JUCIL cifra en 160 las vacantes en la plantilla de la Guardia Civil en Navarra, un 8,79%

Archivo - Un agente de la Guardia Civil en un control de tráfico - EDUARDO SANZ-EUROPA PRESS - Archivo
Archivo - Un agente de la Guardia Civil en un control de tráfico - EDUARDO SANZ-EUROPA PRESS - Archivo

El secretario general de JUCIL, Ernesto Vilariño, ha avanzado que propondrán un estudio que contemple la "reestructuración" del despliegue territorial de la Guardia Civil a través de un modelo "más eficiente, pensado en la idoneidad de contar con puestos en cada cabecera de comarca, con servicio las 24 horas al día y con más efectivos"

JUCIL cifra en 160 las vacantes en la plantilla de la Guardia Civil en Navarra, un 8,79%

La Asociación Profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) ha cifrado en 160 las plazas vacantes en este cuerpo en Navarra, lo que representa el 8,79% del total de la plantilla.

Un porcentaje "ligeramente inferior a la media nacional, que es del 11,28%, pero que resulta especialmente preocupante en un área que por sus especiales características geográficas genera numerosos espacios rurales en los que la presencia de la Guardia Civil resulta relevante", ha destacado en una nota de prensa.

La asociación ha afirmado que "la reducción en el número de efectivos ahonda la despoblación en aquellos rincones de España donde la cifra de guardias civiles es inferior a la prevista en la actual plantilla". Según sus datos, el total de vacantes superaría los 10.000 efectivos en el conjunto del país, "pero se hace especialmente agudo en áreas rurales donde esta carencia genera un incremento del grado de inseguridad de los bienes y propiedades de los residentes en los miles de pequeños núcleos urbanos en los que, en muchas ocasiones, los guardias civiles son más que servidores del orden público para convertirse en carteros, acompañantes, visitantes diarios o repartidores de medicamentos y de un rato de compañía".

El secretario general de JUCIL, Ernesto Vilariño, ha avanzado que propondrán un estudio que contemple la "reestructuración" del despliegue territorial de la Guardia Civil a través de un modelo "más eficiente, pensado en la idoneidad de contar con puestos en cada cabecera de comarca, con servicio las 24 horas al día y con más efectivos".

“Nos preocupa que los guardias civiles que prestan servicios en el medio rural acaban considerando estos destinos un lugar de paso, hasta que obtienen plaza en capitales de provincia”, ha indicado Vilariño, que ha apostado por "incentivar no solo con una cuantía económica, sino también con el reconocimiento de su esfuerzo con una mayor puntuación o mediante condecoraciones por el servicio prestado y así retener más tiempo a los compañeros en la España Vaciada”.

Para la asociación, es "imprescindible" que la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, "refuerce las plantillas, adaptándolas a las singularidades de la España vaciada".

Por otro lado, Ernesto Vilariño ha lamentado que en 2021 no se ha conseguido "ningún avance" en "la equiparación salarial con otros cuerpos policiales autonómicos”. “Unos y otros han sido cómplices de la inacción por no aportar soluciones en diversas materias", ha criticado el representante de JUCIL, que ha considerado el 2021 como "un año perdido para los ochenta mil compañeros de la Guardia Civil".

“Pero estamos aquí para recordar que hay brechas salariales que coser y derechos que reclamar en una entidad muy bien valorada por la sociedad, pero abandonada, discriminada desde hace décadas por los gobernantes”, ha afirmado.

 

JUCIL cifra en 160 las vacantes en la plantilla de la Guardia Civil en Navarra, un 8,79%