Ceniceros públicos y prohibir arrojar colillas en Pamplona, entre las propuestas de EH Bildu

Joxe Abaurrea y Joseba Asirón, de EH Bildu, en la rueda de prensa

En la propuesta de ordenanza presentada por EH Bildu, se incluye también prohibir los plásticos de un sólo uso e impulsar la "contratación verde" en la capital navarra

Ceniceros públicos y prohibir arrojar colillas en Pamplona, entre las propuestas de EH Bildu

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado este viernes una propuesta de ordenanza que plantea la prohibición de los plásticos de un solo uso, el impulso de la "contratación verde" en la administración, la prohibición de arrojar colillas o la exigencia de que los eventos y actividades festivas en espacios públicos cuenten con un plan de residuos.

La propuesta ha sido presentada en rueda de prensa por el portavoz de coalición en el Consistorio, Joseba Asiron, que ha estado acompañado por el edil Joxe Abaurrea.

Asiron ha afirmado que "hay serias razones para poner esto en marcha" porque "nos encontramos en una emergencia climática que nos exige, además de una oposición intensa a la malas practicas, hacer propuestas tangibles y cercanas con resultados medibles".

Además, ha destacado el "compromiso firme" de EH Bildu con el "ecologismo y la transformación del modelo económico" así como su "vocación municipalista", que "nos impulsa a tomar compromisos desde los ayuntamientos y no sólo desde las cúpulas de los Gobiernos estatales".

"Si como ciudad somos capaces de dar un paso al frente y dotarnos de herramientas eficaces, desde lo local se puede afrontar esta crisis mundial" y "contribuiremos a dar un futuro" a las próximas generaciones, ha subrayado Asiron, que ha resaltado que, de esta manera, "situaremos a Pamplona en la vanguardia de las ciudades que se atreven a dar un paso valiente desde lo local para impulsar acciones globales".

El portavoz de EH Bildu ha advertido de que los plásticos son "uno de los grandes problemas medioambientales" y ha destacado que, de media, se vierten cada año ocho millones de toneladas de plásticos a los océanos, "lo que equivale a arrojar al mar cada minuto un camión repleto de plástico". Además, ha indicado que los plásticos de un sólo uso representan el 40% del plástico producido al año, muchos de los cuales, como el caso de las bolsas o los envoltorios, tienen una utilidad de "pocos minutos a unas horas, pero perduran en el medio ambiente durante cientos de años".

Un problema que se "ha incrementado" durante la pandemia por las "toneladas" de plásticos desechables utilizados como "medidas profilácticas", ha resaltado Asiron, que ha afirmado que el uso actual de los plásticos "es insostenible". Por eso, ha abogado por "ir a la raíz del problema, apostando por reducir el plástico en circulación y garantizando su reciclaje". "Y para eso nada mejor que el ámbito de lo local", ha aseverado.

PROPUESTA DE ORDENANZA

El título primero de la propuesta de Ordenanza recoge las disposiciones generales y la normativa, tanto europea, como estatal y foral sobre la que se sustenta. Es el título segundo el que desarrolla las medidas de limitación, prevención y concienciación sobre los productos de plástico de un solo uso. Así, el artículo 3 regula la prohibición al comercio, hostelería o reparto a domicilio de bolsas de plástico de un solo uso, la misma limitación que se aplicaría a las cápsulas no reciclables o a artículos como pajitas, bastoncillos o cubiertos de plástico no amparados por la normativa europea.

En la misma línea se expresa el artículo 4 respecto a la vajilla desechable en locales de restauración y hostelería, especificando que la de plástico de un solo uso estará prohibida en todos los espacios de titularidad municipal y en los eventos organizados, patrocinados o subvencionados por el Ayuntamiento.

El Consistorio, asimismo, prohibiría el uso de plásticos para invernaderos en las huertas o jardines de titularidad municipal, programando la sustitución por otros materiales más sostenibles. En el caso de las huertas particulares, la propuesta de ordenanza apuesta por un control estricto respecto al estado y la conservación de estas cubiertas plásticas y la puesta en marcha de campañas de concienciación tendentes a la necesidad de sustituirlas.

La propuesta plantea, además, la prohibición de arrojar colillas al suelo ya que la mayoría de ellas son de acetato de celulosa "un material plástico que no es biodegradable y es altamente contaminante". Habilitar, junto a la Mancomunidad, espacios de reciclaje para estos materiales a la vez que se amplían las dotaciones de ceniceros públicos y se ponen en marcha campañas de concienciación con reparto de ceniceros portátiles, son algunas de las propuestas incluidas en el texto.

La ordenanza de EH Bildu también plantea la prevención y la promoción de alternativas. Así, se propone hacer exigible que los eventos y actividades festivas en espacios públicos tengan que contar con un plan de residuos, cuya existencia o no condicionaría la concesión de licencias. Esos planes deberían incluir estimaciones sobre los residuos que se generarán en el evento y previsiones de los medios con los que se contará para su retirada.

En la misma línea, se promoverá la creación de una guía de eventos sostenibles cuyo objetivo será "ayudar a empresas y entidades que quieran organizar celebraciones en Pamplona a que puedan cumplir los requisitos de esta ordenanza".

En este bloque se incluye también la apuesta del Ayuntamiento por el agua de grifo frente a la envasada en botellas de plástico. Así, se propone establecer la obligación de ofertar alternativas a este producto y, en todo caso, garantizar el acceso al agua de grifo mediante vasos o botellas reutilizables.

FOMENTAR LA COMPRA VERDE Y LA ECONOMÍA CIRCULAR

Otro de los pilares de esta propuesta de ordenanza es implicar al Ayuntamiento en el catálogo de buenas prácticas. El Plan de Contratación Pública Verde (artículo 10) va en esta línea y aboga por impulsar y priorizar en sus adquisiciones, materiales reutilizables y productos reciclables. Una vez aprobada la ordenanza, se darían seis meses para la redacción de este plan que implicaría, entre otras cosas, puntuar al máximo en los pliegos de contratación el uso de estos materiales.

En la línea de apoyo a la economía circular, el texto apuesta porque el mobiliario urbano, salvo aquel que se sitúe en entornos históricos y deba cumplir normativa específica, se haga con material plástico 100% reciclado. Esto son papeleras, bancos, bolardos, aparcabicis, vallados, jardineras etc.

La ordenanza también prevé un régimen sancionador y de inspección, aunque en la propuesta presentada no se especifican multas ya que éstas deberían ser propuestas en su caso por los técnicos municipales. Sí se especifica la obligatoriedad de restitución de los entornos públicos a sus "estados originales" y se señala la responsabilidad de inspección que "deberá contar con la colaboración de Policía Municipal y seguir los criterios de los técnicos".

CAMPAÑAS DE INFORMACIÓN

La formación abertzale propone un periodo de transición entre la aprobación de la ordenanza y su plena aplicación, periodo que se dedicaría a la puesta en marcha de una "amplia campaña de información y concienciación". Entre sus acciones destacan el distintivo medioambiental 'leones verdes' que se concedería a los establecimientos comerciales u hosteleros "más respetuosos" con el contenido de esta ordenanza; y "un concurso ciudadano para proyectos de prevención que tendría carácter anual, buscaría la participación e implicación ciudadana y premiaría con vales canjeables por productos de consumo responsable".

Finalmente, y respecto a la tramitación, EH Bildu plantea "no iniciarla hasta que se celebre una primera consulta pública que buscaría recabar la opinión de los sujetos y organizaciones más representativas de la ciudad y la Comunidad a nivel medioambiental para mejorar el texto". Sólo entonces se empezaría a tramitar en el Ayuntamiento y EH Bildu calcula que, si obtiene el respaldo de la oposición, la norma podría ser aprobada definitivamente para la primavera de 2022.

Ceniceros públicos y prohibir arrojar colillas en Pamplona, entre las propuestas de EH Bildu
Comentarios