Dos comunicaciones del Hospital Universitario de Navarra, premiadas en el Seminario Nacional de Ingeniería Hospitalaria

Ainhoa Pérez Artola, ingeniera técnica de la sección de Infraestructuras, con uno de los galardones. - GOBIERNO DE NAVARRA

La comunicación 'SOS COVID. Respuesta a una pandemia' recoge las principales actuaciones realizadas en infraestructuras, instalaciones y equipos del HUN para adaptarlas a las necesidades demandadas por el personal sanitario con motivo del COVID-19, como el aumento de camas de hospitalización, incremento de puestos de UCI, creación de nuevos espacios en Urgencias generales, Urgencias de Pediatría y Urgencias de Obstetricia y Ginecología o la adquisición de todo el equipamiento médico y general necesario para atender a todos los pacientes del hospital

Dos comunicaciones del Hospital Universitario de Navarra, premiadas en el Seminario Nacional de Ingeniería Hospitalaria

Dos comunicaciones orales sobre intervenciones realizadas en el Hospital Universitario de Navarra (HUN) han sido premiadas en el 38º Seminario de Ingeniería Hospitalaria Congreso Nacional, celebrado en Gijón entre el 27 y el 29 de octubre, organizado por la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria.

Los dos trabajos premiados están basados en las actuaciones realizadas por la Sección de Infraestructuras del HUN durante el año 2020 y versan, en un caso, sobre la transformación de las instalaciones y equipos del centro hospitalario para adaptarse a las necesidades sanitarias surgidas durante la pandemia del COVID-19, y, en el otro caso, acerca de la instalación de placas fotovoltaicas en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra para autoconsumo eléctrico.

La comunicación 'SOS COVID. Respuesta a una pandemia' recoge las principales actuaciones realizadas en infraestructuras, instalaciones y equipos del HUN para adaptarlas a las necesidades demandadas por el personal sanitario con motivo del COVID-19, como el aumento de camas de hospitalización, incremento de puestos de UCI, creación de nuevos espacios en Urgencias generales, Urgencias de Pediatría y Urgencias de Obstetricia y Ginecología o la adquisición de todo el equipamiento médico y general necesario para atender a todos los pacientes del hospital.

Además, se acondicionaron 30 consultas del Centro de Especialidades Príncipe de Viana como habitaciones de hospitalización y se amplió la instalación de gases medicinales en todas las plantas del centro.

Con la reorganización de los distintos espacios del Hospital se tuvieron que reubicar varios Servicios como la Unidad de Ictus o la Unidad del sueño con todas sus instalaciones y equipamiento específico, y la UCI Pediátrica tuvo que ser reubicada hasta en dos ocasiones, ha informado el Gobierno foral.

En Urgencias además de la separación de los circuitos asistenciales y la habilitación de las salas de espera reservadas como consultas, se colaboró junto con Cruz Roja y DYA Navarra para la instalación de un hospital de campaña y un punto de limpieza y desinfección de ambulancias.

En Urgencias de Pediatría se instaló un segundo box de triaje y se crearon dos nuevas consultas médicas y en Urgencias de Ginecología y Obstetricia se habilitó una sala de exploración ginecológica para pacientes COVID.

También se pusieron en marcha dos unidades nuevas: el Laboratorio de bioseguridad nivel 3 para Microbiología y la Unidad de Cuidados Críticos de Neumología.

CON PLACAS FOTOVOLTAICAS

Respecto a la instalación de las placas fotovoltaicas en el Banco de Sangre y Tejidos de navarra se puso en funcionamiento en diciembre de 2019 y consistió en la instalación de 159 módulos fotovoltaicos en las cubiertas del edificio con una potencia nominal de 50Kw y un sistema anti vertido para evitar posibles inyecciones a la red. En su primer año de funcionamiento se ha generado el 19% del consumo eléctrico del centro, lo que ha supuesto un ahorro económico de 7.760 euros.

Según el Ejecutivo, teniendo en cuenta que la inversión fue de 48.000 euros, se espera que la instalación esté amortizada en seis años. Desde su puesta en marcha, se ha evitado un consumo de más de 127.000 Kwh de energía primaria eléctrica y una reducción de las emisiones de CO2 de 22,705 kg. El proyecto se complementó, además, con la colocación de dos puntos de recarga eléctrica de vehículos para los donantes que acuden a donar al centro.

Además, desde el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra se ha llevado a cabo otras actuaciones de mejora de eficiencia energética, como la certificación energética del edificio, la instalación de alumbrado LED o la revisión de envolventes y ventanas.

Al congreso, que contó con representación de los hospitales españoles más importantes, se presentaron más de cincuenta comunicaciones. El Hospital Universitario de Navarra estuvo representado por Ainhoa Pérez Artola y Fermín Iriarte Artajo, pertenecientes a su Sección de Infraestructuras. El interés del congreso ha sido reconocido por la Consejería de Salud del Gobierno del Principado de Asturias.

Dos comunicaciones del Hospital Universitario de Navarra, premiadas en el Seminario Nacional de Ingeniería Hospitalaria
Comentarios