Pamplona invertirá más de 100.000 euros anuales en el programa de receta deportiva-social

Receta deportiva social
Receta deportiva social

Aprobada la gestión de proyectos de receta deportiva – social del programa municipal de deporte terapéutico ‘Citius, Longaevus, Fortius’

Pamplona invertirá más de 100.000 euros anuales en el programa de receta deportiva-social

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado el contrato de gestión proyectos de receta deportiva-social dentro del programa municipal de deporte terapéutico ‘Citius, Longaevus, Fortius’. El presupuesto del contrato asciende a 103.135,97 euros, un 9,5% por bajo del precio de licitación, que fue de 113.883,34 euros. El contrato para el año 2024, con opción a tres prórrogas anuales más, se ha adjudicado a la empresa Sedena SL.

Los proyectos de Receta Deportiva-Social permiten gestionar procesos cíclicos de prescripción de ejercicio físico y deporte terapéuticos y de otras actividades sociales, tomando como eje de derivación a los centros de salud de Pamplona. Estos proyectos pretenden utilizar terapéuticamente el deporte, el ejercicio físico y otras actividades sociales para minimizar la problemática socio-sanitaria asociada con las personas en situación de soledad no deseada, el síndrome de fragilidad y el sedentarismo e inactividad física. Esta problemática es más acuciante de resolver entre el colectivo poblacional de 50 o más años que constituye la población objetivo del contrato.

Proceso de prescripción de cada proyecto

Cada proyecto de ‘Receta Deportiva-Social’ desarrolla un proceso de prescripción, compuesto por cinco actos y tres niveles diferentes, que son realizados en unas determinadas zonas de Pamplona, generalmente coincidentes con demarcaciones barriales. En estas zonas, se integran sus respectivas Zonas Básicas de Salud, Unidades de Barrio y recursos deportivos y sociales. Durante 2024, las zonas de realización de los proyectos de prescripción podrían llegar a seis, uniéndose tres más a los actuales que se llevan a cabo desde el CS Iturrama (barrio de Iturrama), el CS Txantrea (barrio de Txantrea) y el CS II Ensanche (II Ensanche).

El primer acto para desarrollar los proyectos de prescripción es el diagnóstico de las necesidades de los barrios correspondientes a cada zona y la captación externa de las personas. A continuación, como segundo acto, se realiza una evaluación inicial de la persona (cribado, detección de contraindicaciones, y determinación del nivel de prescripción) y se motiva/informa sobre el programa a las personas. El tercer acto es la prescripción de una receta y, el cuarto, el monitoreado de actividades y seguimiento, con una reevaluación de la persona. Por último, el quinto acto es la adherencia y reevaluación del diagnóstico de necesidades de los barrios correspondientes.

Tres niveles de prescripción

Detrás de cada proyecto de prescripción de ‘Receta Deportiva-Social’, existe un proceso cíclico de prescripción compuesto por los mencionados cinco actos. Este proceso se lleva a cabo, con sus peculiaridades, en tres niveles de prescripción diferentes: nivel 1 (Inactivas sanas con comportamiento sedentario y sin patologías relevantes conocidas para personas de más de 50 años), nivel 2 (Inactivas mayores frágiles para personas mayores de 65 años) y nivel 3 (Inactivas mayores frágiles para personas mayores de 65 años y con soledad no deseada). 

Los niveles de prescripción funcionan como vías de intervención en torno a las que se agrupan y se distribuyen a las personas con receta a un determinado tipo de intervención y recursos predefinido. La elección del nivel de prescripción correspondiente se llevará a cabo por parte del personal socio-sanitario competente de cada centro de salud, aunque pudiera ser ajustado posteriormente tras la aplicación de los test por parte del personal de gestión de cada proyecto de receta deportiva – social. Las personas que pueden formar parte del programa son aquellas que tengan como referencia sanitaria de atención primaria alguno de los centros de salud participantes que cumplan además con los criterios de inclusión en cada uno de los niveles de prescripción.