Las donaciones de órganos aumentan en la Comunidad Foral un 1,3% con respecto al 2019 a pesar de la pandemia de COVID-19

Equipo de UCI de trasplantes. De izquierda a derecha: Inés Osés, Óscar Agudo, María Barber, Mauro Loinaz, Micaela Sancho y José Roldán
Equipo de UCI de trasplantes. De izquierda a derecha: Inés Osés, Óscar Agudo, María Barber, Mauro Loinaz, Micaela Sancho y José Roldán
Las donaciones de órganos aumentan en la Comunidad Foral un 1,3% con respecto al 2019 a pesar de la pandemia de COVID-19

El año pasado se registraron 35 donaciones de órganos de personas fallecidas

Las donaciones de órganos aumentaron el año pasado en Navarra un 1,3% con respecto al año anterior, a pesar de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19. Junto a la Comunidad Foral solo dos comunidades autónomas más (La Rioja y Canarias) han mejorado su cifra de donantes con respecto a 2019.

En concreto, en el año 2020 se registraron 35 donantes de órganos de personas fallecidas (34 el año anterior) que se corresponde a una tasa de 53 donantes por millón de población (pmp), muy por encima de la media nacional que se sitúa en 37,4. De esta forma, Navarra es la segunda comunidad con mayor tasa de donaciones, por debajo de Cantabria (65,5). 

De los 35 donantes, 23 fueron por muerte encefálica y 12 en donación en asistolia controlada o Tipo III, “lo que supone la consolidación de un programa, que viene a aportar ya el 35% de los donantes”. A esto hay que añadir que se realizaron dos trasplantes renales procedentes de donante vivo. En siete ocasiones se tuvo que contraindicar la donación, por lo que no llegaron a ser efectivos. También hay que destacar la baja incidencia de negativas familiares a la donación.

Según indica José Roldán Ramírez, coordinador de trasplantes de Navarra, a diferencia de lo que ha ocurrido en el resto de España, que debido a las dificultades por la crisis sanitaria ha reducido su actividad de donación en un 22,8%, Navarra ha conseguido mantenerla en un nivel similar a años anteriores “gracias a la generosidad de las 35 familias que dijeron “sí” a la donación” y al buen hacer de los y las profesionales del Sistema Navarro de Salud, con el compromiso firme y decidido de trabajar para y por la vida.”

Tal y como explica Roldán Ramírez, “este trabajo ha colocado a Navarra como la 2ª comunidad con mayor tasa de donación de España, muy por encima de la media nacional (37,4 pmp). A lo que debemos sumar otro logro, que el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha sido el hospital no trasplantador que ha registrado mayor actividad de donación de toda España”. “Unos excelentes resultados dentro de una pandemia que ha impactado en todas las áreas, pero que pone de manifiesto la fortaleza de Navarra en el ámbito de la donación y el trasplante, capaz de adaptarse a las dificultades, de reconstruirse y de velar por sus pacientes”, ha añadido.

Una de las razones de que se mantenga la tasa de donaciones, tal y como señala el coordinador, es la adopción de una serie de medidas de recuperación de la actividad de donación y trasplante que implementó el equipo de coordinación de trasplantes del CHN, junto con la colaboración de los y las profesionales sanitarias de las Unidades de Cuidados Intensivos y del equipo quirúrgico de extracciones del CHN.

Además, cabe señalar que se ha mantenido la prioridad que la Coordinación de Trasplantes de Navarra tiene por la calidad, lo que ha convertido a esta unidad en la más efectiva en cuanto a donación, con extracción de órganos difíciles de que lleguen a ser donados, como son los pulmones, el páncreas y el corazón.

Con todo esto, Roldán Ramírez destaca que “el Sistema Navarro de Salud, a pesar de las dificultades que ha tenido que afrontar por el COVID-19 y la saturación del sistema sanitario que ha provocado esta pandemia, ha sabido adaptarse a la situación, contribuyendo a la cohesión social, tan necesaria en nuestra sociedad”.

Actividad trasplantadora

Respecto a la actividad trasplantadora en Navarra, realizada por la Clínica Universidad de Navarra (CUN), ésta se ha mantenido pese al esfuerzo que ha tenido que realizar en la atención al paciente COVID-19. Ha realizado 33 trasplantes renales, uno de ellos hepatorrenal, 12 trasplantes hepáticos y 3 trasplantes de corazón. Además, la lista de espera durante el año 2020 se ha visto reducida en un 27%, pasando de 36 pacientes en enero de 2020 a 26 en enero de 2021.

Así, a 1 de enero de 2021, 22 pacientes esperan un trasplante de riñón, siete pacientes menos que al inicio del año pasado, tres pacientes se encuentran a la espera de un corazón (uno menos que en 2020) y un paciente aguarda un hígado (dos menos que en 2020).

Fuera de Navarra, se han realizado 3 trasplantes pulmonares, en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, centro de referencia del trasplante pulmonar para Navarra.

La tasa de donación de España, y por lo tanto también de Navarra, es muy superior a la del resto de países en época “pre-pandémica”. Navarra supera, con creces la tasa de donación en 2019 de Alemania con 11,3, Australia 21,8, Canadá 22,2, Francia 29,4, Italia 25,3, Estados Unidos 36,1, Reino Unido 24,7 y la Unión Europea en su conjunto con 22,5 donantes pmp.

El descenso de actividad se produjo fundamentalmente durante la primera ola de la COVID-19, en los meses de marzo a mayo del pasado año, debido a que la pandemia provocó una sobrecarga del sistema sanitario y, fundamentalmente, de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que se tuvieron que volcar en la atención al paciente crítico COVID-19.

Hay que tener en cuenta que sólo entre el 1 y el 2% de los y las pacientes que fallecen en un hospital lo hacen en condiciones de ser donantes y éstos lo hacen en la UCI, unidades que han estado saturadas en los momentos más críticos de la epidemia. A esto hay que añadir la preocupación que, desde el primer momento, ha habido por la seguridad del paciente y de los y las profesionales sanitarias y el impacto que la infección por el Coronavirus SARS-CoV-2 podría tener en los pacientes trasplantados, ya que su inmunosupresión los hace especialmente vulnerables.

Las donaciones de órganos aumentan en la Comunidad Foral un 1,3% con respecto al 2019 a pesar de la pandemia de COVID-19
Comentarios