Discrepancias entre los grupos tras el informe de fiscalidad a las empresas

I-D: El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, el de PSN, Ramón Alzórriz, al de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, y la de Geroa Bai, Uxue Barkos, en la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra. - PARLAMENTO DE NAVARR
I-D: El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, el de PSN, Ramón Alzórriz, al de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, y la de Geroa Bai, Uxue Barkos, en la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra. - PARLAMENTO DE NAVARR
Discrepancias entre los grupos tras el informe de fiscalidad a las empresas

NA+ considera "de parte" el informe de fiscalidad, que I-E ve "un escándalo" y el resto estudiará para llegar a acuerdos

Navarra Suma ha considerado "de parte" el informe elaborado por el grupo de expertos nombrado por el Departamento de Hacienda en el que se plantea la supresión de deducciones en el impuesto de Sociedades, un informe que para I-E supone "un escándalo", mientras que el resto de grupos lo analizarán para poder llegar a "acuerdos" en materia de fiscalidad.

En concreto, en declaraciones a los medios tras la Mesa y Junta de Portavoces, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha defendido que "hay que rebajar el impuesto de Sociedades para generar empleo". Y ha argumentado que la Comunidad foral "tiene que volver a ser atractiva, un referente para que vengan inversores, inviertan en Navarra, y generen empleo para los más jóvenes, las mujeres o las personas que más dificultades tienen".

Sobre el informe encargado al grupo de expertos en torno a la fiscalidad, ha considerado que se trata de un informe "de parte" que, a su juicio, "está hecho al dictado de lo que el Gobierno presentía y las necesidades que tenía". Ha cuestionado, además, que "se analiza sólo una parte de la fiscalidad y se debería analizar todo, no sólo los beneficios fiscales".

Por su parte, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha considerado que "ahora con ese informe lo que hay que hacer es negociar, debatir y acordar lo que tengamos que sacar entre todos los grupos con respecto a la fiscalidad". "No vamos a dar una postura, es mejor estudiarlo y negociarlo", ha manifestado.

Asimismo, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha remarcado que "tenemos encima de la mesa un informe que desmonta algunos de los fantasmas con los que la derecha ha venido agitando el Parlamento" y ha señalado que "no es cierto que se coloque al territorio navarro como un territorio ingrato o poco atractivo de cara a la implantación de empresas".

Sobre las conclusiones del informe, ha manifestado que "algunas compartimos y otras no", pero ha esperado que lleve a los grupos parlamentarios a "un acuerdo". Y en relación a las críticas de algunos portavoces al trabajo, ha recordado que "el informe se solicitó por acuerdo parlamentario y, por lo tanto, cargar contra lo solicitado no lo podemos compartir".

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz, por su parte, ha puesto de relieve que el informe del grupo de expertos "confirma que los objetivos que se perseguían con estos beneficios fiscales no se han conseguido, no ha quedado acreditada su eficacia". Una conclusión que, según ha indicado, "nos reafirma en la necesidad de abordar una reforma del impuesto de Sociedades más en profundidad".

Ha puesto en valor Araiz la realización de este estudio y ha defendido que sus conclusiones "no deben caer en saco roto, debería ser tomadas por el Gobierno foral para las modificaciones fiscales que se planteen". Además, ha animado al Ejecutivo a que el comité de expertos "siga trabajando en los incentivos que se han quedado fuera por las razones que sea, como el relativo a la investigación, desarrollo e innovación ,un incentivo que cuesta más de 30 millones de euros al año".

En representación de Podemos, Mikel Buil ha manifestado que "empezamos ahora con la negociación fiscal a nivel interno" entre los grupos que sostienen al Gobierno foral y, en relación al informe sobre fiscalidad, ha considerado que es "parcial". Según ha dicho, "filosóficamente no estamos de acuerdo en todo el ámbito de la compensación de pérdidas de las empresas", pero ha valorado que "deje la puerta abierta a la reforma de diferentes desgravaciones".

"Esperemos sea fuente de consenso al menos en los tres ámbitos que plantea el informe para mejorar la recaudación del impuesto de Sociedades", ha manifestado.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha calificado como "un escándalo" el informe encargado por el Gobierno y ha considerado "una desvergüenza" y "una barbaridad" que "se recomiende cargar a los bolsillo de los ciudadanos con las pérdidas de las grandes empresas".

A su juicio, "no puede ser que quien soporte las pérdidas de estas empresas sean las clases trabajadoras, la ciudadanía de a pie a través de los impuestos". Y ha vuelto a defender que "es absolutamente necesario abordar una reforma del impuesto de Sociedades para que quien más tiene más pague".

"Este informe no solamente obvia el trato de favor a quienes más tienen, además es un auténtico escándalo que las empresas puedan compensar pérdidas. Nos parece indecente, es injusto que se abuse de las rentas medidas y que se pongan en peligro los servicios públicos", ha aseverado.

Discrepancias entre los grupos tras el informe de fiscalidad a las empresas
Comentarios