Pamplona mejora la seguridad ciclista reforzando la señalización horizontal en 166 puntos

Se han pintado pasos ciclistas distribuidos por toda la ciudad, que alertan a los conductores de vehículos a motor de la preferencia ciclista

Pamplona mejora la seguridad ciclista reforzando la señalización horizontal en 166 puntos

El Ayuntamiento de Pamplona está culminando los trabajos de señalización, mediante pintura roja, de 166 pasos ciclistas en los puntos en los que éstos se cruzan con alguna carretera. Se trata de una medida de seguridad pasiva que alerta a los conductores de los vehículos a motor que por ese lugar atraviesa una vía ciclista. Normalmente estos pasos transcurren junto a los de peatones, de tal forma que la pintura roja se integra en el mismo diseño de señalización horizontal, reduciendo el impacto y los costes de la puesta en marcha de este sistema. 

Para finales del mes de octubre, todos los pasos ciclistas de la ciudad que unen aceras bici o carriles bici y que no están semaforizados, contarán con señalización horizontal resaltada en color rojo. Los trabajos de la puesta en marcha de estos 110 puntos cuentan con un presupuesto de 50.000 euros. Posteriormente, se acometerán los trabajos de señalización en los pasos que cuentan con regulación semafórica.

El barrio en el que más pasos se van a señalizar en esta primera fase es Lezkairu, que debido a su reciente construcción y al amplio desarrollo del carril bici, cuenta con 47 intersecciones de estas características. Además, se están pintando 15 pasos en Buztintxuri, 9 en los barrios de Iturrama y la Rochapea, y 8 en la Txantrea. Otros barrios, que también cuentan con alguno de estos tipos de pasos y los tendrán señalizados para final de mes son Milagrosa, Azpilagaña, Ermitagaña, Mendebaldea y san Jorge.

La apuesta del Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona por este tipo de señalización, que consigue resultados de seguridad a un bajo coste, se está extendiendo también a todos los pasos que se encuentran en los nuevos tramos de carril bici que se están poniendo en marcha en la ciudad. Así, se puede encontrar esta solución en 20 puntos de la avenida Pío XII, 14 del tramo de red ciclable de las avenidas del Ejército y Bayona, tres en Yanguas y Miranda, dos en el carril de la zona de Santa Engracia, y uno más en la calle Julián Gayarre. Actualmente se está desarrollando y acondicionando el carril bici de la calle Bernardino Tirapu de la Rochapea, que contará con once pasos señalizados horizontalmente con pintura roja, y la futura vía ciclista de la Avenida Barañáin, entre Plaza Europa y Avenida Navarra, sumará cinco más al total.

Una solución para mejorar la seguridad a bajo conste que no requiere de obras

Esta solución permite mejorar la seguridad en las zonas en las que confluyen los trayectos de bicicletas y vehículos a motor sin llevar consigo elevados costes. Se trata de aplicar en los pasos una pintura especial, antideslizante y duradera, de base poliuretano, que ofrece unas óptimas condiciones de adherencia, tanto para ciclistas como para vehículos, en toda la superficie del paso ciclista. Posteriormente, a base de pintura acrílica, se marca la marca vial con las flechas y el pictograma del ciclista en blanco. 

Este tipo de intervención para mejorar la seguridad en las intersecciones entre las carreteras y las vías ciclistas tampoco supone ningún tipo de obra civil. La pintura se aplica mediante una primera capa, sobre la cual, antes de secar, se extienden materiales áridos que reforzarán la adherencia. Posteriormente, se aplica una segunda capa. La única dificultad que implica esta actuación es el elevado tiempo de secado de esta pintura, que obliga a pintar un mismo paso ciclista a tramos, con objeto de no tener que cortar la calle. Además, requiere que la pintura se aplique en buenas condiciones de temperatura y humedad, por lo que solo se pueden sumar nuevos pasos de este tipo entre los meses de abril y octubre.

La ampliación y mejora de la red ciclable de la ciudad, con acciones como esta que le dotan de una mayor seguridad, forman parte de la apuesta del Ayuntamiento de Pamplona por fomentar un transporte sostenible. Este es uno de los puntos sobre los que pivota la Estrategia GoGreen, que engloba todas las intervenciones en materia de lucha contra el cambio climático que se llevan a cabo en la ciudad.



 

Pamplona mejora la seguridad ciclista reforzando la señalización horizontal en 166 puntos