COCEMFE Navarra denuncia que 1 de cada 10 personas con discapacidad no puede pagar la factura de la luz

Archivo - Planta de electricidad. Luz. - EUROPA PRESS - Archivo
Archivo - Planta de electricidad. Luz. - EUROPA PRESS - Archivo

“Hay personas con discapacidad que están obligadas a hacer uso de la electricidad durante muchas horas del día, superando con creces las ya elevadas facturas que tienen que pagar el resto” indican desde asociaciones como ALCER Navarra, EM Navarra o ASNAEN 

COCEMFE Navarra denuncia que 1 de cada 10 personas con discapacidad no puede pagar la factura de la luz

COCEMFE Navarra, Federación de asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica, destaca la elevada factura de la luz a que tienen que enfrentarse las personas con discapacidad y que acentúa su situación de pobreza energética, reclamando medidas que alivien esta factura y les permitan llevar a cabo una vida digna. Para ello ha puesto en marcha, junto a COCEMFE estatal y todo su movimiento asociativo, la campaña #DiscapacidadConLuz de cara al Día Internacional de la Luz (16 mayo)

“Hay personas con discapacidad que, por su situación, están obligadas a hacer un uso mucho mayor de la electricidad durante todo el día, superando con creces las ya elevadas facturas de la luz que tienen que pagar la población sin discapacidad”, explica Cristina Mondragón, presidenta de COCEMFE Navarra. Es el caso de quienes necesitan para el correcto seguimiento de su tratamiento o una vida independiente un respirador, máquinas de oxígeno durante la noche, sistemas domóticos, dispositivos de hemodiálisis, tratamientos intravenosos, grúas de elevación o incluso cargar las baterías de las sillas de ruedas. 

“La hemodiálisis domiciliaria y diálisis peritoneal automática son dos tratamientos que permiten a nuestros pacientes seguir vivos y requieren horas de uso de la red eléctrica, con un sobrecoste mensual que puede llegar a los 50 euros, algo que para algunas familias no es asumible”, explican desde ALCER Navarra, Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Navarra, entidad federada a COCEMFE Navarra.

Un sobrecoste de la luz que hace mella en personas que utilizan un respirador, quienes han visto “como la factura ascendía de un mes a otro 50 euros, que se suman a otros posibles gastos como CPAP, sillas eléctricas, grúas, humidificadores….Todo un sobrecoste difícil de asumir por muchas personas que, además, no pueden trabajar y dependen de una pensión”, explican desde ASNAEN, Asociación Navarra de Enfermedades Neuromusculares

La factura también ha subido y mucho para quienes usan sillas eléctricas y tienen que recargar la batería de forma constante, explican desde Asociación de Esclerosis Múltiple EM Navarra. Un colectivo que, al igual que las personas con fibromialgia, opta en muchas ocasiones por evitar el uso de mantas eléctricas o de la calefacción. “No poder contar en casa con la temperatura adecuada a las necesidades de cada persona nos está perjudicando a nivel muscular, porque pasar frio aumenta las contracturas, la rigidez y el dolor”, añaden desde FRIDA Navarra, Asociación Navarra de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica. 

En conjunto, explica Mondragón, “al gasto adicional que supone tener una discapacidad, se está sumando una factura eléctrica que nos obliga a pagan más solo por respirar, movernos o mantener nuestro estado de salud”.

Estudio de COCEMFE 

En este sentido, una consulta elaborada por la COCEMFE nacional entre su grupo social ha evidenciado que, si bien el 70% son capaces de hacer frente a la factura, una de cada diez personas (11%) declara que no es capaz de pagarla y un  22% ha tenido que dejar de pagar alguna factura por no tener suficiente dinero.

Asimismo, el 79% de las personas consultadas han tenido que alterar sus hábitos de consumo eléctrico para ajustarse a las horas en las que el precio es más económico, opción que no está al alcance de todo el mundo. Y tampoco las ayudas a la factura, ya que un 80% de las personas encuestadas aseguraban que no tienen en cuenta las circunstancias sanitarias, sociales y económicas específicas de las personas con discapacidad. 

Por ello, COCEMFE Navarra reclama medidas “permanentes e integrales que permitan a las personas con discapacidad más vulnerables llevar una vida digna”. “Estamos hablando de un impacto brutal y desde las Administraciones se tiene que garantizar que ninguna persona con discapacidad ni ninguna entidad que se dedica a la atención de las personas con discapacidad se enfrenten a la imposibilidad de asumir este gasto”, señala Mondragón. 

De lo contrario, añade,  se producirá un detrimento en la calidad de vida de las personas con discapacidad, puesto que el 35% de las personas encuestadas ha afirmado que ya ha limitado sus tratamientos de fisioterapia… para hacer frente al pago o de la luz e incluso más del 60% ha advertido de que su salud se verá perjudicada si las actuales tarifas se mantienen. 

COCEMFE Navarra es una organización sin ánimo de lucro que trabaja para mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas con discapacidad a través de servicios propios y la representación de sus 18 asociaciones miembro. 

 

 

 

COCEMFE Navarra denuncia que 1 de cada 10 personas con discapacidad no puede pagar la factura de la luz
Comentarios