Baja un 6,2% el número de nacimientos en Navarra en 2020 y continúa la tendencia descendente de los últimos años

La edad media a la maternidad aumentó una décima con respecto a la del año anterior, situándose en 32,7 años. Navarra se sitúa en la quinta posición entre las edades más elevadas, después de Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid y País Vasco, situándose la media nacional en 32,3 años

Baja un 6,2% el número de nacimientos en Navarra en 2020 y continúa la tendencia descendente de los últimos años

Durante 2020 se contabilizaron 5.036 nacimientos (nacidos vivos) de madre residente en Navarra, 335 menos que en 2019, indicando un descenso del 6,2% respecto al año anterior.

La natalidad continuó así con la tendencia a la baja de los últimos años y comparada con el año 2010 muestra un descenso de un 25,7%, según el estudio de Movimiento Natural de la Población elaborado por el Instituto de Estadística de Navarra.

De los nacidos en 2020, el 51,9% fueron niños (2.612) y el 48,1% restante niñas (2.424), por tanto, el índice de masculinidad indicó 107,8 nacidos por cada 100 nacidas.

La tasa bruta de natalidad se situó en 7,7 nacimientos por cada mil habitantes, seis décimas menos que la registrada el año anterior. Esta caída se debe, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer, pero también a la reducción en el número de mujeres en edad de ser madres. El número de mujeres de 25 a 40 años (que concentran el 84,8% de nacimientos), se redujo un 1,1% en 2020.

La tasa general de fecundidad, que mide la relación de los nacimientos con las mujeres en edad fecunda (de 15 a 49 años), se situó en el año 2020 en 35,4 nacimientos por mil mujeres de dicho grupo de edad, la más baja de los últimos 15 años.

El número medio de hijos por mujer se situó en 1,33 registrando un descenso de siete centésimas respecto al año anterior. Con esta cifra de hijos por mujer, Navarra se sitúa a nivel nacional en la cuarta posición con mayor índice después de Melilla, Ceuta y Región de Murcia, siendo a nivel nacional el número medio de hijos por mujer de 1,18.

La edad media a la maternidad aumentó una décima con respecto a la del año anterior, situándose en 32,7 años. Navarra se sitúa en la quinta posición entre las edades más elevadas, después de Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid y País Vasco, situándose la media nacional en 32,3 años.

En los últimos años se observa que la disminución del número de nacimientos va acompañada de un retraso en la edad de la maternidad. Así, el número de nacimientos de madres de 40 o más años, ha crecido un 61,9% en diez años y si en 2010 representaban el 4,6% de los nacimientos en 2020 ese porcentaje se elevó hasta el 10%.

Observando el conjunto de mujeres que son madres con 35 o más años, la evolución desde 2005 muestra un incremento desde un 27,1% hasta un 42,5% en 2020.

En cuanto a la distribución de los nacimientos según orden, los primogénitos representaron el 43,4% de los nacimientos, el 38,2% fueron segundos hijos y el 18,3% restante fueron nacimientos de orden tres o mayor.

El porcentaje de nacimientos de madre no casada aumentó respecto al año anterior en un punto y siete décimas, pasando del 37,8% al 39,5%.

Los nacimientos de madres de nacionalidad extranjera supusieron un 26,5% del total, frente al 25,3% registrado el año anterior y alcanzan un promedio de 1,70 hijos por mujer, situándose esta cifra en 1,25 para las mujeres de nacionalidad española.

Las madres de nacionalidad extranjera tuvieron a sus hijos a una edad media 3,6 años inferior a la de las españolas, 29,9 y 33,6 años, respectivamente, siendo las de Marruecos, Rumanía, Colombia, Argelia y Nigeria las que mayor número de hijos aportan.

Con respecto al año anterior y en peso porcentual sobre el total de nacimientos correspondientes a madres de nacionalidad extranjera, destacan los aumentos de los nacimientos de madres de nacionalidad rumana (1,6 puntos), peruana (1), hondureña (0,8) y ecuatoriana (0,8), mientras que disminuyen principalmente los nacimientos de madres de nacionalidad marroquí (-2,1 puntos), brasileña (-0,9), búlgara (-0,7) y polaca (-0,6).

En el conjunto nacional los nacimientos descendieron un 5,4% situándose la tasa de natalidad en 7,2 nacimientos por mil habitantes.

Las defunciones y los matrimonios que se analizan dentro de las estadísticas de Movimiento Natural de la Población estuvieron muy afectados por la pandemia de Covid-19 en el año 2020.

Durante 2020 fallecieron 6.662 personas residentes en Navarra, un 19,6% más que el año anterior. Así, en números absolutos se registraron 1.094 defunciones más. El 50,2% de los decesos correspondieron a varones (3.345) y el 49,8% restante a mujeres (3.317).

La tasa bruta de mortalidad se situó en 10,1 defunciones por cada 1.000 habitantes, un punto y seis décimas superior a la registrada el año anterior.

Como resultado del aumento en el número de defunciones y de la disminución en el número de nacimientos, el crecimiento vegetativo de la población residente en Navarra (es decir, la diferencia entre nacimientos de madre residente en Navarra y defunciones de residentes en Navarra) es negativo en 1.626 personas en el año 2020.

EL NÚMERO DE MATRIMONIOS BAJA UN 38% 

En cuanto a la nupcialidad, durante el año 2020 se celebraron 1.309 matrimonios que fijaron su residencia en Navarra, un 38% menos que el año anterior.

Un 2,3% del total de estos matrimonios correspondieron a parejas del mismo sexo (30 matrimonios), de los cuales 16 fueron entre mujeres y 14 entre hombres.

La tasa bruta de nupcialidad se situó en 2 matrimonios por cada 1.000 habitantes, un punto y dos décimas inferior a la registrada el año anterior.

En relación con la nacionalidad de los cónyuges, en el 80,2% de los matrimonios ambos cónyuges tenían nacionalidad española, mientras que en 3,4% de los matrimonios ambos cónyuges tenían nacionalidad extranjera.

La edad media al primer matrimonio mantuvo la tendencia creciente de años anteriores, alcanzando los 35,3 años para los hombres y los 33,7 para las mujeres, 0,7 y 1 año superiores respectivamente a las edades registradas el año anterior.

Desde que en 2008 el número de matrimonios civiles superase a los católicos, el porcentaje que suponen estos últimos ha ido decreciendo hasta situarse en 2020 en el 9,5%.

El 72,2% de enlaces se dieron entre personas solteras, el 27,4% correspondió a parejas en las que al menos un cónyuge era divorciado y el 0,5% restante eran otros tipos de matrimonios.

En el 91,1% de los matrimonios ambos cónyuges residían en Navarra antes de casarse, cifra ligeramente inferior a la registrada el año anterior (92,7%).

Por otra parte, en el resto de los casos predominaron aquellos en los que uno de los miembros residía en Navarra y el otro en el País Vasco, La Rioja o Aragón.

El 76,2% de las parejas compartían la residencia antes del matrimonio, cifra que el año anterior se situó en el 73%.

En el conjunto de España, el número de uniones disminuyó un 45,6%, situándose la tasa bruta de nupcialidad en 1,9 uniones por mil habitantes.

Baja un 6,2% el número de nacimientos en Navarra en 2020 y continúa la tendencia descendente de los últimos años
Comentarios