esta organización era recepcionado por una empresa de tratamiento de residuos próxima a su lugar de residencia en la localidad de Hospitalet de Llobregat. Motivo por lo que se realizaron inspecciones que confirmaron la implicación de tres personas, las cuales han sido investigadas por el delito de receptación de material robado.

Modus operandi 

Días previos inspeccionaban la zona, provocaban saltar las alarmas para detectar la capacidad de respuesta. Cuando se daban las condiciones de seguridad para cometer el robo, accedían cortando parte del vallado perimetral, cortaban los extremos del cableado instalado para el funcionamiento propio de las empresas fotovoltaicas, lo extraían, posteriormente accedían y  cargaban el material en un primer vehículo y un segundo vehículo era utilizado de lanzadera para evitar los posibles controles policiales.

Posteriormente el material robado era entregado en la empresa de gestión de residuos cercano al domicilio de residencia.

Con esta operación se logró desmantelar un grupo criminal compuesto por miembros de una misma familia perfectamente organizado y jerarquizado de forma que cada uno de los componentes tenía unas funciones específicas dentro de la organización delictiva, y que operaba en el sector de las plantas fotovoltaicas de diferentes provincias de la geografía española. 

Operativo en el que se han detenido a cinco personas de entre 33 y 43 años, residentes en la localidad de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas y pertenencia a grupo criminal. Así como la investigación de tres personas de 36, 43 y 50 años, investigadas por un supuesto delito de receptación de material robado.

Desmantelan un grupo dedicado a la sustracción de cableado de cobre