Conoce los principales tipos de dolor y cómo aliviarlos

Foto: un hombre con molestias por dolor, se toca en el cuello
Foto: un hombre con molestias por dolor, se toca en el cuello
Conoce los principales tipos de dolor y cómo aliviarlos

No hay nada más molesto que sentir dolor continuo. Es entonces cuando nos preocupamos por conocer qué diferentes tipos de dolor existen y cómo podemos solucionarlos.

¿Qué es el dolor?

Se trata de una reacción desagradable que está asociada a un daño tisular, es decir, en un tejido de nuestro cuerpo. Se produce esta respuesta para alertar a nuestro cuerpo de la presencia de lesiones. Es difícil medir el dolor, por lo que normalmente se utilizan dos escalas: una visual analógica en la que se pide al paciente que marque su intensidad del 1 al 10 y otra a través de expresiones faciales, pensadas más para niños o para personas con discapacidad intelectual.

Por otro lado, hay diferentes tipos de dolor. Según su afectación, pueden ser dolores musculares o articulares, mientras que, según la localización, los más frecuentes son el de espalda, el de rodillas o el cervical. Asimismo, otros problemas que causan dolor son la lumbalgia, los esguinces y las contracturas.

¿En qué consisten los dolores musculares?

Son aquellos que afectan a uno o varios músculos y se denominan también mialgias. Generalmente, suelen ser puntuales, pero en algunos casos estos dolores llegan a ser crónicos. Además de a los músculos, también pueden afectar tejidos, ligamentos y fascias.

Algunas de las causas más comunes por las que acabamos con este tipo de dolores son las lesiones como esguinces, sobrecargas por utilizar demasiado uno o varios músculos, tensión o estrés y también puede deberse a otros trastornos como la fibromialgia.

Las personas que más frecuentemente tienen este tipo de dolor son deportistas o personas de menos de 50 años que realizan actividades laborales. El dolor se puede producir durante el ejercicio, después de este o incluso sin hacer ningún tipo de deporte.

¿Y los articulares?

Son los dolores que se manifiestan en articulaciones o cerca de ellas. Dependiendo del número de articulaciones afectadas, se puede denominar de distintas maneras, desde monoarticular, si es una, hasta poliarticular si son más de cuatro.

Este tipo de dolor suele estar vinculado a ciertas afecciones como la artrosis, la artritis o la gota. En muchos casos, el sedentarismo y la obesidad provocan que aumente el número de personas con dolor articular. Asimismo, es más frecuente en personas de más edad, ya que la producción de líquido sinovial disminuye y también se pierde cartílago articular.

Dentro del dolor articular, existen tres clases distintas de dolor: el inflamatorio que mejora con el movimiento, el mecánico que se cura mejor en reposo y el neuropático que va acompañado de entumecimientos y hormigueos.

Para cualquiera de estos tipos de dolor, Dolifaes ofrece una nueva gama de soluciones específicas formuladas para aliviar eficazmente el dolor muscular y articular, tanto puntual como crónico.

Conoce los principales tipos de dolor y cómo aliviarlos
Comentarios