Maya defiende la instalación "provisional" de terrazas en la plazuela de San José

Maya defiende la instalación "provisional" de terrazas en la plazuela de San José

Lamenta que los hosteleros "son los paganos" de la crisis y aboga por instalar terrazas provisionales durante la pandemia. Descarta que las terrazas en la plaza San José se queden de forma definitiva y plantea que se pueden consolidar en Sarasate

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que "los hosteleros siguen siendo los paganos de algo que no generan", después de que el Gobierno de Navarra haya decidido cerrar el interior de los establecimientos para tratar de frenar el avance del Covid-19.

En este contexto, el alcalde ha abogado por favorecer nuevas terrazas para la hostelería en la ciudad, algunas de las cuales sólo funcionarían durante la pandemia, como en el caso de la plaza de San José, y otras podría tener carácter definitivo, como en el Paseo de Sarasate.

Después de las nuevas restricciones anunciadas por el Gobierno foral, Enrique Maya ha señalado en declaraciones a los medios que "la propia consejera dijo que -el cierre de interiores- no es tanto por los contagios directos que se puedan producir en los locales sino porque la hostelería anima a la gente a salir y de ahí pueden derivar esos contagios". "Por lo menos hay que saber que las cosas se están haciendo bien en el interior y que esos contagios no vienen de ahí. Sería bueno tener los datos que relacionen la hostelería con los contagios, que parece que era la razón de peso", ha dicho.

Del mismo modo, sobre la limitación del espacio privado a la unidad convivencial, Maya ha señalado que "también los temas familiares habría que medir, porque para mí no está claro el tema de las personas mayores, personas que viven solas, cómo se define la unidad convivencial". "Alguien que vive solo debería poder tener la compañía de su propia familia, aunque fueran dos unidades convivenciales", ha apuntado.

Al margen de eso, Maya ha señalado que "los datos son preocupantes, esto no va bien, y aunque Navarra está mejor que otras comunidades en este momento, los datos objetivamente son malos, y por lo tanto es lógico que se quieran tomar medidas".

Sin embargo, ha dicho que "esto es un poco, no ya en Navarra sino en general, la ceremonia de la confusión, cada comunidad hace una cosa, ese famoso Consejo Interterritorial es un auténtico galimatías, esto no va bien, hay que poner orden y tenemos que trabajar juntos para trasladar a los ciudadanos un mensaje claro de cuáles son las medidas y cómo se lucha contra la pandemia". "Esto así no va bien", ha insistido.

En cuanto a las nuevas terrazas que el Ayuntamiento de Pamplona autorice a abrir para paliar los efectos de la crisis en la hostelería, Enrique Maya ha señalado que "habrá unas terrazas que son exclusivamente Covid y cuando esto acabe no existirán, y habrá otras que son terrazas que tienen un carácter más definitivo". "En el Paseo de Sarasate u otros lugares que tienen un diseño que lo permite se podrá pensar en consolidar determinados espacios y en otros lugares no. La plaza de San José en mi mente no está que acabe siendo una terraza consolidada para siempre, porque no es una zona hostelera, es una zona de carácter tranquilo, de paseo relajado. Creo que no está en la mente de nadie que sea terraza definitiva", ha dicho.

El alcalde ha añadido que en el Ayuntamiento "estamos todos por la labor de pelear provisionalmente contra esta pandemia, favoreciendo las terrazas, pero que las que se consoliden sean menos que las que ahora se puedan autorizar, sin ninguna duda".

Por último, en cuanto al toque de queda, ha considerado que "está bien como está" (de 23 a 6 horas). "En Nochevieja, que a las 23 todos tuvieran que estar en casa generaba que muchas familias prácticamente no pudieran cenar juntas y que algunas tomaran la decisión de quedarse a dormir y casi es peor. Yo creo que está bien como está, creo que está funcionando que esté todo el mundo en casa a las once", ha señalado.

EP

Maya defiende la instalación "provisional" de terrazas en la plazuela de San José