Firmado un convenio entre el Gobierno foral y el Ayuntamiento de Pamplona para la gestión de las bibliotecas públicas

En el convenio se recoge un modelo de gestión compartida y corresponsable de los edificios, instalaciones, personal bibliotecario y servicios, de acuerdo a las cláusulas establecidas en el texto. El convenio firmado, cuya vigencia será de cuatro años, sustituye al suscrito en diciembre de 2017
Firmado un convenio entre el Gobierno foral y el Ayuntamiento de Pamplona para la gestión de las bibliotecas públicas

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona han firmado un convenio de colaboración para la gestión de las bibliotecas públicas de la ciudad que forman parte de la Red de Bibliotecas Públicas de Navarra, integrado por Txantrea, Echavacoiz, Iturrama, Mendillorri, Milagrosa, San Francisco, San Jorge, San Pedro y Yamaguchi.

En el convenio se recoge un modelo de gestión compartida y corresponsable de los edificios, instalaciones, personal bibliotecario y servicios, de acuerdo a las cláusulas establecidas en el texto. El convenio firmado, cuya vigencia será de cuatro años, sustituye al suscrito en diciembre de 2017.

El convenio firmado recoge la responsabilidad del Gobierno de Navarra del personal bibliotecario, quien dota a las bibliotecas de Pamplona con 21 profesionales para garantizar la adecuada gestión y el normal funcionamiento de sus instalaciones y servicios.

El Ayuntamiento de Pamplona asume la obligación de colaborar en la mejora de este servicio proporcionando personal auxiliar de apoyo, a través de dos dos auxiliares administrativos, para posibilitar la apertura de la Biblioteca de San Francisco en horario de mañana y tarde.

Además, el Gobierno de Navarra se compromete a prestar asistencia técnica a las bibliotecas y proporcionar al personal de las bibliotecas públicas de Pamplona, asistencia técnica y formación de acuerdo con las funciones y responsabilidades que deba desempeñar en el ejercicio de su puesto de trabajo. Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona facilitará al personal perteneciente a su plantilla, la asistencia a jornadas formativas organizadas por el Servicio de Bibliotecas u otras instancias acordes a sus fines y objetivos.

En lo que se refiere a instalaciones y equipamientos, el Gobierno de Navarra proporcionará la instalación informática, la línea de acceso a internet, las licencias necesarias del programa informático de gestión bibliotecaria; dotará de los equipos de uso públicos necesarios para la consulta de internet; y señalizará el exterior de estas bibliotecas de acuerdo a la imagen corporativa de la Red de Bibliotecas de Navarra, con una rotulación que hará mención a ambas administraciones.

Los edificios de estas bibliotecas, propiedad municipal, se ceden con carácter gratuito para uso exclusivo de las bibliotecas públicas, y el Ayuntamiento de Pamplona es el responsable del mantenimiento y la conservación de los locales y sus instalaciones.

En cuanto a aportaciones económicas, el Ayuntamiento se compromete a destinar en sus presupuestos 81.000 euros para la adquisición de fondos bibliográficos y 27.000 para las publicaciones periódicas. En el caso del Gobierno, se compromete a aportar 31.500 euros para estas adquisiciones. A ello se suma la cogestión entre ambas entidades de las actividades de animación a la lectura, que comprende una programación anual en torno a 300 actividades que se llevan a cabo en las bibliotecas públicas de Pamplona

La gestión de las bibliotecas públicas que forman parte de la Red de Bibliotecas de Navarra -que acaba de cumplir 70 años de existencia- se basa en la corresponsabilidad entre las administraciones locales y el Gobierno de Navarra, a través de la firma de un convenio en el que se regulan los compromisos que adquieren cada una de ella. Un sistema de gestión y colaboración único en todo el Estado, que permanece activo desde el año 1950.

Con carácter general, los ayuntamientos ceden los locales, abordan la construcción de las bibliotecas y se ocupan de su mantenimiento y conservación. Por su parte, el Gobierno de Navarra otorga ayudas a la construcción de las bibliotecas, se ocupa del amueblamiento y es responsable de la dotación de todo el equipamiento informático, redes de conectividad y la automatización de los servicios bibliotecarios.

Ambas administraciones aportan cantidades para la adquisición de fondos documentales y la realización de actividades de difusión.

Firmado un convenio entre el Gobierno foral y el Ayuntamiento de Pamplona para la gestión de las bibliotecas públicas
Comentarios