Una manifestación reivindica en Pamplona que "migrar es un derecho" y la acogida "la obligación de las instituciones"

Los manifestantes han portado carteles con mensajes como 'Ninguna persona es ilegal', banderas realizadas con mantas térmicas y antorchas "como se hacía con los barcos perdidos y que pudieran llegar a la costa"
Una manifestación reivindica en Pamplona que "migrar es un derecho" y la acogida "la obligación de las instituciones"

Una manifestación ha reivindicado este sábado en Pamplona que "migrar es un derecho" y que la acogida es "la obligación de las instituciones".

La movilización, convocada por la Coordinadora Antirracista de Navarra con motivo del Día Mundial de las Personas Migrantes, ha partido pasadas las doce del mediodía desde la plaza de las Merindades, precedida por una pancarta con el lema 'Migrar es un derecho', en varios idiomas. Los manifestantes han portado carteles con mensajes como 'Ninguna persona es ilegal', banderas realizadas con mantas térmicas y antorchas "como se hacía con los barcos perdidos y que pudieran llegar a la costa".

La manifestación ha recorrido la Avenida Carlos III y ha finalizado en la plaza del Ayuntamiento donde se ha leído un comunicado en el que se ha reivindicado que "migrar es un derecho, es el derecho a la vida digna y en igualdad de condiciones, a decidir cómo queremos vivir". Sin embargo, han lamentado, "migrar se ha convertido, gracias a la necropolítica migratoria, en un acto de resistencia y desobediencia al orden mundial injusto". Por otro lado, han subrayado los convocantes, "la acogida es un deber, no es negociable" y han criticado que las instituciones "lejos de garantizarla y blindar derechos, los siguen condicionando, vulnerando o mirando hacia otro lado, excusándose, por ejemplo, en la falta de competencias".

La marcha ha realizado diferentes paradas para señalar a las instituciones "que consideramos responsables y cómplices". Por un lado, en la Delegación del Gobierno, "como máxima responsable del racismo institucional plasmado en la política migratoria que ha convertido las fronteras en espacios de no derecho y de muerte". En este sentido, la Coordinadora Antirracista le ha reclamado que "haga políticas por la defensa de los derechos fundamentales" y ha subrayado que "no toleramos ni una muerte más en la frontera".

La siguiente parada ha sido frente al Gobierno de Navarra, al que ha exigido "políticas de acogida real y efectivas" y le ha recordado que "acoger es su deber y tiene muchas más competencias en esta materia de las que quiere reconocer y asumir".

Finalmente, en la plaza Consistorial, se ha demandado a los ayuntamientos que "garanticen la igualdad de derechos para todas las personas que viven en sus pueblos y barrios" y ha recalcado que "garantizar el empadronamiento para todas las personas que vivimos aquí es una obligación municipal".

Los convocantes han criticado, igualmente, al Gobierno vasco por "su responsabilidad por negligencia sobre las muertes que estamos viviendo en la frontera de Irún".

"Estamos cansadas de oír que no tienen competencias", han manifestado desde la Coordinadora Antirracista de Navarra, que ha destacado que "si queremos ser una tierra de acogida no podemos seguir permitiendo esta constante vulneración de derechos de las personas migradas en su territorio".

Una manifestación reivindica en Pamplona que "migrar es un derecho" y la acogida "la obligación de las instituciones"
Comentarios