La Plataforma de Mujeres dice que el Gobierno municipal trata de "desvirtuar" la campaña de San Fermín contra agresiones sexistas

Edurne Zubieta y Kenia Cordero, de la Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista de Navarra - EUROPA PRESS
Edurne Zubieta y Kenia Cordero, de la Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista de Navarra - EUROPA PRESS
Afirman que este año no habrá campaña contra agresiones sexistas "como tal" sino un "lavado de cara"
La Plataforma de Mujeres dice que el Gobierno municipal trata de "desvirtuar" la campaña de San Fermín contra agresiones sexistas

La Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista ha considerado que el Gobierno municipal "está haciendo todo lo posible por desvirtuar" la campaña de San Fermín contra agresiones sexistas y que este año no habrá una campaña específica "como tal", sino que se va a recuperar una campaña anterior que "nada tiene que ver con San Fermín".

Así lo ha explicado este miércoles a los medios de comunicación la representante del colectivo, Iratxe Álvarez, que comparecía junto a otras integrantes de la plataforma para explicar su decisión de "levantarse del grupo permanente para el abordaje de la violencia contra las mujeres a mes y medio de los Sanfermines".

Según ha relatado, ya en diciembre de 2021 se comenzó a trabajar en los Sanfermines de este año, y se solicitó a los responsables municipales que definieran la campaña de 2022 y ratificasen el protocolo contra agresiones sexistas. Una petición que "no atendieron y que no solo se hizo desde el grupo permanente, sino que además lo hicieron las mesas de Sanfermines, en particular la mesa de Igualdad y el Consejo Municipal de la Mujer".

"A finales de marzo, el Ayuntamiento nos responde que desde Comunicación se quiere hacer este año una campaña con un único mensaje y que no había nada decidido, que en caso de que hubiese una campaña específica nos lo comunicarían, y que sería desde Comunicación y no desde Igualdad, algo que ya a nosotras nos resultaba del todo incompresible", ha apuntado.

Álvarez ha continuado el relato señalando que el jueves 12 de mayo se convocó una reunión extraordinaria en la que se comunicó desde el Ayuntamiento "a modo de propuesta" que "ya hay una imagen de campaña, que se recupera una campaña creada por este mismo grupo en contra de la violencia, la cual relega a un segundo plano la icónica imagen de la mano roja".

"En esa reunión, ni tan siquiera se nos muestra la campaña, no es hasta la tarde que vía email nos envían la propuesta de imagen de campaña, en la que se elimina el lema de 'Pamplona libre de agresiones sexistas' para volver a utilizar el 'Libre que me quiero libre' que nada tiene que ver con la campaña de San Fermín", ha señalado.

También ha criticado que en esa reunión se conoce que "no se dispondrá de los soportes habituales, ni en cantidad ni de la manera en la que estábamos acostumbradas y que daban visilibilidad y sentido a la campaña", como la rotulación del transporte público, taxis, villavesas, vídeos en los trenes, en los inicios de los conciertos, en los escenarios, o cuñas radiofónicas, entre otros.

"Esta propuesta dejaba muy claro que no habría una campaña como tal sino un lavado de cara por parte del Gobierno de UPN, que es muy consciente de que no puede eliminar completamente la campaña pero está haciendo todo lo posible por desvirtuarla, vaciarla de contenido y desprestigiar todos los avances conseguido hasta ahora", ha subrayado.

Asimismo, Álvarez ha asegurado que desde el Ayuntamiento se ha propuesto "cambiar el protocolo acordado, consensuado y ratificado por todos los grupos políticos a través del Consejo Municipal de la Mujer, otorgándose el Gobierno de UPN la potestad para decidir cuándo, dónde, cómo y por qué tipo de agresiones se han de producir las movilizaciones".

"La peregrina idea de que sea UPN quien decida cuándo y cómo se responde ante una agresión, para nosotras supone el hurtar el protagonismo del movimiento feminista y deja entrever claramente cuáles son sus intenciones. No creemos que el señor Maya esté como loco de ponerse detrás de una pancarta, sino más bien, mucho nos tenemos, que este Gobierno ha decido que en los Sanfermines de 2022 no va a haber ninguna agresión digna de denuncia pública", ha manifestado, tras añadir que esto es algo que no van a "consentir" y que desde el colectivo se responderá "a todas las agresiones sexistas".

Por ello, y ante "esta esperpéntica e insultante situación", la plataforma adoptó la decisión de levantarse de la mesa. A su juicio, "las decisiones que pretendía tomar el Gobierno de Maya excluyen al movimiento feminista por completo" y deja "sin efecto" al grupo permanente de violencia, además de "ningunear todos los marcos decisorios establecidos, vinculantes o no, como la Mesa de San Fermín o el propio Consejo Municipal de la Mujer". Algo que, según Álvarez, es "muy grave".

"A pesar de que desde el Ayuntamiento se nos habla de propuesta y que incluso se nos insinúa que podríamos negociar esas propuestas, a 12 de mayo no hay tiempo para negociar absolutamente nada", ha apuntado.

La Plataforma de Mujeres dice que el Gobierno municipal trata de "desvirtuar" la campaña de San Fermín contra agresiones sexistas
Comentarios