Pamplona adaptará mediante ordenanza las medidas de liberación de comercios

Ayuntamiento de Pamplona
Fotografía: César Romeral
Pamplona adaptará mediante ordenanza las medidas de liberación de comercios

Hasta ahora la licencia de apertura otorgada por el Ayuntamiento de Pamplona era necesaria para la puesta en marcha de nuevas actividades y obras.  Una vez esté en vigor la ordenanza, para poner en marcha nuevos proyectos bastará una declaración responsable previa

Pamplona, 20 de enero

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona estudiará este miércoles el proyecto de ordenanza que regulará el control posterior de las actividades y obras de adecuación iniciadas por comunicación previa o declaración responsable. El Real Decreto Ley 19/2012 y la Ley 12/2012 de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios establecían que la declaración responsable o la comunicación previa eran suficientes para la puesta en funcionamiento de determinadas actividades. Hasta entonces la licencia de apertura otorgada por el ayuntamiento era el requisito previo necesario para iniciar una actividad.

La legislación nacional pretendía simplificar el procedimiento administrativo para la puesta en marcha de negocios permitiendo iniciar la ejecución de obras e instalaciones y el ejercicio de la actividad comercial y de servicios con la presentación de una declaración responsable o comunicación previa. De esta forma, el control administrativo pasaba a realizarse a posteriori. La propia ley señala que “en el marco de sus competencias, se habilita a las entidades locales a regular el procedimiento de comprobación posterior de los elementos y circunstancias puestas de manifiesto por el interesado a través de la declaración responsable o de la comunicación previa”.

Cuando comunicación previa y cuando declaración responsable

La ordenanza que se estudiará el miércoles define los supuestos de comunicación previa y de declaración responsable a los que les es de aplicación el procedimiento de control posterior. En la comunicación previa el interesado pone en conocimiento del ayuntamiento el cambio de titularidad de las actividades que ya se encuentran en funcionamiento. Por declaración responsable se entiende el acto por el que una persona que pone en marcha una actividad manifiesta bajo su responsabilidad y mediante un documento modelo que cumple con los requisitos establecidos por la legislación. Esta declaración responsable también puede incluir la intención de realizar obras ligadas con el acondicionamiento del local cuando no requieran la redacción de un proyecto de obra.

En el segundo apartado de la ordenanza, se establece el régimen de presentación de instancias con una documentación básica inicial entre la que se incluye un certificado técnico sobre condiciones de idoneidad del local para el ejercicio de la actividad. Entre otros requisitos también se recogen el pago de la tasa municipal correspondiente y el estar dado de alta en los epígrafes correspondientes del Impuesto de Actividades Económicas.

Aspectos controlados

A continuación, la ordenanza detalla las fases y alcance de la comprobación. Por ejemplo, en el régimen de comunicación previa el control se centrará en comprobar la correspondencia entre los datos de comunicación y los datos obrantes en el ayuntamiento sobre la ubicación del local, la actividad desarrollada y el titular anterior. En la declaración responsable, el control se centrará en verificar si la actividad puede acogerse a este trámite y en comprobar el certificado técnico, el uso urbanístico y las condiciones básicas del local conforme a la normativa vigente.

El último artículo recoge las distintas formas de finalización del procedimiento controlador, que pueden ser, entre otras, con la resolución que pone en conocimiento del interesado que se dan las circunstancias adecuadas para el desarrollo de la actividad declarada, con la indicación de que hay deficiencias técnicas, etc.

Pamplona adaptará mediante ordenanza las medidas de liberación de comercios