El Sindicato Médico acusa a Salud de "maltratar" a los facultativos

Alberto Pérez Martínez, secretario general del Sindicato Médico de Navarra - EUROPA PRESS
Alberto Pérez Martínez, secretario general del Sindicato Médico de Navarra - EUROPA PRESS

El SMN ha augurado un "futuro nefasto" para la sanidad en la Comunidad foral si no se mejoran las condiciones laborales y retributivas de los médicos, que están afectados por una "sobrecarga laboral" que afecta a su estado de salud y dificulta la fidelización o atracción de profesionales.

El Sindicato Médico acusa a Salud de "maltratar" a los facultativos

El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha reclamado este viernes que se equiparen las condiciones laborales de los facultativos navarros "a las mejores existentes" en el país y ha acusado al Gobierno de Navarra de "maltratar" a los médicos.

El SMN ha augurado un "futuro nefasto" para la sanidad en la Comunidad foral si no se mejoran las condiciones laborales y retributivas de los médicos, que están afectados por una "sobrecarga laboral" que afecta a su estado de salud y dificulta la fidelización o atracción de profesionales.

El secretario general del SMN, Alberto Pérez Martínez, ha anunciado en rueda de prensa una "intensificación de las movilizaciones y las protestas", una vez se ha producido una "reducción significativa de la pandemia" y "ya no tenemos que hacer de médicos misioneros", si bien ha opinado que una huelga "ahora no nos parece razonable".

Alberto Pérez Martínez ha reclamado que "se equiparen nuestras condiciones laborales y retributivas a las mejores existentes para los médicos del resto de España, tal y como sucede con el resto del personal sanitario en Navarra". Asimismo, ha demandado que se cumpla en su totalidad el acuerdo firmado en diciembre de 2019 con el SNS-O, del cual, ha afirmado, sólo se han cumplido cuatro de los 16 puntos establecidos, y que se consulte al SMN, que no forma parte de la Mesa General.

Ha demandado, además, una reunión con la presidenta María Chivite porque "consideramos que la toma de decisiones y la salida del pozo en el que nos encontramos depende de una solución gubernamental en su conjunto" para mejorar las condiciones de los médicos de la Comunidad foral. "Si no es así auguramos un futuro nefasto a la sanidad Navarra que va a estar muy por debajo del desarrollo que tiene la sanidad en otras comunidades", ha advertido.

Pérez Martínez ha afirmado que el Gobierno de Navarra "sabe que los médicos están mal pagados y sobrecargados", que "sólo los médicos tienen la llave para resolver las listas de espera". Ha asegurado, además, que sabe que sus socios "tienen como objetivo que no haya ningún tipo de medida laboral" para los médicos pero, a su vez, sabe que "si no hay mejoras laborales", la Comunidad foral se va a convertir en un "desierto médico". Por ello, ha pedido al Ejecutivo que "abandone los populismos" y dote a los facultativos de "unas condiciones laborales competitivas".

"SOBRECARGA" DE LOS MÉDICOS

Una de las principales protestas del Sindicato Médico es la "sobrecarga" de trabajo motivada, en gran parte, por el aumento en las listas de espera, que "ha mantenido el mismo ritmo de crecimiento" desde julio de 2018 y no se puede achacar, han remarcado, a la huelga médica.

Esta "sobrecarga" por las listas de espera "repercute exclusivamente en el médico" porque es el que "tiene la responsabilidad del diagnóstico". Así, ha asegurado que los facultativos son los únicos que pueden solucionar este problema para lo cual ha demandado "recursos adecuados".

Además, ha considerado un "error" o "no conocer el problema" contratar en otros estamentos como la enfermería. Según ha explicado, Navarra tiene unas cifras de profesionales de enfermería "por encima de la media nacional y europea", de manera que seguir contratando en este ámbito "no soluciona el problema", que está, ha remarcado, en los médicos de Atención Primaria donde Navarra tiene la "peor tasa" de estos facultativos por habitante.

Así, ha destacado que "hay una enorme desproporción" entre actos asistenciales de los enfermeros y los que hace cada médico y, además, en ocasiones el médico debe supervisar la asistencias de enfermería.

A ello ha sumado que los médicos de Atención Primaria están cobrando por hora "menos que una enfermera" lo que hace una "absoluta imposibilidad" que las condiciones laborales "sean atractivas para que podamos atraer a compañeros" a la Comunidad foral.

FALTA DE PLAZAS Y JUBILACIONES

Jesús Soria, delegado de riesgos laborales del sindicato, ha destacado que al "estrés Covid" hay que sumar la "falta de médicos" que ha supuesto "afrontar demandas asistenciales sin ningún refuerzo entre los médicos que estábamos". Así, ha criticado que en los dos años de pandemia, Salud ha contratado como refuerzo 800 plazas de enfermería mientras que se contrataron 17 médicos.

Ha advertido, asimismo, que "cada vez son más las plazas sin cubrir en Atención Primaria", llegando actualmente, entre médicos de familia y pediatras, a entre un 11 y un 12%. Ha asegurado que esta situación no sólo se da en el ámbito rural sino también en el urbano y "cada vez aumentan más". Médicos que tienen que atender a sus pacientes, a los pacientes de los cupos que no están cubiertos, además de las ausencias por vacaciones o bajas "que cada vez son más frecuentes", ha añadido.

Según ha afirmado, esta situación "está afectando psicosocialmente y también físicamente" a los profesionales, algunos de los cuales están sufriendo "graves enfermedades coronarias", ha subrayado.

A estos se añaden las jubilaciones previstas para los próximos años en el Servicio Navarro de Salud, que rondaría entre 40 y 50 facultativos por año. "No hay números suficientes, ni siquiera de los residentes, para cubrir los que ya se van a ir jubilando y partimos de una situación en que el 12% de las plazas ya están sin cubrir". Además, ha resaltado que "cada vez son más frecuentes" las solicitudes de jubilaciones anticipadas de médicos que "no aguantan esta situación".

Ha advertido, además, que los residentes de medicina de familia y pediatría "huyen, cuando terminan su formación, de ir a la Atención Primaria" al ver "las condiciones de trabajo".

UN 96% DE MÉDICOS SE HA PLANTEADO SALIR DE NAVARRA

Por su parte, Juan Ramón Sanchís, delegado de Atención Primaria, se ha referido también a una encuesta realizada hace unos meses por el SMN, según la cual el 100% de los médicos de Atención Primaria reconocían haber tenido sobrecarga laboral alguna vez y el 80% que la sufrían a diario. Además, revelaba que un 85% reconocía que esta sobrecarga estaba afectando a su salud y un 14% había tenido que solicitar la baja.

Asimismo, el sondeo señalaba que el 90% consideraba que no se daban las condiciones necesarias para atraer médicos a Navarra y un 96% se había planteado o tenía claro salir de la Comunidad foral.

Por otra parte, ha aseverado que algunos datos "no siempre reflejan la realidad" cuando se dice que se ha conseguido fidelizar más de un 90% de los residentes en Atención Primaria. "Si fidelizar contamos que no han terminado la residencia y que siguen por diferentes motivos" es "un poco no reflejar la realidad", ha afeado.

Según ha explicado, de los residentes que terminaron la especialización en medicina de familia "sólo un tercio se quedan en Atención Primaria como médico de familia", mientras que un tercio va a urgencia hospitalaria y el otro tercio a la urgencia extrahospitalaria.

Finalmente, ha destacado las plazas vacantes en Atención Primaria. Una situación que afecta tanto al ámbito rural como urbano, pero que en ciudad, en esta legislatura, "se ha vaciado". Así, lo que depende de la Gerencia de Atención Primaria, que engloba Pamplona y el norte, "es lo que más se ha vaciado a nivel urbano". Así, ha indicado que hay 49 plazas vacías en el área de la Gerencia de AP, 12 en Tudela y nueve en Estella.

El Sindicato Médico acusa a Salud de "maltratar" a los facultativos
Comentarios