Pamplona se suma al proyecto 'Open Lab' que busca financiación de la UE para acciones en materia de energía verde

Pamplona se suma al proyecto 'Open Lab' que busca financiación de la UE para acciones en materia de energía verde

Se crearía un Distrito Positivo de Energía Verde en Rochapea con acciones para que el edificio IWER genere energía para viviendas del Grupo San Pedro

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la participación del Ayuntamiento de Pamplona en la propuesta de proyecto europeo Open Lab, que se presentará a la convocatoria de ayudas Horizon 2020 de la Comisión Europea dirigida a iniciativas en torno a edificios eficientes en energía y recursos. Pamplona desarrollará acciones para crear un Distrito Positivo de Energía Verde en el barrio de Rochapea, que pasa por convertir el edificio IWER en el generador de la energía que consumirán varios bloques de viviendas del Grupo San Pedro.

Pamplona participa en este proyecto como ‘living-lab (demostrador)’ junto a la localidad belga de Genk y a la ciudad estonia de Tartu. Se trata de poner en marcha soluciones prácticas para enfrentarse al desafío de la descarbonización de las ciudades, a través de dos ejes que son el diseño o rehabilitación de edificios con criterios de cero emisiones / cero contaminantes y una transición hacia edificios de balance positivo de energía, cubriendo la demanda mediante la generación in situ basada en renovables. La multiplicación de este tipo de edificios y su interconexión energética generará la creación de vecindarios verdes, con variedad de tipos de edificios (vivienda social, escuelas, edificios públicos…) y con funcionalidades urbanas adicionales (puntos de recarga de vehículos eléctricos, por ejemplo).

Pamplona debe desarrollar un solución escalable, replicable y viable económicamente, que siente las bases del futuro Distrito Positivo de Energía Verde de la Rochapea. La solución deberá comprender la complejidad e individualidad del barrio, marcada por la presencia del antiguo complejo industrial de IWER y edificios de titularidad tanto pública como privada. La renovación de IWER supone la generación de energía que, unida a la complementariedad en consumos de doce viviendas del Grupo San Pedro, suponga el germen de una microrred de energía renovable que ofrezca una energía local, limpia y asequible.

Además del Ayuntamiento de Pamplona, participarán otras entidades y empresas navarras como socias de este proyecto a desarrollar en la ciudad. Forman parte de la propuesta que se presentará a la convocatoria de ayudas europeas, el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), equipos de investigación de la UPNA y la UPV y la empresa Alonso Hernández & Asociados Arquitectura S.L., que llevarán la coordinación local del proyecto, y que respaldan el proyecto de renovación de IWER.

En torno a 1,5 millones de euros para el Ayuntamiento de Pamplona

El presupuesto total del proyecto Open Lab se calcula que puede rondar los 20 millones de euros. Las acciones que se llevarán a cabo en Pamplona, si finalmente se logra la subvención europea, rondarán los 5 millones de euros, incluyendo ese importe a todos los socios locales que participan. Así las cosas, el presupuesto del proyecto para el Ayuntamiento de Pamplona podría alcanzar los 1,5 millones de euros, que la Unión Europea financiaría prácticamente el 100% por tratarse de un proyecto clasificado como ‘acción de innovación’ y llevarlo a cabo una entidad sin ánimo de lucro.

Esos 1,5 millones incluyen aspectos como los paneles fotovoltaicos, las baterías, los puntos de recarga para vehículos eléctricos, las bombas de calor para las doce viviendas, la renovación de la cubierta del edificio, el aislamiento interior o la gestión energética. No se financia la rehabilitación propiamente dicha de las viviendas, sino lo que sería la tecnología para poder adaptarse a la nueva dimensión energética que adquieren. Los costes de rehabilitación de esas doce viviendas podrían situarse entre los 700.000 y los 1.250.000 euros en función de las soluciones técnicas y constructivas que se decida llevar a cabo.

La participación en este proyecto garantiza al Ayuntamiento y a Pamplona una posición en la vanguardia de las iniciativas y políticas de la Unión Europea, como la rehabilitación plasmada en la ‘Renovation Wave’ o las transiciones energéticas, digital y de movilidad. Para enfrentarse estos desafíos, la Comisión Europea reconoce la necesidad de conjugar las competencias de los entes públicos, la industria, la academia y la sociedad civil, según un esquema de Innovación Abierta. Finalmente, las actividades de demostración que comprende el Living-lab de Pamplona se encuadran en la Agenda Urbana de Pamplona - Estrategia 2030, contribuyendo a los objetivos de descarbonización, cambio del modelo energético, impulso de la innovación y de la economía local o rehabilitación energética de edificios, entre otros.

Pamplona se suma al proyecto 'Open Lab' que busca financiación de la UE para acciones en materia de energía verde
Comentarios